viernes, 20 de noviembre de 2009

106. Levantar el papel donde escribimos...


Levantar el papel donde escribimos
y revisar mejor debajo.

Levantar cada palabra que encontramos
y examinar mejor debajo.

Levantar cada hombre
y observar mejor debajo.

Levantar a la muerte
y escudriñar mejor debajo.

Y si miramos bien
siempre hallaremos otra huella.
No servirá para poner el pie
ni para aposentar el pensamiento
pero ella nos probará
que alguien más ha pasado por aquí.


Roberto Juarroz

16 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Lo malo es que levantemos y debajo haya el polvo que otros han ido escondiendo. De cualquier modo, me gusta tu forma de hacer metáforas

June dijo...

Yo siempre miro debajo, Isabel.
Y encuentro mis pelusas.
....
Bello texto y mejor foto.

Anónimo dijo...

Muy bonito el texto. Dice tanto con sólo unos versos...
Desde luego, mejor mirar, por si aprendemos algo. Así no iremos siempore tan a lo loco. Un beso de Uva.

Lola dijo...

En su afán por leernos sus memorias, cualquier dia lamentaremos no haberle prestado el tiempo sufiente, aunque la hayamos escuchado ya mil veces.
Te quiero mamá.
(Y yo también tengo pelusas. La que no tendrá será Mª José...)
Preciosa foto.
Un super beso.

Juana dijo...

Interrogante foto.
¿Qué hay realmente debajo de cada uno?

Elèna Casero dijo...

Curioso. Cuando levantas algo corres el riesgo de encontrar algo que no te gusta.

pero a mí esto me ha gustado

Isabel dijo...

Tienes razón, Miguel, y quizás tengamos también que limpiarlo porque no todo lo que se cuenta es verdad. Gracias por tu aportación.

June, si las comparas con la de otros, seguro volaran con algo de corriente. No tardes en contarnos tus historias.

Buen consejo, Uva sabia.

Lola, yo también pensé eso mientras las escuchaba, pero es hermosa su intención, su vida, hasta su letra. Sólo deseo que las acabe.
Es inevitable emocionarse.
Os quiero.

Juana, en la foto está mi tía leyéndome sus memorias.
Tu pregunta me parece muy importante, todos deberiámos interrogarnos de vez en cuando.
Bienvenida siempre.

Elena, si me gusta la poesía de Roberto Juarroz es por su sencillez y evidencia.
Como a ti te ha gustado.
Gracias por pasar.

carmen dijo...

Quizás esa sea la forma de aprender a relativizar y no dañarnos tanto con pensamientos recurrentes... quizás ese sea el camino, aprender que, por donde nosotros estamos pasando, están pasando otros también, a la vez o con segundos de diferencia.
Me gusta.
Besos
Carmen

Lara dijo...

es emocionante esto, mucho.

besos enormes.

Isabel dijo...

Pues sí, Carmen, quizás.

Besos

Lara, a mí me emociona que te emocione.

Abrazos

emege-e dijo...

Creo que siempre hay que mirar debajo de, al frente, hacia arriba y para dentro de uno mismo. Siempre habrá una pregunta y hallarás una respuesta. Sobre todo con amor y comprensión.
Besitos del ave peregrina.

VERONICA LEONETTI dijo...

Me encanta. Tenía que ser de este autor que admiro tanto.

Isabel dijo...

Lo sé, Verónica, fuiste tú quien lo mostraste en tu blog y sus palabras me engancharon.

Isabel dijo...

Emege, ahora volaremos las dos, una al norte y otra al sur, jejeje...

Besos

Cecilia_ dijo...

maravilloso Juarroz, lo admiro !
un saludo Isabel.

Isabel dijo...

Me alegra tu admiración.
Gracias por tu visita y bienvenida.

Besos