jueves, 13 de mayo de 2010

138. Eduard Punset


Busco una imagen de Eduard Punset para ilustrar el post y esta es la que más se repite.
¿Será por su actitud, positiva y, en parte, revolucionaria sobre los temas que trata?

El día que pensaba ir a la Feria del libro de Sevilla, una amiga me avisó que presentaba su último libro, así que después de comprar algunos en la Feria, me acerqué al hotel Alfonso XIII para escuchar a Punset.

Sólo lo había visto en televisión, desde el principio del programa Redes en aquel horario imposible, ahora resulta más cómodo seguirlo. En persona es cercano y mucho más cuando habla. Se quedó con el público, que abarrotaba una hermosa sala, nada más empezar. Yo hubiera preferido que ni siquiera lo hubieran presentado, dado que es de sobra conocido.

Primero situó a los seres humanos con relación a nuestro planeta y su velocidad y nos advirtió que mirásemos más las estrellas porque puede que en miles de años no las veamos.
Y una vez quedado claro que sólo nos parecemos a los crustáceos en la cabeza que protege nuestro cerebro, desechó todo el contenido dogmático del pensamiento heredado para decirnos que lo que nos han inculcado no es lo único que cuenta.

Las emociones ocupan casi todo el sitio en nuestro cerebro. Son el equipaje con el que venimos al mundo y lo hemos aparcado en aras de la razón. Ni siquiera la conciencia nos tiene que dar problemas porque los procesos cognitivos no la precisan para tomar una decisión. En la vida tomamos decisiones importantes guiados por la intuición más que por el conocimiento. Aunque estemos predeterminados genéticamente, es la experiencia individual la que incide en la capacidad cerebral.

Después de explicar algunos experimentos vistos en sus programas, como la resistencia o no de unos niños frente al deseo de comer caramelos, nos explicó que no estamos educados para gestionar las emociones con que venimos al mundo, ni lo estamos haciendo con nuestros hijos. Hay que enseñar a manejar las emociones, sobre todo en las primeras edades para que cuando lleguemos a ser adultos no tengamos tantos problemas para saber qué nos pasa por dentro. Distinguir entre la ansiedad y el miedo; concentrar y focalizar nuestra atención. En resumen incorporar a nuestra educación el aprendizaje emocional.

Puso en evidencia que en un mundo globalizado y con los problemas actuales el sistema educativo que tenemos no sirve y que hay que gestionar la diversidad; gestionar lo común siendo dispares, hace falta mucha interrelación para que se produzca la innovación; trabajar cooperativamente y no competitivamente; conciliar el entretenimiento con el conocimiento.

Y con su lenguaje sencillo en todo momento, con esa cercanía y ocurrencia, nos habló de sus nietas y de cómo les explica que nos resistimos, a veces, a cambiar de opinión cuando la materia cambia de sólido a líquido o de líquido a gaseoso. Y que si eso hace la materia, ¿cómo no va a cambiar de opinión una persona si no quiere que los acontecimientos se la lleven por delante?

No sabemos todas las respuestas, pero sí hay adelantos científicos sobre la plasticidad de nuestro cerebro. De todo esto habló para terminar con un consejo más:

“Sí os quedáis parados empequeñece el cuerpo, no veis nada”.

19 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

La verdad es que nunca he prestado mucha atenciòn a Punset, pero las cosas que dices que dice me parecen bastante sensatas, así que será cuestión de subir un poco el volumen de la tele cuando hable. Le vi una vez en el programa de José Mota prestándose a una broma y riéndose con una carcajada fresca y limpia y me pareció que, al menos, no era nada engreído y parecía tener un gran sentido del humor.

Reyes dijo...

