miércoles, 19 de octubre de 2011

218. Conectada


Cuando desperté, la lagartija aún estaba agarrada a Internet.

32 comentarios:

Elvira dijo...

¡Qué cosa tan curiosa! Me hace mucha gracia. :-)

Un beso (supongo que, como está conectada, también le llegará a la lagartija)

Reyes dijo...

Jajaja soy yo soy yo....bueno, yo sería un varano.
Besazo.

Gemma dijo...

Qué bueno, jaja.
Hete aquí un saurio debidamente actualizado... :-)
Besos!

enric batiste dijo...

Cerebro de serpiente como el nuestro..

Un beso reiniciado en lagartija

Aquí me quedaré... dijo...

A la pobre le pasa como a mí. No puede desprenderse aunque quisiera

Muy bueno.

Besos

Francesc Cornadó dijo...

Buenísimo. Estamos todos conectados desde el cerebro del reptil hasta el del primate más preclaro.
Salud
Francesc Cornadó

Isabel Martínez Barquero dijo...

Jajaja, hasta lagartijas cibernéticas.
Un beso, Isabel, y gracias por las risas.

claudia dijo...

Qué bueno! parece que ha encontrado el amor de su vida y no lo quisiera soltar.


Besos.

M.Dolors dijo...

Que graciosa, totalmente integrada
a las nuevas tecnologias.
Un beso a todos.

M.Dolors
Espais de natura

Cabopá dijo...

Tu "conoctada" de hoy es un gran aforismo...Me gusta, igual que me gusta que te asomes a mi ventana...

Sabes, lo que has dicho hoy sobre mi nombre en la arena me ha emocionado, costurera de palabras, lo guardaré en ese costurero que compartimos.
Besicos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Esta lagartija se acomoda a los tiempos navegando con frenesí por este mundo cibernetico.
Un saludo.

virgi dijo...

¡Por favor, qué monada! Seguro buscaba información.
Besitos, Isabel

Bel M. dijo...

Me encantan las largatijas. Donde vivía antes, venían a visitarme con frecuencia. Algunas se quedaban varios días, hasta que se cansaban y se iban. Era una alegría levantarme y encontrarlas cerca. Ahora ya no vienen. Seguramente se debe a la altura del piso. Nunca hay felicidad completa.
Un abrazo!

ethan dijo...

Esa ya tiene blog, página web, facebook y twitter, seguro!
Saludos!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Conectada y tan contenta, segura de lo que quiere, vaya con la lagartija!!!!

Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

Qué bueno. En eso ha quedado el dinosaurio del sueño, en una simple lagartijilla con las nuevas tecnologías

La Zarzamora dijo...

:)
Cuidadito que no se te meta en el disco duro... Sonrío.
Besos, Isabel.

Freia dijo...

Jajaja, la ciberlagartija además es fotogénica.

Un abrazo, Isabel

giovanni dijo...

Tal vez por alguna vibración? O tal vez se siente conectado con un mundo nuevo...
Besos

Myriam dijo...

Una pena que estuvieras sin Internet, Isabel ¿fue cosa de la lagartija?

En todo caso mil gracias porque te pasaste por mi casa y comentaste.

Ya estoy de regreso en la rutina y poniéndome al día con los blogs.

Besos

Elena Casero dijo...

ostras. La lagartija que tengo en el patio de casa no hace esas cosas.

Muchas gracias por tus felicitaciones por mi libro.

Un abrazo

Marta dijo...

anda! que curioso!!!
que foto más chula!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Qué graciosa.En mi pueblo tengo una que me viita donde escribo a máquina. Algo pasa aquí. Besitos de Uva.

marce dijo...

Todo se engancha a internet.
Incluidas las lagartigas, sapos y demás reptiles.
Buen día, un abrazo.

Isabel Romana dijo...

¡Que no falte de nada...! Encantador. Besos.

emege-e dijo...

Simpática foto, un hip, hip, hurra para Manolo.
Déjala que comparta tu vida, es una gran devoradoras de moscas. Ya tienes una lagartimoscas". Un fuerte abrazo.

Sue dijo...

:)

Qué maja.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Quizás la lagartija también ha leído a Monterroso. Sin duda.

Un saludo, Isabel

Isabel dijo...

Va la tercera vez que escribo y me da error.
Os doy las gracias ante la imposibilidad de contestar uno a uno.

NáN dijo...

¡¡¡fantástico, Isabel!!!

Isabel dijo...

NáN, te contesto a ti ahora que bloguer se está portando, de hecho el comentario en tu blog y en otros lo he podido publicar.

Lo más gracioso es que, en el último post que he escrito sobre Jimena: Desidia, vi una lagartija con el rabo cortado y la incluí en el relato.

Al cabo de un tiempo se ha instalado en mi cuarto del pueblo y aunque la eche, ella vuelve y vuelve, tanto, que ese día en que hice la foto estaba de esa guisa agarrada al cable.

He llegado al pueblo al cabo de dos semanas, y hoy la he visto salir de debajo de la cama con las patas llenas de pelusas.

Creo que agradecida por sacarla en el blog ha decidido ayudarme.

¿Qué te parece?

NáN dijo...

¡Tienes una amiga de verdad!