martes, 8 de agosto de 2017

445. El monte

Este podía ser muy bien un cuento de fantasmas.  

Si en vez de tomar las fotos por la mañana hubiera preferido las últimas horas del día.

Pero no lo es, ya me gustaría dejar volar la imaginación. Sin embargo esta realidad es tan abrumadora que no deja paso a la fantasía. 
En un principio fue un pinar precioso con vistas al río y su afluente. 
Y recién construido uno de los mejores camping que he visto. 
Ahora es la metáfora de esta España del derroche y abandono.