miércoles, 25 de noviembre de 2009

107. Todos los días...

te mataré un poquito más.

A pesar de que la reunión era divertida, no lo pasábamos bien. Cada vez que ella intentaba hablar, su pareja le mataba la palabra.

11 comentarios:

Reyes Uve dijo...

Muy apropiado para el día de hoy, contundente pero sin sangre.
Enhorabuena.

mar dijo...

Ella muy educadamente le deberia decir: "Perdona pero estoy hablando yo",

NáN dijo...

Muertos así dan para un hallowen multitudinario.

Buen micro

Freia dijo...

Ella o él, que se dan ambos casos... Yo estaba harta de ver ese comportamiento en el trabajo entre mi jefa y alguno de sus subordinados.
El problema no siempre es el sexo de la víctima, sino el poder del maltratador, tenga el sexo que tenga.
Un abrazo, querida Isabel.

emege-e dijo...

El maltrato psicológico seguirá generando víctimas. Quizá la pregunta del millón sería: ¿cual es el porcentaje que sufren los hombres respecto al de las mujeres?, es un sufrimiento silencioso a tener en cuenta.

Isabel dijo...

Ese día y todos, Reyes, estos detalles y otros son el inicia y veo que cada vez abundan más.

Hay muchas que no se atreven, mar, lo que cuento lo he presenciado.
Bienvenida.

Cierto, NáN, muchas gracias.

Tienes razón, Freia, por eso escribí "su pareja".
Como tú, emege, pero es difícil cuando se trata de ese sufrimiento silencioso.
Besos y gracias por vuestras aportaciones

Miguel Baquero dijo...

Muy bien descrito como hay veces que se ningunea o se mata un poco a la pareja despreciando todo aquello que dice. Esa también es una forma de maltrato. O quizás sea la peor forma de maltrato, por refinada y premeditada

manolotel dijo...

Es el peor de los maltratos y la peor de las muertes porque en la palabra está el alma de las cosas que forman nuestro universo.

Es tan importante el ruido de voces, de todas las voces, como el silencio compartido.

Me parece que cualquier aportación contra esta plaga es necesaria. Esta tuya es imprescindible.

Besote

Isabel dijo...

Sí, Miguel, este se ve a menudo desgraciadamente.

Manolotel,muchas gracias por tus hermosas palabras.

VERONICA LEONETTI dijo...

A saber cuantas veces al día...

Isabel dijo...

Muchas seguro, Verónica, muchas.

Besos