miércoles, 13 de marzo de 2013

292. Hay días que...

mejor no levantarse. Roberta miró el móvil: 13-03-13. No podía haber fecha peor para ella y encima tenía la impresión de que la iban a despedir. 
Salió rápida hacia su trabajo; cada mañana pensaba en un chiste para no entrar en él con el ceño fruncido, le estaban saliendo demasiadas arrugas. Por el camino notó que algunas personas la miraban y se paró en un escaparate para ver que grado de indignación reflejaba, pero lo que vio a su espalda fue un pastor alemán. Se había soltado de su amo y venía hacia ella. Era enorme y desde que uno le mordió a su hijo le daban pánico los perros.
Todo ocurrió en un instante.
El perro abrió su boca.
Roberta se acordó de un chiste, se volvió, miró fijamente al perro, abrió la suya y gritó con todas sus fuerzas:
¡¡¡PERROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!
En el chiste el perro explota, pero en la realidad sólo salió huyendo.
¿Sabes qué? Se dijo a sí misma. Hoy puede ser un gran día.

18 comentarios:

Myriam dijo...

Es que si nos levantamos con buenos pensamientos, lo más seguro es que tengamos un gran día o un dia bueno.

Cuando nos levantamos con el pié torcido, todo sale mal porque ya nos hemos programado para eso.

Besos, Isabel

Índigo dijo...

Hay días así "en que nos despertamos sin saber qué pasa, chupando un palo sentados sobre una calabaza". Hay días de atreverse, de sobreponerse, como este que describes, Isabel.

Un abrazo.

Darío dijo...

Esa es la actitud, para enfrentar a tales perros, y fantasmas. Un abrazo.

Loam dijo...

Ja, Ja, Ja. Imagínate todos a una encarando al "perro" con la misma actitud...

Cabopá dijo...

¡Qué bueno!
Tu 292 y el 13/03/13 tiene algo de cabalístico y lo del pastor alemán y lo de PERRRRRRRRRRRRO, me encanta.

Una ironía muy bien cosida con los maravillosos hilos de tu costurero.

Besicos, amiga

virgi dijo...

Yo siempre me digo que todo lo que nos imaginamos del futuro no sirve para nada, porque luego resulta siempre diferente.
Besitos, querida Isabel

Isabel Martínez Barquero dijo...

Siempre pensar en positivo, no nos queda otra, porque de otra forma nos amargamos doblemente.
Un beso, Isabel.

Elvira dijo...

Jajaja! Muy bueno, le planta cara al perro, eso hay que hacer con todo. Pero a veces uno anda con demasiada carga y se acobarda un poco.

Besos

Maria Dolors dijo...

Ja, ja, muy bueno Isabel, me encanta
tu manera de expresarte.

Besos.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Todos los días hay que empezar con el pie dereco y pensando en positivo.
Así salen las cosas mucho mejor.
Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, me encanta esa manera de espantar al perro y a la mala fortuna. Besazos.

Anónimo dijo...

Muy buena tu definición...hay días muy perros y, además, lo perra que está la vida debido a los perrunos que nos atacan por todos los frentes. Menuda vida de perros nos ofrecen.Yo, he empezado un cursillo para aprender a defenderme de la jauría que nos rodea.¿Qué guay, no?
Un montón de besitos. Ave Peregrina

Marta dijo...

Lo bueno es que supo enfrentarse a sus miedos!!!
Un besito

Sue dijo...

Y mañana también, supongo. Hay que aprender de a poquitos.

Un beso.

Isabel dijo...

Creo que lo primero es decir que no es mi intención lastimar a los animales.
Cuando tiro de un hilo del costurero, a veces, se me vienen encima varias bobinas como ideas que se enlazan, y eso fue lo que sucedió: vi un perro de la misma raza que el que mordió a mi hijo, esto es verídico; me acordé del final del chiste, que gracias a mi amiga Eli os paso entero, y ya todo fue rodado.

“Un albañil se encuentra en lo más alto del forjado de un edificio, cuando de repente dirige su mirada hacia abajo y justo en el lugar que dejó su "hatillo" de la comida, un enorme perro olisquea el paquetito envuelto en papel albal, al final se lo lleva entre sus dientes. El albañil al verse que no podía ahuyentarlo desde dónde estaba y la imposibilidad de bajar hasta el sitio, gritó a pleno pulmón: ¡PEEEEERROOOOOOOOOOOOOOOOOOO! ante tal estruendo de voz... el perro explotó”.

Gracias por ofrecerme vuestras sonrisas y vuestros comentarios.

Abrazos.

giovanni dijo...

Magnífico cuento corto!!
Me encanta la última frase.
Un beso

giovanni dijo...

Magnífico cuento corto!!
Me encanta la última frase.
Un beso

PD: Ahhh, ahora veo que hay moderación de comentarios...

Isabel dijo...

Hola, giovanni, me gusta que te guste.

Sólo modero comentarios a partir de diez dias, casi siempre publico antes.

Gracias y besos.