domingo, 17 de junio de 2012

255. Releyendo a Michael Chejov


 “El arte no es como la vida. El arte no puede ser como la vida, porque en la vida la mayor parte de las personas no saben lo que quieren. Pero el actor debe saber siempre lo que quiere el personaje. ¡El personaje debe tener siempre objetivos netamente definidos!”.

Y Chejov iba incluso más lejos. Decía: 

“Para el actor, no basta con tener simplemente un objetivo, ni siquiera sentir un tibio deseo de algo. 
Debes visualizar el objetivo como si se realizara constantemente..., es la visión del objetivo que se realiza lo que crea el impulso para un intenso deseo. Esto es lo que le dará vida a tu papel”.


21 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

No cansa nunca y siempre se aprende algo de él para el teatro y para la vida.

Respira fuerte. No tengas miedo y a por ella.
Disfruta ese momento al máximo. Será especial e irrepetible.



break a leg.

Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

Lástima que sus palabras sean tan ciertas. No acabamos nunca de saber bien qué queremos. Sólo en la ficción alcanzamos esa visión. Y lo curioso es que los lectores y/o espectadores desean y necesitan esa claridad en los personajes de ficción que recrean la vida. Besos, querida amiga, has hecho una selección preciosa.

Eastriver dijo...

Siempre me han parecido interesantes las meditaciones sobre la interpretación, porque es un arte vivo. El actor debe ser alguien culto, que realice una creación. Que se prepare, que sepa hacia dónde se dirige y lo haga de forma inteligente. Es por eso que la concepción actual del actor, algo así como una plastilina amorfa a la que el director le da forma me parece el principio del desastre teatral y cinematográfico. El actor debe ser sujeto, no instrumento.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Está claro que los seres humanos necesitamos héroes, aunque sean antihéroes; pero, en cualquier caso, seres con objetivos definidos, de una pieza. Nosotros, los actores de la vida, no conocemos nuestro auténtico papel. Los actores del teatro, sí.
Magnífica elección de citas.
Un abrazo.

Ladelmedio dijo...

Hace algún tiempo, cuando subía a un escenario, tenía el convencimiento de que no había nada en el mundo más intenso, excitante, sublime. El objetivo claro, el deseo a flor de piel. Y el aplauso.
Gracias, me has devuelto esas sensaciones.

Anónimo dijo...

Disfruta del momento, estoy segura de que todo saldrá bien. Mañana estaremos contigo para aplaudirte y ¡bravo! Un fuerte abrazo y ya sabes, la frase ¡Mucha m...!

Anónimo dijo...

Ya sabes...El Ave Peregrina sobrevolará el escenario. Un fuerte abrazo.

Marta dijo...

Convirtámonos en protagonistas de nuestra vida, cojámos las riendas, marquémonos objetivos y seamos como los actores de las grandes películas para poder dirigir nuestros caminos.
Un beso

Aquí me quedaré... dijo...

Esperando contestación me hallo...

¿ Te divertiste?

Abrazos

(* dijo...

Es curioso. Andamos por la vida tantas veces tan perdidos, que parece casi contradictorio que para insuflarle vida a un personaje teatral haga falta justo lo contrario, definirlo, poner en marcha nuestro motor y ¿descubrir, quizás que somos como el humo que se disuelve?
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Hubo una época que yo ponía en práctica estos consejos encima de un escenario... qué tiempos.

Gracias por traerme el recuerdo.

Un beso.

Myriam dijo...

Gracias Isabel, pues ahora que he descansado en el agua, tomaré el consejo de Chejov de visualizar mi deseo...

Besos

virgi dijo...

La ficción nos sirve para escapar de nuestra vida o para darle un sentido que no sabíamos.
Y que los actores se lo crean, si no, no acabamos de lograrlo.
Besazo, Isabel

Elvira dijo...

Espero que haya ido muy bien la obra. Besos!

Humberto Dib dijo...

¿Cómo fue eso?
Saludos.
HD

iliamehoy dijo...

