sábado, 21 de enero de 2017

431.Yo me enamoré de Piglia

Ricardo Piglia, ese nombre lo escuché por vez primera hace años…, casi al final de un curso de escritura creativa y su tesis sobre el cuento me enganchó. No había leído nada de él pero como ya navegaba por Internet busqué todo lo que pude.
Eso pasa con algunos escritores y es lo que más me gusta: la búsqueda, ese preguntarme ¿qué habrá querido decir?

-Un cuento siempre cuenta dos historias.
-Un relato visible esconde un relato secreto.
-Cada una de las dos historias se cuenta de un modo distinto.
-Lo que es superfluo en una historia, es básico en la otra.
-El cuento es un relato que encierra un relato secreto, la historia secreta es la clave de la forma del cuento.
-Lo más importante nunca se cuenta. La historia secreta se construye con lo no dicho, con el sobreentendido y la alusión. Usa con tal maestría el arte de la elipsis que logra que se note la ausencia de otro relato.

Y así sigue con su tesis, y es ahí, en la maestría donde está el quid de la cuestión y para eso Piglia nos remite a sus maestros y los caminos se multiplican en ese aprendizaje que trato de buscar. Porque ¿no es quizás el cuento el género más difícil?
Por ese tiempo yo no había leído ningún libro de Piglia, pero sí comprobé en sus entrevistas las vueltas que él daba a la forma de las novelas. Una novela primero tiene que estar bien escrita y además tiene que contar una buena historia. Y hablaba en ellas también sobre la forma: "¿recuerdan la escena de Anna Karenina en el tren leyendo y una luz en la cabina que le ilumina el libro?", en lo que nos fijamos es en cómo el autor ha construido esa escena.
Sí, vale, pero ¿y la historia?, porque no son todas tan buenas como está, en eso estaréis de acuerdo.

Escribo en la cocina de mi casa y veo una bonita forma, una orza de cerámica que puede contener multitud de cosas; ahora sirve para guardar útiles de cocina, pero en su tiempo guardaba el lomo de cerdo en manteca “colorá” que provenía de la matanza del cerdo que hacía una amiga de mi madre. Ese olor, sabor, residuos de chicharrones que te encontrabas al terminar el contenido…

Las buenas historias también se recuerdan como una sinestesia de olores y sabores dependiendo de su forma y contenido, como las de Piglia. 

Y, claro, si intentas aprender a escribir y te gusta investigar, ¿cómo no te vas a enamorar de sus opiniones, de sus libros. Y es cuando lamentas que se vayan tan pronto estas personas que tanto enseñan con su quehacer.

Para saber más sobre su tesis sobre el cuento:

http://biblio3.url.edu.gt/Libros/T_s_cuento.pdf

14 comentarios:

Myriam dijo...

Ah! Qué interesante todo lo que dices Isabel!

Fíjate que yo había leído Blanco Nocturno de Piglia,
pero no me llegó, quizás yo no estaba en ese momento
muy receptiva para este tema, más sí me llegó,
Plata quemada, que se llevó a la pantalla luego.

Me bajé el archivo sobre la tesis para leerlo
más tarde.

Un abrazo y muy ben fin de semana



Isabel Martínez Barquero dijo...

Piglia es magnífico, siempre interesante. Una pena que se nos haya ido.
Te dejo aquí un enlace donde se recogen ideas suyas sobre el cuento:
https://lacanciondelasirena.wordpress.com/2017/01/07/el-cuento/

Ah…, los sabores de antaño, de cuando éramos crías… Lo que daría yo por recuperar alguno de ellos también.

Un beso muy grande, tocaya.

NáN dijo...

Cuando leí que había muerto estaba a la mitad de "Respiración artificial" y sentí que se hubiera muerto.

Indigo Horizonte dijo...

Hermoso, Isabel. Lo desconocía pero, a partir de ahora, lo conoceré. Besos.

Noite de luna dijo...

Todos nos iremos. Los que se van dejan una estela difícil de olvidar. No deja su lectura.

En mi caso, con la marcha de Alfonso, me deja, una estela de sencillez y humanidad muy profunda.

Un beso




enric batiste dijo...

Y se van, se nos van, pero se quedan
presencia de una ausencia quedamente...

Isabel dijo...

Tocaya, qué gusto compartir cosas.
Ya vi el enlace, gracias y besos.

Isabel dijo...

NáN, un choque, debe cambiar hasta la manera de leerlo.
Espero que estés bien. Un abrazo.

Isabel dijo...

Indigo, espero lo disfrutes como yo. Gracias y besos.

Isabel dijo...

Myriam, que tú lo encuentres interesante me da alegría, y que sigas mis enlaces aún más.
Gracias y abrazos. Y buen fin de semana nuevo para ti también.

Isabel dijo...

Noite, por supuesto que si a la persona que se va la conocemos y mantenemos otros lazos, eso está por encima de otra clase de sentimiento.
No sé a qué Alfonso te refieres pero sí aprecio tu sentir y lo comprendo.
Abrazos.

Isabel dijo...

enric, un hermoso y delicado poema para definir la pérdida de un escritor que admiro.
Gracias y besos.

Anónimo dijo...

A mí me sirven tus guías de guía. Así que buscaré a Piglia. No tenía el gusto.UVA

Isabel dijo...

Ay, Uva, cómo me hubiera gustado presentártelo en persona, sería señal de que yo también lo hubiera podido conocer, jejeje...
Abrazos.