viernes, 25 de mayo de 2018

473. Admiración


Ella acudía a la playa todos los días si no llovía. No era una mujer joven, pero sí presumida. En verano llevaba debajo de su túnica un bañador distinto, día sí y día no, pero nunca se bañaba, sólo leía. Por eso, para averiguar aquello que tan embelesada la tenía, el faro se inclinaba cada día un poquito más.

miércoles, 2 de mayo de 2018

472. A vueltas con el libro


Sí, no digo "mi libro" porque siempre me ha dado pudor emplear el blog para publicitarme, y no repito post por mí, de verdad, que no sé yo venderme, ni lo intento. Si hasta se me olvidó poner en la biografía el nombre de este blog, al que le tengo un especial cariño; por el tiempo que hace que lo cree, el momento en que se lo dediqué a mi madre, modista de profesión, y porque me ha dado la oportunidad de conocer en este medio a personas estupendas y aprender de ellas.

Repito post porque mis editores, Cecilia Ojeda y Antonio Abad, se lo merecen, porque son unos profesionales que trabajan muy bien y cuidan lo que hacen, y, cómo no, a sus escritores.

Me han mandado la confirmación de los horarios en la feria, en esta tarjetita tan simpática, y al ver a esta niña me he acordado, también, que no he puesto el enlace a una reseña sobre el libro que en la fecha de publicación me hicieron aquí.


lunes, 23 de abril de 2018

471. Felicidad y buenos libros

Desde este día del Libro que es hoy y que tanto me gusta porque viví en Barcelona y allí es una fiesta, me acostumbré a visitar las ferias del libro en cualquier ciudad porque los adoro.


Hoy estoy feliz también porque este año voy a visitar la feria del libro de Sevilla por dentro. Quiero decir, que estaré firmando mi libro “El viento que agita las agujas” en la caseta Botica de Lectores el martes día 8 de mayo a las 21h. y el miércoles día 9 en la caseta de mi editorial, Maclein y Parker, a las 19h.


domingo, 8 de abril de 2018

470. Como una quizá mano

" La primavera es como una quizá mano
que llega cuidadosamente saliendo de ninguna parte
arreglando una ventana
hacia dentro de la cual todos miran
mientras todos se quedan absortos ella arregla y cambia
coloca cuidadosamente allí una cosa extraña
y aquí una cosa conocida
y cambiándolo todo cuidadosamente.
La primavera es como una quizá mano en una ventana
cuidadosamente acá y allá
moviendo nuevas y viejas cosas
mientras todos miran absortos cuidadosamente
moviendo una quizá fracción de flor aquí
colocando una pulgada de aire ahí
y sin romper nada. "
                                 e. e. cummings

miércoles, 28 de marzo de 2018

469. Buscando el equilibrio



Estoy revisando notas y leo una de El Roto “guardar silencio para poder oír”. Y todo está ahí, en la escucha. Yo veo y siento la escucha no sólo en el sonido, sino en estar atento al “otro” porque también miramos sin ver. ¡Hay tanto en los gestos!

Desde donde escribo veo los árboles vistiéndose de nuevo con ese verdor fresco y nuevo. Ahora sí, ya está aquí la primavera. Todo se renueva menos nosotros. Cada vez veo más conservadurismo y esto me entristece.

Sé que pensaréis: qué bonito el campo, qué poético y qué bien lo que ves desde ahí. Lo que no sabéis, o sí, es que también estoy viendo como está una casa de familia a media mañana donde todos están muy cansados y vienen a descansar…

miércoles, 21 de marzo de 2018

468. Primavera casi invierno



No es que me moleste, no
la lluvia limpia y siembra.




Pero este croar
de ramas
en primavera...

viernes, 9 de marzo de 2018

467. Abre puertas y ventanas que...



BIEN SABES
que el mundo tiene una puerta,
la puerta tiene una llave,
y la llave abre una noche
corta pero interminable.
Luis Rosales. CANCIONES

jueves, 8 de marzo de 2018

domingo, 4 de marzo de 2018

465. Hoy ha salido el sol


El hombre se prepara


y: ¡chan, ta, ta, chan!

domingo, 18 de febrero de 2018

464. Como yo


Hoy tengo ganas de escribir porque he encontrado mi cuaderno perdido que lleva mi nombre: JIMENA

Lo último que conté fue mi experiencia con el yoga. Uf, lo dejé pronto. Ya hago yo bastante ejercicio aquí, y más desde que mi señora tuvo que poner mis papeles en regla, porque eso sí, ella conmigo está más que contenta y su nuera aún más. Es linda su nuera, nada más saberlo me regaló un móvil en el que no sé qué hizo, pero puedo oír a mi señora desde cualquier parte de la casa y es grande esta casa, dos pisos unidos por una escalera circular que no sé yo cómo no me he caído más de una vez limpiándola de rodillas. 

Menos mal que antes de morir el marido de mi señora pusieron un ascensor. Siempre que lo nombro me viene a la cabeza su imagen. Tirado en el suelo estaba cuando entré a limpiar su despacho. Tenía el teléfono en la mano. En el entierro alguien dijo: el infarto seguro le dio cuando se enteró de la gran bajada la bolsa.
Los que tienen tanto no me extraña que mueran de eso, en cambio, nadie sabe de los suicidios que hay por tanta necesidad, esos no salen en las noticias, de esos sólo habla el boca a boca de la miseria.

De eso, de las invisibles, quería yo hablar y siempre me voy a otra cosa, porque esta mañana mientras estaba en el váter cogí una revista de mi señora, como tarda tanto en hacer lo suyo, tiene un revistero repleto en el cuarto de baño. Abrí una al azar y vi a Opra vestida de negro como todas las demás artistas en los Globos de oro, ¡lo que me gusta a mí verlas! Pero de negro… oich, con lo bonito que está el colorido de los modelos tan variados y bonitos que enseñan… Me he quedado de piedra con lo que decía Opra: que su madre fue una mujer de la limpieza, ¡como yo! Y nombraba a otra mujer de color que la violaron, que se llamaba…, me acuerdo del apellido, Tailor.

Y digo yo, ¿ahora se acuerdan?, ¡ni que no hiciera tiempo que violan, asedian, y abusan de mil maneras de nosotras! Claro que no es lo mismo si lo hacen a ellas. Me imagino que por eso el luto, eso sí, lleno de encajes y hasta una mariposa blanca llevaba una en el vestido negro. Mariposas como las que deben llevarse el alma de tantas mujeres asesinadas y eso que dicen que estos países son civilizados. Pero bueno, como dice el refrán “más vale tarde que nunca” para protestar.
¿De qué irán en los Oscar?

viernes, 9 de febrero de 2018

463. Ya que estamos…


Con nieve, poemas y leyendo a Emily...


El agua se aprende por la sed;
la tierra, por los océanos atravesados;
el éxtasis, por la agonía.
La paz se revela por las batallas;
el amor, por el recuerdo de los que se fueron;
los pájaros, por la nieve.

Emily Dickinson, “El viento comenzó a mecer la hierba” en Nórdica Libros, con unas bellísimas ilustraciones.

jueves, 25 de enero de 2018

462. Mis hojas preferidas


Mis hojas preferidas

Las hojas ya se van a su retiro,
a la cuneta estrecha, a la laguna,
donde las lleve el aire, en su suspiro.
Hay días de invierno que presiento
en mi ventana no encontrar ninguna
-ya serán alas de su dueño el viento-
y busco, es el final, las recogidas,
guardadas en los libros, una a una,
me señalan mis hojas preferidas.


Jesús Tortajada, Malosdías.