jueves, 15 de abril de 2010

133. El hombre que fue jueves

Ayer me propuse escribir, llevo días intentando resumir un viaje, interesante para mí y quería compartirlo, pero no consigo plasmarlo. La actualidad me desconcentra cuando lo intento, bueno, más que desconcentrar me preocupa. Quisiera verla desde el punto de vista irónico o humorístico para no hundirme, pero no puedo.

Dice Chesterton en su libro “El hombre que fue jueves”:
El mal es tan malo que sólo podemos pensar en el bien como un accidente; el bien es tan bueno que creemos que el mal se puede explicar

Y en el prólogo de mi libro tengo subrayado que Kafka contestando a una pregunta sobre una época determinada dijo: “uno tiene que estar alegre, pues sólo así se puede alejar la desesperación

Y si lo dijo Kafka...

13 comentarios:

Reyes Uve dijo...

Y mira que Kafka no parecía un tío muy animado.
En fin , sea lo que sea, que pase pronto y puedas escribirlo como tú quieres.
Besos.

Musaraña dijo...

Ánimo que el talento que tu tienes no desaparece.

Un beso guapa

emege-e dijo...

Amiga:"Cuando aparece la flaqueza hay que tener coraje para combatirla" (de mi saco)
"La escritura es la pintura de la voz" (Voltaire), los pinceles que sostienes entre tus dedos tiene hermosos colores. ¡Ánimos!
Besitos.

Isabel dijo...

Gracias, Reyes, Musaraña y emege-e por vuestros ánimos.
Me siento fatal por provocar esto, no suelo quejarme, será la primavera.

Abrazos

iris dijo...

Gracias por la frase de Kafka , la pondre cerca para darme animos,porque ultimamente me pasa como a ti , estoy de bajon. Pos nada ,a subir pa arriba.Dandote animos a ti me los doy tambien a mi.ANIMATE A VIVIR.Besos preciosa.

Miguel Baquero dijo...

¡Qué librazo el de Chesterton! Y las novelas de Kafka sí son humorísticas; hablo en serio. Es un humor algo raro, pero que un hombre se levante convertido en una cucaracha, otro llegue a Ámérica y pierda su paraguas, y un tipo sea juzgado no se sabe muy bien por qué y al final acepte que es culpable de no sabe muy bien qué crimen, en realidad es humor.

Lara dijo...

¡No te sientas fatal! No lo veo queja, lo veo constatación: uno intenta sacar lo que lleva dentro y lo que hay afuera no se lo permite. Es la trágica esencia de la vida, en realidad. Pero a veces se puede utilizar esa lucha de fuerzas, ese enfado por la actualidad, y convertirlo en palabras. Ánimo.
Un abrazo

NáN dijo...

Pues si lo dijo Kafka, como si lo hubiera dicho Blas.

Es la primavera, Isabel... y el terrible entorno psicópata-político-social que tenemos.

Yo ni siquiera estoy visitando blogs. Me paso el tiempo libre sentado en un sillón, leyendo "El día del Watusi" y poemas de Catulo.

Isabel dijo...

Bueno, ya está retomado el post. Dije que me sentía fatal por quejarme, emege-e, que sé te has preocupado, no porque estuviera malita de acostarme.Gracias, amiga.

Iris, a veces pasa, lo del bajón, hay que intentar que dure poco. Gracias y besos.

Miguel, estoy de acuerdo contigo porque el drama, a veces, contiene la comedia. Lo comprobé en una película que pasaron el otro día en TV, "La torre de Suso" creo se titulaba.
Claro que si ves una foto de Kafka, cuesta, pero como bien dices, ahí están sus libros. Un beso.

Lara, cariño, tú lo has dicho. Convertirlo en palabras, ahí está la clave.
Un besazo.

NáN, ahora, con las cenizas del volcan estamos apagando todos los fuegos.
Espero que no me impidan volar a Roma. Me largo que no estoy pa bailar sevillanas. Lo digo aquí... por si no vuelvo que sepáis que me he quedao en las nubes.

VERONICA LEONETTI dijo...

Algo que me encontré en el I-Ching un día de esos malos:

'Justo es que gocemos de este tiempo intocable, pero no debemos creer que es eterno. Guardemos en el granero las semillas brillantes de estas horas perfectas, para que nos den esperanza cuando las sombras se proyecten amenazantes sobre nuestra fuerza de ánimo'.

Isabel dijo...

Es perfecto, Vero. ¡Qué sabia frase!
Me ha recordado la película "Cosas que nunca te dije" de Isabel Coixet. La protagonista viene a decir que debemos guardar en una hucha los momentos felices para tirar de ellos cuando no lo sean tantos.
Y también a Thoreau, escribí sobre lo que decía en la entrada 20 de este blog.

Gracias, una vez más.
Un abrazo.

Lena dijo...

El bien es el mal menor según Ramos Sucre.

(El humor siempre salva...dale la mano...)

Un beso inmenso que te suba!

L.

Isabel dijo...

Gracias, Lena. El humor: ¡qué no nos abandone!

Besazo