viernes, 27 de abril de 2012

247. Cuidarnos


 
Oler a menta o hierbabuena.
   
Contemplar las umbelas del cilantro.
 
              Echar el hinojo a los garbanzos                 

Y curarnos como podamos porque de esta no nos salva ni la salvia que significa “curar”.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué bello y qué generoso se ve ese rinconcito del Refugio Feliz, sito La Mina.
"Cuidarnos", consejo que debería ser orden, y más empezando por el 6...Ya nos entendemos. Hummm huelo todas esas yerbas-buenas desde aquí.
¡¡Que lo disfrutéis¡¡ todo mi afecto. UVA.

Freia dijo...

¡Ay, algunos de ciudad, que no sabíamos hasta tu post ni como es la flor del cilantro!
Pues si, querida costurera. Con la que está cayendo ya podemos ir disimulando la acidez y lo amargo de los tiempos que corren, con las hierbas aromáticas.
Menos mal que nos quedan tus palabras bordadas.

Un beso muy fuerte.

Aquí me quedaré... dijo...

Tocaremos fondo y resurgiremos. Asi ha sido siempre y así será.
Ánimo.

Bonita entrada, Isa

Besos

virgi dijo...

Acaberemos desayunando una "agüita" (como dicen los mayores de las islas)de esas plantas y un poquito de gofio, pa' engañar al estómago.
Muy linda, Isabel, tu propuesta.
Un abrazo cariñoso y sonriente.

Isabel Barceló Chico dijo...

La vista de estas plantas tiene el efecto de relajarme... Y por mi parte, me entran ganas de rebelarme contra tantos abusos, tanta estafa. Ojalá los ciudadanos seamos capaces de oponernos frontalmente a las barbaridades que estamos viviendo y sufriendo. Besos, querida amiga.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ni la salvia, Isabel, ni la salvia. Pero resistiremos con entradas como la tuya, llenas de belleza en palabras e imágenes. En medio de tanta cosa fea, se agradece esta belleza.
Un abrazo.

Susana Camps dijo...

Con sólo ver las fotografías de estas plantas tan saludables se siente una bocanada de aire limpio... ¡Tienes una enorme capacidad de transmitir!
Se agradece. Abrazos

Maria Dolors dijo...

Precisaremos de todas tus hierbas
aromáticas para cuidar nuestra
salud, porqué al paso que vamos..
lo tenemos claro...¿volveremos a las bolsitas de la abuela con el nombre
de la hierba y su remedio...? mejor
no perder el optimismo..

Un abrazo Isabel.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Volveremos a lo simple, qué remedio. Estupenda tu idea.

Un saludo

Myriam dijo...

Eso, aprendamos de las plantas y de los animales: fíjate que los pinguinos que tanto han llamado "pájaros bobos", cosa que no comparto: se juntan para conservar mejor el calor y hacer frente al frio polar.

Estas plantas son un regalo d ela Naturaleza

Besos y muy buen fin de semana

emege-e dijo...

Preciosas fotos de tu cosecha y un regalo para la despensa. Con los tiempos que corren tendremos que echar mano a las antiguas recetas de las abuelas. Imagino que los jóvenes lo tendrán más complicado en esta "selva", a pesar de todo, saldrán adelante. Un fuerte abrazo.

(* dijo...

Me gusta tu receta, Isabel. Muchos podrían tomar nota. En este sucederse de los días tan poco humanamente, el verde que nos regalas trae, como poco, la posibilidad de que no nos consuman la esperanza en nosotros mismo.
Un abrazo.

COLOMBE dijo...

les parfums, les couleurs, les sons se répondent" decia Baudelaire...
el olor de la menta me lleva a Marruecos donde espero un dia ir con vosotros... un buen té con menta y pasteles ... delicioso
besos. Maribel

J. G. dijo...

Calmosas fotografías.Muy bien.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Simple y completo, oler, ver, saborear y cuidarse, siento serenidad con esta entrada.

Besos Isabel

Elvira dijo...

Y eso que la salvia es muy buena, pero ni por esas... Mejor tomarla de todas formas. Besos

Ladelmedio dijo...

Intensos los olores y sabores que se evocan. Si no nos curan,por lo menos nos hacen el camino más agradable.
Besos

Josep Vilaplana dijo...

Le he dicho a la menta lo que dices; le he contado a las lechugas tus propósitos; le he susurrado a las incipientes cebollas tus buenos consejos. Afirman, de forma unánime, que tienes toda la razón y aseguran que nunca nos dejaran solos. También insisten en que te envíe un beso agradecido por acordarte de lo único cierto y necesario.

Yo, como buen chico, obedezco y te envío ese beso.

LA ZARZAMORA dijo...

Si no nos cuidamos nosotros y nos perfumamos con hierbas buenas, tal y como está el ambiente... mal lo veo y lo huelo yo también.

Besos, Isabel.

enric batiste dijo...

En catalán se dice "tenir cura",
hagamos que nos salve el latín...

Y un beso entre plantas aromáticas

VERONICA LEONETTI dijo...

Solo nos podemos salvar a nosotros mismos, pero estas entradas si que curan y ayudan, Isabel.
Besos!

Marta dijo...

Mmmmm Me encanta!!! qué entrada más olorosa ya petitosa!!!

Aquí me quedaré... dijo...

Felicidades por el día de la madre

Un abrazo

Isabel dijo...

Me alegro mucho de que hayáis sentido esta entrada fresca, cierta y necesaria porque es lo que os quería transmitir.

Así como de haberos recordado olores y sabores a través de mis plantas.

Muchas gracias por vuestra comprensión y por pasar por aquí.

Abrazos.

Juglar dijo...

Llegué un poquito tarde a tu refrescante entrada.
Efectivamente, entre tanta noticia amarga, llegar a tu lugar es un chorrito de oxígeno, para nuestros maltrechos pulmones existenciales.
Fotos preciosas.
Me has llevado a recuerdos infantiles: Mi madre tomando agua de toronjil con gofio (Canarias).
Gracias, mi niña, por este ratito.
Cariños varios, Isabel.

Gemma dijo...

Hierba buena (como esta bitácora, sin ir más lejos) y no malas hierbas es lo que necesitamos para sanar.
Abrazos, Isabel

Isabel dijo...

Gracias, Juglar, gracias, Gemma, en este trocito de tierra al menos procuramos que lo que que crezca esté sano.

Muchos besos.