viernes, 29 de octubre de 2010

165. Leer en pantallas

Hacía tiempo que no compraba prensa, leía en la pantalla casi todo, pero como los ojos sufren, al final terminaba guardando cosas que quedaban sin leer en carpetas de ordenador. A partir de este verano, además de leer libros y amontonarlos pendientes de reseñas, he vuelto al papel y de nuevo a tener artículos de periódicos por todas partes.
Mi madre decía sobre lo que nos cuentan “no hay más verdad que todo es mentira” y algo o mucho de verdad hay en esta frase.
Gracias a internet podemos buscar y escoger con la esperanza de hallar algo de verdad, pero, como decía, al final duelen los ojos.

Siempre pienso ¿dónde esta lo que realmente ocurre?, lo que interesa se encuentra sumergido y cubierto por ese ruido de fondo que rompe, a veces, en estridencias, aturdiéndonos.

Desisto y me inclino, en esas rondas que a veces hago por las páginas atrasadas, por una noticia de sociedad como la que dedican al Premio Nobel de Física 2010, Konstantín Novoselov.
36 añitos tiene, cara redondita como riéndose de sí mismo. Parece el espejo de su alma –esto lo decía mi abuela- despreocupado, al menos hasta antes del premio, ahora tiene que buscar un traje. Lo que le trae sin sueño es que sus gemelas duermen mal; lo cotidiano.
Con Andre Geim, su profesor y también galardonado, descubrieron el grafeno, un material con propiedades extraordinarias de dureza, resistencia, transparencia...

Sucedió –dice- en los experimentos de los viernes, una vez dejaban las actividades de la semana, “jugando con la ciencia”. Así lo cuenta en el artículo, con la misma sencillez que utiliza para explicar el placer que le da investigar:
Imagine que está recorriendo el Gran Cañón de Colorado o un sitio así de bonito en España, o en Canadá... El paisaje que se le va apareciendo ante los ojos es grandioso y uno sigue avanzando convencido de que un poco más allá habrá otro panorama más estupendo aún. Tienes que trabajar duro para avanzar, pero lo haces porque esperas encontrar algo magnífico, interesante”.

Volviendo a lo que me decía mi madre, una vez que le dejé a los niños me dijo muy seria: “que sea para que aproveches el tiempo y no para que te pases leyendo todo el día”.
Tendré que hacerle caso al fin... por la vista.

16 comentarios:

Txema dijo...

La vista sufre. Pero a veces es necesario acercarse al papel y dejar la pantalla. Yo también prefiero de vez en cuando dejar la pantalla durante un temporada.

saludos

Musaraña dijo...

Dicen que ojos que no ven corazón que no sufre, pero a veces es imposible frenar la curiosidad y acercarse a las noticias, para ver como va el mundo.

Besos

carmen dijo...

La pasión mueve, y los apasionados por algo sacan fuerzas de flaqueza pero no desisten. Gracias a ellos se han descubierto tantas cosas.

Lee, Isabel ,siempre será para bien..

Elvira dijo...

Yo pienso lo mismo que tu madre de los periódicos. Sobre leer otras cosas, no, jaja! La verdad es que cuando he conocido unos hechos de cerca y he visto cómo lo contaba la prensa...!!! Como para fiarse.

Leeré ese artículo que enlazas cuando vuelva del paseo.

Besos, Isabel

Lucía dijo...

Si el artículo del que hablas se titula "La ciencia me divierte, es lo esencial", yo también lo he guardado, qué casualidad.
Yo leo la prensa por Internet, todos los días, menos los domingos. Y prefiero guardar los recortes de papel, cortándolos con la tijera, que copiar un archivo en el ordenador, no sé, parece que pierde su magia.
Besos

Miguel Baquero dijo...

Interesantísimo el tío, el típico genio entrañable y despistado. Y creo que tu madre fue un poco injusta contigo: estar todo el día leyendo tampoco creo que sea perder el tiempo; si fuera estar viendo a tele o jugando a la play...

NáN dijo...

No he leído todavía el artículo, es la hora de hacerme la comidad. Pero los científicos puros y los artistas puros Proecupados por su aobjeto y sin egoMagnum) tienen mucho en común: el entusiasmo.

