viernes, 8 de marzo de 2013

291. Decir NO

Antes de que termine el día. ¿Qué día? El que sea, que no debe haber día para cada cosa, sino todas en un día, ¿o no todo acontece al mismo tiempo?

Decir NO

A este andar hacia atrás como el cangrejo ¿andan así los cangrejos? Pero sí se esconden en sus agujeros de arena, se ocultan ante el rumor de las pisadas.

Decir NO

Como un rumor, como el rumor de la lluvia, como el traqueteo del tren que pasa ahora por el puente y que escucho desde mi ventana.


16 comentarios:

Índigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Índigo dijo...

Un día oí que lo más importante que se debía enseñar a los hijos es a decir dos palabras: yo y no. A mí nunca me enseñaron esas dos palabras, o yo no las aprendí, y anduve, he andado, muchos años escondiéndome de mí misma. Tampoco me enseñaron a decir no... y por condescendencia femenina, por carácter, o por falta de carácter, muchas veces me he negado a decir no... pero estoy aprendiendo. Ahora ya digo algo más yo y también estoy aprendiendo a decir, no. Disculpa si tomo el texto (tu texto) como pretexto pero hoy lo he sentido así y me ha salido así. Un abrazo grande, en añil, por supuesto, Isabel. (He borrado el anterior porque, con la emoción, se me coló una falta de ortografía ENORME... pero esa solo la sabremos tú y yo. Besos, Isabel)

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me uno a ti digo "NO" con ganas.
Existen tantas cosas a las que decir "no"...
Un texto liberador, querida Isabel.
Un abrazo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hay muchas cosas a las que decir NO. Algunas nos afectan a todos como seres humanos, en nuestra dignidad. Otras nos afectan como ciudadanos y ahí ya hay diferencias en los distintos estados. Otras nos atañen como mujeres, como ese sexos secularmente maltratado. A todo hemos de decir NO. Y los retrocesos, como apuntas.
Decir NO debería estar entre uno de nuestros primeros aprendizajes. Un abrazo, querida amiga.

jan joost dijo...

No a las políticas de ajuste impuesta por gobernantes que no defienden lo que los pueblos han conquistado con su lucha para una sociedad más justa.

Hoy escribi un post sobre las fallas en las políticas que dicen son necesarias para combatir "la crisis". Lo escribí en mi otro blog, "Thoughts", www.fondad.blogspot.com

Besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Y vengo contigo a decir NO desde lo alto del puente

Un abrazo Isabel

Darío dijo...

Es lo más duro. Decir si es fácil, a veces una entrega. Decir no es la tarea. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Lamentablemente decir NO se aprende demasiado tarde. La "abuela experiencia" y la "madre" circunstancia" son las que te obligan a ello. Opino igual que Índigo, hay que inculcarla desde pequeño. En cuanto al YO, también lo aprendí hace poco. Utilizarlas también te acarrean problemas, pero las dificultades se resuelven más facilmente. Otras palabras "complicadas" para una gran mayoría son: PERDON y ME HE EQUIVOCADO ¡hay tantas...!Besitos. Ave Peregrina.

Sue dijo...

Asertividad, una buena cosa.

Un beso Isabel.

virgi dijo...

Y cuando aprendemos, suele ser bastante tarde.
Besos besos

Anónimo dijo...

Y qué grabado tenemos ese temor a decir no cierto tipo de mujer. El comentario de INDIGO es como si lo hubiera escrito yo mismita.
Nunca es tarde para aprender, total, no es más que UN MONOSILABO. A ver si hago prácticas, desde ese gran puente, como dice Pilar. Pero a pleno pulmón. Besitos de UVA.

Maria Dolors dijo...

Me uno a ti y digo un No rotundo
escuchando el rumor de la lluvia
que cae con fuerza cubriendo los campos de agua.
Besos.

ana dijo...

Algo parecido a aquello de abre la muralla, cierra la muralla. Hay que saber abrir y cerrar, lo mismo que decir sí o no cuando toca.

Besicos.

Myriam dijo...

Hermoso texto, Isabel. Que importante es poder decir un "No" a tiempo, cuánto dolor innecesario se evita.

También la perspectiva de la foto me gusta que muestra nuestra pequeñez y la grandeza del Universo al mismo tiempo y ese traquetear del tren en su marcha por los puentes de la vida....

Un beso muy grande y que el 8 de Marzo sean todos los días del año.

Isabel dijo...

Me alegran vuestras opiniones, y mucho, porque en este tema, como en tantos otros, tiene mucho que ver la educación. Las consecuencias de ésta la vemos en muchos problemas con frecuencia. Incluso, al ser tan importante, estos llegan a ocupar, no sólo a cuestiones de género, sino a todo un país.

Siento estar falta de tiempo para contestaros por separado.

Gracias por vuestro apoyo y besos.

Loam dijo...

Decid ¡NO! Y si alguien no sabe por qué lo dice -cosa que dudo-, que no se preocupe, quienes nos gobierna sí lo saben.