domingo, 5 de febrero de 2012

234. Aquí no nieva


Todos duermen y, sin embargo, para mí
esta es la mejor hora
para pensar, para leer, para escribir.

33 comentarios:

Freia dijo...

¿Eres alondra entonces? A mí me pasa todo lo contrario, soy perdidamente búho. A primera hora de la mañana no estoy para nadie.
Hermoso título y muy hermoso texto, costurera porque esa luz de mañana está y va contigo.

Un abrazo muy fuerte, Isabel

Gemma dijo...

A mí me sucede otro tanto. Por la noche suelo caerme de sueño y cansancio.
Besos a las dos

Mar dijo...

A mí me solía ocurrir lo mismo... Últimamente se me pegan las sábanas. Linda foto.
Un abrazo,
Mar

J. G. dijo...

En efecto, nada mejor que esas horas.

claudia dijo...

Son buenas las horas en las que uno puede estar consigo mismo, que no es fácil. Yo tengo que adaptarme al rato que tenga, sea mañana o noche.

Aquí ha caído un nevadón que no se ni cómo voy a salir de casa.


besos

Lucía dijo...

Calma, silencio y soledad. Sí, si no hay sueño...

Abrazo

Juglar dijo...

Estoy contigo, mi niña.
Son los mejores momentos para encontrarse con nuestro ser interno.
A partir de ahí, las letras fluyen...
Cariños varios, Isabel.
(Y en mi lugar tampoco nieva)

Elvira dijo...

Pues que la mañana siga inspirando tus escritos, para nuestro disfrute. :-)

Besos

(* dijo...

Me vino a la cabeza esto: http://www.youtube.com/watch?v=ZR2JlDnT2l8 Espero que te guste y te acompañe, como a mí, en muchos amaneceres.
Un beso.

virgi dijo...

Yo también soy de madrugadas, cuando sólo oigo el ras ras de los barrenderos.
Besos, Isabel

AGUS dijo...

A mí me ocurre igual, y por la noche soy incapaz de escribir.

Abrazos.

Eastriver dijo...

Esto de la foto es un vigilante de los sueños, creo. ¿Se llama así? Así o de una forma parecida, no?

Cabopá dijo...

Yo aplico tus palabras a la noche, la serenidad de la noche y el silencio de la casa son un placer para mi...Lo peor madrugar, significa trabajo y aceleración...
Besicos

ethan dijo...

Yo tengo que hacer un par de cosas, marear la perdiz, etcétera, para ponerme en marcha, temprano no soy capaz de hacer nada.
Un abrazo!

Índigo dijo...

Aquí hiela pero no hay como la mañana para disfrutar del frío y ponerse en marcha. Un abrazo añil.

Isabel Martínez Barquero dijo...

También me gustan las mañanas, estrenar el día mientras aparece tras los cristales, sentir esas horas silenciosas y prometedoras de todo un día por delante. Por la noche, aguanto poco.
Preciosa la foto. Tengo un artefacto de esos que suenan cuando los mueve el aire, pero lo tuve que quitar por el escándalo que montaba, jajaja. Creo que dan buena suerte a las casas; según dicen los chinos refiriéndolo a algo del "chi"?, o similar.
BEsos, Isabel.

emege-e dijo...

Una preciosa foto y ese detalle colgado para que juegue el aire "mañanero". Ya sabes que no soy trasnochadora, pero sí noctámbula para buscar mi espacio, citarme con la soledad y reflexionar sobre lo ocurrido durante el día y , sobre todo, escribir acompañada del silencio hasta el amanecer. Un fuerte abrazo.

Myriam dijo...

Aquí tampoco nieva...

YO trasnocho un poquito... jejeje

aunque puedo madrugar si es necesario, no me gusta mucho que digamos...

Besos

Inma dijo...

Para mi es la mejor hora también, me encanta el silencio de las primeras horas del día, y como va poco a poco despertando.
Un beso

Reyes dijo...

Bueno,cada ser tiene su hora favorita;lo importante es ubicarla para crear.
Besillos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Un cielo precioso. Haces bien en aprovechar el buen tiempo para hacer lo que tanto te gusta. Besos.

Ladelmedio dijo...

Tener un momento tan bello de silencio no tiene precio. Me faltan esos ratos, por eso pienso que son tan preciados.

francisco dijo...

El sonido del viento en el ahuyenta espíritus me evoca ese momento de soledad recién levantado, el verano, frente al mar. Gracias por este recuerdo.

Aquí me quedaré... dijo...

Me gusta el silencio nocturno y una suave música cuando tengo que ensayar.

Besos

enric batiste dijo...

La hora de silencio, intimidad...

Y un beso del silencio más desnudo

marcelo dijo...

Si me va, me gusta tanto una hora como la otra. De mañana me gusta ver como sale el día y, tener leído algo, hecho algo. La noche, últimamente me relaja algún film que tiene que engancharme para acabarlo.

un abrazo,Isabel.

giovanni dijo...

A mí me encanta trabajar de noche y, aún más, muy temprano por la mañana.

Besos

Araceli Esteves dijo...

Nada supera ese momento, en efecto. Bueno, cuando lo que quieres es dormir,como todos, es una auténtica condena.

Isabel dijo...

Me encanta saber cuándo y cuanto le dedicáis a estos placeres.

Infinitas gracias por vuestras palabras, enlaces y gestos.

En esas horas elegidas me acordaré y quizás vuelen al unísono los pensamientos con los vuestros.

Abrazos.

Isabel dijo...

Se me olvidaba, no sé cómo se llama este móvil que cuelga.
Me lo trajo una amiga de Canarias, y me gusta mucho el sonido.
Es parecido al que hacen las cabras al caminar y mover las campanas que llevan al cuello.

Besos.

VERONICA LEONETTI dijo...

Yo me despierto por las noches. O más bien, la inspiración parece dormir de día. :)
Por lo menos en mi casa.

giovanni dijo...

No eres la única. Una alternativa es levantarse en la madrugada. O hablaste de la madrugada y no de tarde por la noche? Hay una pequeña diferencia.

Besos

Isabel dijo...

giovanni, hablé de la mañana.

Como en el post aparece la hora no creí necesario recalcarla, además, porque los domingos suelo levantarme más tarde, pero me encanta madrugar.

Besos.