Seguimos sin saber interpretar la vida, y mucho menos vivirla.....
Una sonrisa

Josep Vilaplana dijo...

Actores y actrices obsesionados con interpretar a la perfección un guión jamás escrito, y por si esto parece poco, sigue estando inlocalizable el que escribe las aceradas y biliosas críticas. Si no fuera porque tampoco tengo el gusto de conocerlo, confieso que a veces me dan ganas de interpelar al director.


De todas formas, me gusta pensar que estas disfrutando de tu precioso trabajo y que el viento se ha obsesionado con soplar de forma precisa y favorable.

LA ZARZAMORA dijo...

Por suerte el arte no es como la vida.
Y recrearnos en él, es vivirlo a nuestra imagen.

Al actor, le toca trascender ese universo entre realidad y ficción, encarnando en carne y hueso, el fino papel que lo envolvía y rodeaba en las páginas de un libro.

Un beso, Isabel.

Isabel dijo...

Aquí, miedo no pero sí un agujero en el estomago que ni te cuento.
Otro abrazo para ti.

Isabel, tú de eso sabes más que yo y de esa identificación de los lectores.
Gracias y besos.

Eastrives, te asombrarías de la creatividad que tienen algunas personas sin apenas formación; te estoy hablando de mujeres que sin saber leer han interpretado a Lorca y han sabido reflejar su sentir mejor que actores bastante estudiados.
Otro abrazo para ti.

Isabel M., el hecho de pasar al papel todas esas vidas repletas de emociones le da seguridad al autor; puede que por eso nos guste escribir, pero te aseguro que subirse a un escenario es bien difícil, ahí no hay mesa donde apoyarse y el conocimiento también se tambalea. Otro abrazo para ti.

Ladelmedio, ¡qué sorpresa! Tú también has experimentado ese gusanillo. Me alegro de habértelo recordado.
Besos.

Isabel dijo...

Ave, qué te voy a decir que no sepas ya. Darte de nuevo las gracias por tu interés en reflejarlo y muchos besos.

Marta, ahora más que nunca necesitamos agarrar bien fuerte esas riendas, ya está bien de que nos manejen a su antojo y ambición.
Besos.

Aquí, tanto como divertirme esta vez... teniendo en cuenta lo que me cuesta meterme en un papel malvado..., pero en el camino previo para crear siempre lo pasó muy bien.
Gracias por tu interés y otro fuerte abrazo.

(*, quizás sea ese espejo que necesitamos para que nos devuelva la imagen perdida. Acaso porque, como el dicho anuncia, la joroba no la vemos porque siempre la llevamos detrás. O puede que, como bien dices no queramos disolvernos, ya ves, tan importantes nos creemos. Qué tontería, ¿verdad?
Otro abrazo para ti.

Paloma, qué bien, estoy acompañada de buenas actrices. Me alegra haber despertado tus recuerdos. Más besos.

Isabel dijo...

Myriam, me alegro de tus vacaciones. Besos y gracias a ti.

Virgi, lo dices muy bien, lo de los actores depende, menos mal que los buenos dejaron mucho escrito. Más besos para ti.

Elvira, gracias por tus deseos, la verdad es que ha sido mejor de lo que esperábamos. Besos.

Humberto, te digo lo mismo que a Elvira. Saludos cordiales.

iliamehoy, qué sorpresa. Estoy de acuerdo contigo. Mis sonrisas y besos para ti.

Joseph, no puedo estar más de acuerdo contigo; me estas hablando de la vida, esa que nos atraviesa y que se puede criticar encima de un escenario, si no ¿de qué serviría la ficción? Los acontecimientos vividos los ha contado mejor la literatura, el cine y el teatro que los historiadores al servicio del poder de turno.
Te noto pelín pesimista y, la verdad, no me extraña con la que está cayendo. Ánimo y besos.

Zarzamora, lo describes muy bien, pedazo de artista eres, seguro que también has actuado.
Besos