sábado, 11 de mayo de 2013

301. La inmediatez

Tener fiebre te da otra perspectiva, es como si tu cuerpo, harto ya de dejarse guiar por tu mente, te dijera “para de una puñetera vez”. Y tú le haces caso, ahora es él quien manda y tú obedeces, sabes que si te rebelas será mucho peor. El tiempo se detiene y se densa dentro de ti. 
-¿Qué puedo hacer?

Hacer, hacer, hacer, como si estar siempre haciendo algo significara vivir a tope. A cada nueva pregunta la fiebre ataca para que tengas, por fin, que rendirte a lo evidente: descansa, te impone.

Así que nada de pantallas, -no si yo..., solo tengo un móvil antiguo, para llamar y punto, y, a veces, silenciado-, excepto una: la tele, ahora es cuando puedes darle un buen uso. Docus que te mecen y amodorran, pelis para todos los gustos, nada de actualidad, no te alterés o te subirá...

Qué importantes los dedos, y el mando de la tele, esa inmediatez de cambiar a tu gusto: ahora quiero esto y lo otro y lo de más allá.

Me gusta, ya no me gusta.

Disculpen, estoy como tonta, ¿será por la fiebre?

19 comentarios:

Loam dijo...

"Hacer, hacer, hacer..." Una religión, la de la actividad, cuyo dios es el sucedáneo.

Buen fin de semana.

Condesa Freia dijo...

Pues su fiebre es sabia y prudente y le aconseja bien.
Porque hace muchas cosas no siempre significa hacer algo. De vez en cuando, el cuerpo se hace de valer e impone el descanso a través de la fiebre o el malestar.

Déjese adormecer por ella y escuche música. Bien bajita ayuda a desengrasar de tanto trajín y tanto trabajo y tanto ir y venir. Bach suele ser apropiado para crear serenidad...

Un beso bien grande, costurera. Y póngase buena pronto. ¿Me hará caso?

Reyes dijo...

La fiebre es nuestra lucha,déjala hacer.
Cuando pase te sentirás renovada.
Abrazos.

Maria Dolors dijo...

De vez en cuando un alto en el camino
es aconsejable, recoje tus cajita de hilos y agujas y descansa, escucha
una buena música... relájate y cuidate, ¿lo harás?.
Un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Pues con fiebre o sin ella, escribes estupendamente. Cuídate mucho. Besos

Darío dijo...

No sé qué será pero es verdad, esa desmedida avidez por hacer y nunca parar un poco la máquina y contemplar...
Un abrazo.

virgi dijo...

Será la fiebre de la primavera y las posibilidades de nuevos aires?
Besos, cuídate mucho

nicolas161 dijo...

Hola, soy el webmaster de Espacio cultural, un blog que habla de todo aquello relacionado con el mundo de la historia y el arte, y quería saber si podría intercambiar enlaces con usted para mejorar la posición de nuestros blogs en los buscadores. Si está de acuerdo con el intercambio, agradecería que me lo comunicara en la siguiente dirección de email: contacto.espaciocultural@gmail.com

Un cordial saludo.

http://www.espacio-cultural.com/

Pilar Vidal Clavería dijo...

Cuídate y descansa, la recuperación ya está en marcha.

Un abrazo Isabel

Isabel Barceló Chico dijo...

Es preciso escuchar al cuerpo y cuando dice ¡basta! es mejor parar, aunque ese dedo tonto de cambiar canales o marcar números siga en funcionamiento. Besazos y mejórtate.

Marta dijo...

Recupérate!!
Yo he llevado un mal año en cuestión de salud y te aseguro que hay que es iChat al cuerpo.

Un beso y ponte buena

Josep Vilaplana dijo...

Nací con fiebre y sigo con ella. Es curioso, pero cuando enfermo el termómetro marca la temperatura ideal. Mi médico de cabecera anda levemente confundido y hasta diría que un poco molesto.

¡Qué bien te quedan esas décimas...cuídalas!

Un beso de montaña (dicen que ayuda a mejorar).

Anónimo dijo...

Querida Isa, olvidarse de lo cotidiano, a veces o casi siempre te conduce a lugares donde el abandono, no hacer nada, es precisamente " hacer ". Es la posibilidad de escucharte, y asi coger de nuevo el ritmo diario, eso si, quien manda es la maquinaria que en parte somos. Besos. Rosa

இலை Bohemia இலை dijo...

La fiebre te sienta tan bien...

:)

Isabel dijo...

Loam, no viene mal un descansito, aunque sea de esta manera.

Condesa, ha contribuido a mi recuperación. Gracias de nuevo y besos.

Reyes, y yo que esperaba en esa renovación, mirarme al espejo y verme rejuvenecida. Bueno, no importa de deseos como el tuyo y el mío vivimos.
Besazo.

Maria Dolors, gracias por tus buenos consejos, ya estoy mejor y con ganas de tirar del hilo nuevamente.
Abrazo.

Elvira, mil gracias por tus ánimos, no soy yo mucho de fiebre, pero mira, me alegro, es un gustazo que me digas eso.
Besos

Isabel dijo...

Dario, eso, pararse y contemplar.
Gracias por el consejo.

virgi, ni la primavera, ni los aires, un mocoso precioso de cuatro meses nos pegó el virus a unos cuantos en una celebración. La fuerza que tienen los virus de los bebés es alucinante.
Pero yo confío en esos aires nuevos que nos saquen de este agujero negro, igual vienen de tu isla, ojalá.
Abrazos

nicolas, bienvenido al mío que es chiquito pero a mí me basta.

Pilar, fue cierto, eres un sol pensando en positivo.
Besos

Marta, no hay más remedio, de momento sólo tenemos un cuerpo para todo, jejeje.
Gracias y besos.

Isabel dijo...

Isabel, ups, perdona por el salto. La verdad es que el mío no es agradable de escuchar parezco un viejo resfriado, pero sí he parado y ya se me nota.
Te debo una larga visita.
Gracias y besos

Josep, así da gusto tener fiebre, tus montañas hacen milagros.
Un beso agradecido.

¡Ay, Rosa, qué bien lo dices! Parar y conversar frente a un café, de eso tengo ganas.
Abrazo

Bohemia, me gusta verte de nuevo por aquí.
Gracias y besos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Llego tarde, así que espero que ya estés recuperada.
También ando yo pachucha, y es que cuando el cuerpo se resiente, todo se resiente.
Un beso.

Isabel dijo...

Isabel, lo mío fue un virus, pero con este tiempo...

Como diría mi abuela "asi están los cuerpos", jejeje.

Besos y cuídate, no hay otra.