A mí siempre me ha encantado y con algunos de sus programas he visto la vida bajo primas más provechosos, no te exagero nada .
Es uno de mis gurús , una vez comenté en su blog y me escribió un email preguntándome en qué planeta habitaba , y me hizo ilusión .
Luego supuse que sería su sistema de respuestas aleatorias de atención a fans .
Pero de todos modos , como lo que importan son las emociones, yo me lo pasé bien .
Emoción positiva , en este caso .
Besos, Isabel .

Reyes dijo...

Quise decir prismas .
Jejej.

Musaraña dijo...

Fascinante...

NáN dijo...

Es un personaje peculiar porque ve las cosas desde otra perspectiva. Sus entrevistas a científicos son un lujo y su postura es sencilla, prestándose a cualquier juego.

Posiblemente, porque enfoca la vida y el conocimiento como un juego agradable del que sabe que se va a morir (acaba de superar un cáncer) y decide aprovechar el tiempo que le queda.

En lo personal, le agradezco además que abriera con su mujer en Madrid el restaurante que más visito. Nabuco, al final de la calle Hortaleza. Debieron venderlo porque ya no lo veo nunca por allí.

Elvira dijo...

"nos habló de sus nietas y de cómo les explica que nos resistimos, a veces, a cambiar de opinión cuando la materia cambia de sólido a líquido o de líquido a gaseoso. Y que si eso hace la materia, ¿cómo no va a cambiar de opinión una persona si no quiere que los acontecimientos se la lleven por delante?"

Buenísimo. Me ha interesado mucho tu entrada. Conocí tu blog por el de Giovanni, aunque ahora te veo en otros blogs amigos. :-)

Respecto a la tendencia a no cambiar de opinión, o que eso se vea como un defecto, recuerdo unas palabras de Unamuno:

Lo más triste de todo es que solemos comprar la consecuencia a precio de la sinceridad, y que, a trueque de aparecer ante los demás como les hicimos esperar que apareceríamos, nos hacemos traición a nosotros mismos. Ser consecuente suele significar, las más de las veces, ser hipócrita. Y esto llega a envenenar las fuentes mismas de la vida moral íntima. (Miguel de Unamuno)

Saludos

Isabel dijo...

Miguel, tiene ya 73 añitos, ganas de vivir y sentido del humor. Se ve joven por su mirar y cómo mira el mundo, sobre todo, supongo, después de superar un cancer.

Reyes, no sabía que te gustaba, igual podías haber asistido.
Para mí fue una sorpresa, porque pensaba que presentaría el libro en pocos minutos, pero no, trata de transmitir cosas que son interesantes y de las que está convencido. Es como un soplo de aire fresco escucharlo.
También te beso.

Sí, Musaraña, me alegro que te guste.

NáN, lo del restaurante me ha sorprendido, no lo sabía.
Sólo por escucharle comentar sus charlas con tantos estudiosos del cerebro merece la pena.

Elvira, gracias por tu visita y tu aportación sobre Unamuno tan interesante. De su inteligencia dan cuenta sus escritos; lo que no me gustaba de él es que llamase a su mujer: "mi costumbre".

iliamehoy dijo...

Su sabiduría desborda, pero no crea rechazo. Porque es cercano, y da la impresión de saborear cada segundo con una ilusión inusitada.
Lo he escuchado varias veces en el programa de Buenafuente.
Interesante entrada. Dichosas emociones!!!
Una sonrisa

Anónimo dijo...

Me parece magnífica tu capacidad de síntesis. Tomé alguna nota en la exposición que hizo Punset -me encantó asistir- y, repasándolas, sólo añado a tu post, abundando en lo que escribes, algunas frases que me gustaron:
"Estamos sin domicilio fijo, ya que vamos en este planeta a 240 kms.por segundo. Miremos esas estrellas que no vamos a ver más".
"El cambio importante en las personas es el que se da en el corazón".
"La intuición, una fuente muy válida de conocimiento"
Fue muy significativo, cuando hablaba sobre la inteligencia social,cómo, ayudado de la intuición, llevó al violinista "loco" mejicano, a crear una magnífica orquesta.
Me quedo con el consejo de que gestionemos nuestras emociones, Solucionaremos conflictos.Besos de Uva.

