jueves, 20 de mayo de 2010

140.Tan imposible como preguntarle algo a la imagen de un sueño


-¿A quién quieres más?
-No sé... que te lo diga... ella... –contestó Clara en un balbuceo casi incomprensible.
-¿Qué ella? –preguntó de nuevo el niño de los ojos grandes, mientras, con sus manitas cogía el rostro de su madre y lo movía de un lado a otro intentando despertarla.

Era raro, muy raro aquel sueño en el que estaba sumergida.
Clara, desdoblada en dos; no era un espejo, la mujer que tenía enfrente era ella misma, lo sabía porque estaba vestida de forma distinta. Los dos vestidos pertenecían a cada uno de sus embarazos: uno de lunares blancos sobre fondo rojo, otro de cuadritos en tonos pasteles.

-Mamá, mamá, despierta, estás sudando mucho. Dímelo mamá, dímelo, ¿a quién quieres más de los dos?



El título lo tome de un cuento de Filisberto Hernández “Nadie encendía las lámparas” y fue leyendo a Vila-Matas cómo lo descubrí. Pongo el enlace del cuento para que lo disfrutéis:

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/hndz/nadieen.htm

Hay veces que en un cuento no pasa nada relevante, hay veces que en un cuento la belleza o lo que te impresiona está en algunas de sus frases. Al leerlas... parece como si se levantaran del papel y volaran hacia el subconsciente del lector y allí germinaran.

19 comentarios:

Gemma dijo...

Te voy a contar una anécdota de mi sobrino Popi que es, ella misma, un cuento (e incluso un poema):
Una tarde de canguro, mi hermana pequeña le preguntó al Popi que a quién quería más: si a su amiguita del cole, una niña de su edad, o a ella...:
El Popi, que es más listo que el hambre, le contestó:
-A las dos. ;-P

(Aclaro que el Popi tiene una innegable habilidad por salir airoso de todas las encerronas que le tendemos.)
(Y qué foto más bonita, Isabel)

Un abrazo

Isabel dijo...

¡Qué tierno, Gemma! Te agradezco la confianza, tu sobrino demuestra de sobras su inteligencia.
Gracias por alabar la foto, no me gusta figurar, pero como el sueño -lo de verme a mi misma- es verdad que lo tuve hace años y que me impresionó, me pareció oportuna.

Muchos besos y un achuchón a tu sobrino.

VERONICA LEONETTI dijo...

Por eso me gusta leer antes de dormir. Los sueños cambian bastante.:)
Que bonita entrada, Isabel.

giovanni dijo...

La belleza está...en algunas de sus frases. Exacto! Eso es uno de los gustos grandes del leer, sin o con esa germinación en el subconsciente de que hablas. El escribir también tiene sus gustos pero son de carácter distinto. Ahí me gustan las frases que surgen del subconsciente y se exteriorizan e interiorizan a la vez para el lector dentro del escritor.

momo dijo...

Voy a coser un vestido
con retales de cuentos,
que vuele con el aire
que pese con el agua
que me cobije cuando...
mi voz se vuelva nada.

que bonito...alguien me dijo un dia que yo me vestia de palabras..pero con retales ecuentos debe de ser un vestido buffff
Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

NáN dijo...

Así es la literatura, donde los sueños se hablan de tú a tú con las realidades. "se habían amado hasta llegar a la inocencia", vaya frase germinal.

Hace una semana no conocía a Felisberto. Lara puso un texto de él en Las Playas de Siberia y, al poco, pones tú un cuento. Ambos, de los que llegan.

El Gran Jefe Popi tiene lenguas para convocar todas las fuerzas.

Mar dijo...

Me ha gustado tu historia Iabel.
Hasta luego,
Mar

Isabel dijo...

Y que bien se entra en el/los sueños en la compañía de un libro. Gracias, Vero, por tus palabras.

Para el lector dentro del escritor, interesante, giovanni. En el inconsciente, ese gran aliado, se guarda todo y cuando menos lo esperamos sale para disfrute de los dos: el lector y el escritor.

Me alegra mucho, momo, que te hayas fijado en estas palabras que no pretenden ser poema porque de poesía no entiendo. Es sólo un sentimiento y un propósito.
Otro abrazo para ti y bienvenida.

Muchas gracias por tu sonrisa, Hiperión, me agradará mucho volver a verte por aquí como a momo.

NáN, vengo de visitar Las playas..., lo puse en el google y ha sido una sorpresa más que agradable; mi primer impulso fue opinar, pero tendría que haberlo hecho en todos los post de la página con los que encontré afinidades y ahora me falta tiempo. El texto de Lara tiene también lo que más me gusta de este autor; primero sus frases que te dejan ¡plofff! Entonces te lleva como de la mano por ese doble recorrido de lo que cuenta, con esa especie de desgana o pereza que te introduce en su extrañamiento para quedarte ¡ufff!
Y después, como la ignorancia es atrevida, y yo más, porque tengo mucha,mucha... voy y me acuerdo de un sueño y lo pongo, ¡pa matarme!

Menos mal que pasáis por aquí para animarme, como tú, Mar, es un placer verte por aquí. Muchas gracias, de verdad. Vuelve siempre que quieras.

Miguel Baquero dijo...

Tienes razón en que hay cuentos mágicos, que están hechos con la misma matería y hasta las mismas palabras que tantos otros vulgares, y que, sin embargo, nadie sabe por que (si se supioera, todos los cuentos sería ansí) llegan al lector

NáN dijo...

Yo te veo poca ignorancia y mucha valentía. Ya ves.

Reyes dijo...

Me ha gustado mucho Isabel .

Viva la ignorancia.

Isabel dijo...

Miguel, yo creo que es el arte de cada cual el que hace el resultado, como no todo el mundo puede cantar ópera.

Gracias, NáN

Y a ti, Reyes.

Besos

Elvira dijo...

Totalmente de acuerdo con tu último párrafo. Y me ha gustado mucho toda la entrada. Una frase, como dices, o una imagen de un cuento nos puede llegar directo a las profundidades. Recuerdo que no hace muchos años estaba leyendo un cuento tradicional que no conocía (o no recordaba) y al llegar a un determinado episodio me puse a llorar sin saber por qué. Luego lo entendí.

Isabel dijo...

Seguro era algo hermoso, Elvira, porque con la belleza también se llora.

Gracias por tus palabras y besos.

Isabel González dijo...

Que manera tan ingeniosa y profunda, cala hasta los huesos el desespero del niño y la dulce y lenta partida de la madre. Triste, hermoso, ...muy buen relato.

Primera visita. Enlazo a través de Gemma. Saludos.

http://isabel-hoyvoyaescribir.blogspot.com

Isabel dijo...

Isabel, tocaya, agradezco mucho tus palabras, viniendo como vienen de la buena escritora que eres.
Un abrazo de bienvenida.

Myriam dijo...

Gracias por poner el enlace a esta entrada que no había leído.

Aquí te cuento un secreto: mi recién llegada tercera nieta se llama igualito que tú.

Besos

Isabel dijo...

Myriam, ¡ENHORABUENA! Me alegro mucho, otra tocaya genial.

Gracias por hacerme partícipe de tu alegría.

Un fuerte abrazo.