lunes, 4 de junio de 2012

253. En guardia

Me estoy blindando ante nuevos acontecimientos

21 comentarios:

Eastriver dijo...

Necesitaremos unos cuantos como ese, me temo, jaja.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, querida, quizá tendrías que empezar a aprovisionarte... Besazos.

Cabopá dijo...

ja,ja,ja,...ya me mandarás tus poderes para mi blindaje. Me has recordado con la imagen a los "master del universo"me parece que se llamaban así, con ellos jugaba mi hijo...

Buen mensaje se puede tomar de muchas maneras...
Ya nos contarás eso de tu "novelita"espero noticias y mucha suerte...
Besicos.

Anónimo dijo...

El oráculo que nos informa no se ajusta a la realidad.Para lo que se nos viene encima tenemos que ser precavidos. Ya sabes que tienes un sitio en mi "bunker". Besitos. Ave Peregrina.

bixen dijo...

FPS 50. Te falta la crema con Factor de Protección Solar alto, decía.

Myriam dijo...

¡Ay! ¡Madre mia! como pa´sconderse...

Besos

José Luis Ríos Gabás dijo...

Haces bien, quizás sea poco...

Un saludo

Marta dijo...

juas!!! Mis manos ya está arriba.
jejeje
no me extraña que tu instinto te lleve a esto...

Un beso

Paloma Corrales dijo...

Vine en son de paz ;-)

Besos.

Elvira dijo...

Qué pena, ¿verdad? Un beso

VERONICA LEONETTI dijo...

Necesitaremos todas las armas posibles y ser más fuertes que de costumbre.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Explícame cómo, que yo tengo un canguele que no veas.
Un beso.

Francesc Cornadó dijo...

Así, todos disminuidos, amarillos, pequeñitos y bien armados.
Salud
Francesc Cornadó

virgi dijo...

Pues no sé porque los enemigos tienen una cantidad de estrategias...
:( :(

Besos

Maria Dolors dijo...

Da pena, era impensable esta
situación...

Un abrazo.

Ladelmedio dijo...

¿No tienes uno para mi? No me vendría nada mal.

Myriam dijo...

Vuelo, Isabel, para agradecerte tu cariñoso comentario en la entradade mi padre. As es, por eso los seguiremos recordando.

Besos

(* dijo...

Yo procuro blindarme con la palabra, con los sonidos, aunque cada vez nos pinten por más ciegos, por más sordos.
Un abrazo, Isabel.

giovanni dijo...

El mundo parece a veces un gran juego malo.

Besos

Isabel dijo...

Bueno, ya está. No sé vosotros, pero yo tengo un calor con la armadura que no puedo más.

Me la quito y me armaré por dentro que creo es más eficaz.

Gracias por acompañarme en la aventura y muchos besos.

Aquí me quedaré... dijo...

Sí, mejor que te la quites. Tiempo habrá.
¿ Nos valdría un tirachinas y una vuelta por Marbella?