Me parto con un madre. También yo tenía que huir de una tía soltera que vivía en mi casa para estudiar y leer. Vivimos en un país en el que el héroe literario nacionar fue un tipo que se volvió loco de tanto leer.

Ah, y no compro periódicos, salvo el sábado para Babelia, que extraigo y dejo el periódico sin leer. Y cuando llegue al número 1.000, pues los guardo desde el número 1, pienso dejar la costumbre.

Isabel dijo...

Txema, diversificar pienso también es la clave.
Un saludo

Musaraña, qué sería de nosotros sin la curiosidad.
Más besos

carmen, leer es lo que más me gusta, más, si cabe, que escribir.

Elvira, y lo curioso de mi madre es que era una gran lectora de novelas, tengo muchas de ella de Agatha Christie, pero claro tenía sus prioridades.
Más besos para ti.

Lucía, totalmente de acuerdo en lo de la magia y como me encanta la palabra escrita tengo guardadas muchas carpetas con artículos por temas. También recorto y guardo entre los libros lo que encuentro tiene relación con ellos o con el autor.
Besos también para ti.

JA, Miguel, como que lo que quería es que cosiera más, como ella era modista, y fíjate que a mi la costura no me gusta ni pizca.

NáN, de ahí te viene lo de escabullirte ¿no?, a mí me decian que siempre me salía por la tangente, aún no sé lo que es, pero me imagino algo parecido.

Comparto contigo lo de los Babelias, pero ya he tenido que deshacerme de muchos, no sin antes dar un repaso y recortar; los antiguos eran estupendos. Ahora lo miro en internet y guardo sólo lo que me interesa.
Mira, ahora me voy a pasar, antes de irme de aquí.

Reyes dijo...

Jajaja...
así que leer no era algo de provecho para tu mamá , verdad??

Oye , pues igual tenía razón .
Vaya mierda de vida que he llevado.
Jaja.
Un besazo.

emege-e dijo...

Leer en pantalla es lo primero que he hecho esta tarde después de una decena de días desconectada de todo. Creo que las costumbres van cambiando motivada por las nuevas tecnologías; a través de esta pantallita "muda" podemos viajar en el tiempo y así no perder "puntadas" de lo acontecido,aunque son noticias que ya son "historia"
Desde luego, prefiero "tocar" las letras impresas, sobre todo es divertido recortar aquello que nos interesa guardar. La ave peregrina ha vuelto. Besitos.

Isabel dijo...

Reyes ¿y lo que tú sabes? Eso no nos lo quita nadie... a menos que perdamos la memoria, jaja...

Besos

emege-e, me alegro de tu vuelta, trabajo tendrás, me imagino.

Besos de bienvenida.

giovanni dijo...

Hace poco, estando en Italia sin acceso a internet, pensaba cambiar mi rutina de leer decenas de artículos cada día, desde muy temprano por la mañana hasta bastante tarde por la noche. Todavía guardo algo de la nueva rutina después de volver de Italia, pero hay algo que me empuja al reestablecer mi antigua rutina... Trataré de resistir, no tanto para 'épargner mes yeux' (no gastar mis ojos), sino para mantener cierta calma sana.

Un beso

VERONICA LEONETTI dijo...

Ahora lo de leer casi todoen pantalla es prácticamente inevitable. Pero lo de 'el papel va a morir', es tontería. Yo necesito hundir la nariz en un libro o periódico en papel de vez en cuando. Y echaría mucho de menos mi montaña de libros en mi mesa de noche.

Isabel dijo...

giovanni, eso de mantener cierta calma sana me gusta mucho.
Gracias por tus palabras.

Otro beso.

Vero, no lo vamos a echar de menos, siempre podemos releer que también es muy interesante.
El papel seguirá existiendo y si se reduce, mejor para los árboles.

Un beso.

Paloma - dijo...

Me ha gustado esta entrada, tita!
Te acabo de añadir en mi blog. Eres mi primer blog de la lista!!!
Besitos. TQM

Isabel dijo...

No sabes cómo me gusta ser el primero de tu lista.

Achuchones.