martes, 26 de junio de 2012

256. Quisiera...


Poseer la adherencia de la enredadera.

O las uñas del camaleón para no caerme en el precipicio al que nos abocan continuamente.

21 comentarios:

José Luis Ríos Gabás dijo...

Yo también, y estoy seguro de que otros muchos también.

Un saludo, Isabel.

Aquí me quedaré... dijo...

Y yo..

Besos

Ladelmedio dijo...

Pues toca agarrarse con uñas y dientes. Aprendiendo de la naturaleza, como debe ser.

Besos

Marta dijo...

Lo mismo digo...

Pilar Vidal Clavería dijo...

Y también quiero seguir los sueños de la enredadera hacía el cielo y la adaptación del camaleón, porque estoy cansada de gastar tanta energía para combatir ese miedo al precipicio.

Un abrazo Isabel

Maria Dolors dijo...

Poseer ambas cosas a la vez,
como la naturaleza nos enseña,
sería lo ideal.

Abrazos.

Elvira dijo...

Eso. Yo también. Y las ventositas de la salamanquesa...

Besos

Eastriver dijo...

Impresionante foto la primera... Lo dijo también Rubén Darío: Dichoso el árbol que es apenas sensitivo, y más la piedra dura porque esa ya no siente...

Bufff, si eres mínimamente sintiente este mundo jode mucho porque uno trata de ser camaleón para no caerse en un mundo de buitres.

NáN dijo...

pues así estamos, más o menos, querida Isabel: agarrados a una vertical de un muro.

Si derribamos el muro, caminaremos en horizontal.

Myriam dijo...

Tienes eso y mucho más.

NO hay que creer todo lo que te digan. especialmente los que mal te quieren.

Besos

Myriam dijo...

La verdadera potencia reside en nuestro interior y eso, nadie nos lo puede quitar. Jamás.

A menos que nosotros se lo otorguemos.

Más besos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Cuánta lucha por mantenerse en pie, Isabel, cuánta, por alejarnos del abismo, para levantarnos cada mañana y asistir a la pesadilla que nos envuelve.
Que no nos fallen las fuerzas en estos tiempos amargos.
Un beso.

Juglar dijo...

No podemos rendirnos, porque somos más fuertes y porque me niego a tirar la toalla para que esos buitres nos devoren.
Me aterra el conformismo que observo a mi alrededor...
Un abrazo.

virgi dijo...

Y la cola de los monos y el cuerpecillo ágil de la jineta. Volveremos al reino animal.
Besos, Isabel, ya veo el paralelismo que me dijiste.

Lucía dijo...

(Suspiro...suspiro...suspiro)
Desde la distancia leo con pánico las noticias sobre España... Bueno, pánico no es el único sentimiento, hay mucha frustración también.
Y parece que va para largo...

Espero que estés bien.

Un abrazo :)

(* dijo...

...y la voz hechicera de una sirena que lo cambiara todo.
Un abrazo.

Josep Vilaplana dijo...

Tengo excelentes noticias: los camaleones no sólo se agarran de forma eficaz, sino que se alimentan, entre otros manjares, de moscas cojoneras (espécimen del que, como es sabido, padecemos enorme y descontrolada plaga),

Como siempre me enredo.

Un beso camaleónico, Isabel.

Isabel dijo...

Veo con gusto que me acompañáis en mi intención de no caerme.

Estoy especializándome en maldad y después del ensayo que tuve el verano pasado con las moscas, éste me voy a dedicar a las cojoneras, como dice Josep, al menos en mi corto espacio las voy a tener a rayas.

Gracias por compartir sentimientos, preocupación e intentar buscar solución a lo que ocurre.

Y muchos besos.

Isabel dijo...

Si estuviéramos tan pendiente y entregados para solucionar problemas como ahora mismo están todos de la pantalla otro sería el panorama.

Pero toda la fuerza parece que se va al gritar gol.

Gemma dijo...

Qué bellas imágenes (las de la fotografía y esas otras verbales, tan bien hiladas y traídas)...
Abrazo grande

Isabel dijo...

Gracias, Gemma, otro enorme para ti.