Isabel dijo...

iliamehoy, sabiduría y con el tiempo que lleva entrevistando a cientificos mucho que contar.
Sonrisas y besos.

Uva, sabía que aportarías cosas interesantes.
Gracias y besos.

Anónimo dijo...

A mi tambien me gusta, escuchar y oir lo que dice y cómo lo dice. Me parece un privilegio que sea capaz de extraer y aplicar a la persona todo lo que un intelectual, conoce, pero no transmite. Isa, un post precioso!!!!

Isabel dijo...

Muchas gracias, R, me alegra mucho tu opinión.

Besitos

emege-e dijo...

Fue una tarde redonda, me encantó escuchar de su propia voz sus experiencias y su saber estar en este mundo loco. No sé por qué los que estamos afectados de una enfermedad así tenemos otro concepto de las perspectivas de la vida. Toda una lección de sabiduria y humildad.Un gran comunicador. Me alegra de que fuera una tarde feliz para nosotras. Un fuerte abrazo. Ya os avisaré de la próxima.

VERONICA LEONETTI dijo...

Que interesante, Isabel! me ha dejado de piedra lo de 'las emociones ocupan casi todo el sitio en nuestro cerebro'. Dándome cuenta, además, de que no solo ocupan sitio, sino tiempo, ganas y desganas...
Las dejamos apoderarse de todo. Y casi nunca somos conscientes de ello.

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
que temazo¡!¡
Emoción significa movimiento y está intimamente ligada a los sentidos. Sentimos y nos movemos. Y aunque fueramos sordas, mudas, ciegas, sin olfato ni gusto, aun nos quedaría la piel.

Besos sentidos***

Alfredo J. Ramos dijo...

Punset es un crack (quizás la expresión sea poco adecuada, pero no encuentro otra más precisa para definirlo). Y Redes, uno de los mejores programas de divulgación científica que ha habido nunca por aquí (aunque últimamente lo sigo menos); a veces incluso me recuerda a la mítica serie Cosmos de Carl Sagan; y con una ventaja, que sus intereses son más amplios. En cuanto a lo de las emociones, valorar su peso en el cómputo global de la inteligencia (y sobre todo en el ejercicio de una conducta inteligente) es tal vez la mayor revolución pedagógica de los últimos años. Haría falta, sin embargo, multiplicar los cursos de inteligencia emocional para adultos (y obligar a los políticos y banqueros a asistir a ellos). Interesantes temas, Isabel, y bien expuestos.

José Luis Ríos dijo...

Hola, Isabel. Sólo dos líneas para felicitarte por tu blog, lo que he visto me ha parecido muy interesante, y tengo que leerlo más despacio.

Saludos

carmen dijo...

Hablando de emociones, no me emociona a mí tanto, Punset
Lo que ahora parece novedad lleva más de veinticinco años ilustrando libros de psiquiatría( el experimento de los niños y los caramelos. El saber esperar la gratificación o no, y sus consecuencias en el transcurso de la vida...)

Y es que la emoción es lo primero!

Hasta cuando decidimos después de haberlo sopesado, decidimos desde lo que más "nos afecta", aunque no seamos conscientes de ello...
Un abrazo, Isabel

Isabel dijo...

emege-e, yo tambien me alegro. Otro abrazo para ti y gracias.

Vero, me alegro te haya resultado interesante, para mí también lo fue.

Un buen receptor la piel, Ofelia, y sí, el tema da para mucho. Un beso.

Gracias, Alfredo, tienes razón, sobre todo los políticos y los banqueros. A Carl Sagan también lo veía siempre.

Muchas gracias por tu visita, José Luis. Un saludo también para ti.

Cierto Carmen, pero no se nota el paso de los libros a la práctica, como en otras muchas cosas.
Un abrazo.