miércoles, 7 de abril de 2010

132. Vivir


¡Vivir es ignorar!
Si de la cuna
suspiras por la angélica fragancia:
si vuelves a ser niño, de fortuna
pide que nunca muera tu ignorancia.

Francisco Lazo Martí

16 comentarios:

Lara dijo...

qué sabio


muchos besos!

emege-e dijo...

Hermoso post que da para reflexionar. Por fortuna el niño que llevamos dentro siempre aflora en cualquier momento especial de nuestra vida. La ignorancia también es hermosa, además, siempre está presente, nadie es sabio y quién se lo crea vive equivocado. Besitos.

Musaraña dijo...

¿Qué tendrán los niños que juegan en la playa?

Siempre me quedo mirando sus juegos traviesos bajo el sol, con sus blancos pies descalzos y caigo en una especie de ensóñación...

Vivir, solo vivir...algo tan sencillo que siempre los adultos complicamos.

Felicidades por la imagen, y las palabras.

Un saludo

Reyes Uve dijo...

Qué bonito, y la foto , es de esas que te hacen sentir feliz.
Un besito .

VERONICA LEONETTI dijo...

Que cosas! me ha hecho pensar, si en ciertas orillas nos pudiésemos indefinidamente quedar.

VERONICA LEONETTI dijo...

Por cierto, me emociona que te hayas interesado en este poeta que además es mi paisano. Supongo que ha surgido desde el fragmeto de "Silva criolla".
Un abrazo.

giovanni dijo...

Me gustó esa observación de que vivir es ignorar y por interés en 'saber' de donde vienen tus impulsos para escribir volví a tu 'pasado', encontrándome con un post viejo tuyo que me provocó a escribir un post nuevo mío. Gracias a ti me encontré en una aventura nueva inspirada en un artículo viejo.

Un abrazo

iris dijo...

Hermoso y sabio post , mientras exista la ignorancia ,existirá la oportunidad de aprender . Besos .

Miguel Baquero dijo...

Vivir es ignorar y, a partir de cierta edad, hacer como que ignoras.

Rayuela dijo...

llego de la mano de Giovanni, me gustó tu casa, volveré por más hilo de coser.


un beso*

NáN dijo...

La técnica, que nos permite hacer las cosas bien, quita el milagro de lo que se hace como por ecanto.

Cuando con el tiempo leas, si pasa los filtros, un escalón que habla de esto, que conste que tu poema me refuerza, pero empecé a escribirlo antes de haberlo leído. O sea: será como de costumbre una copia, pero nunca directa.

Ana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Ana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme, anacect@gmail.com
Exitos con tu página.
Saludos
Ana

Freia dijo...

Yo cada vez estoy más convencida de ello. Se sufre mucho menos y no se pierde nunca el encanto de lo nuevo por aprender.
Un beso fuerte

Isabel dijo...

Y que lo digas, Lara.
Besitos

Yo creo, emege, que reconocer esa ignorancia supone seguir sorprendiéndonos como le pasa a ese niño que mencionas.
Beso fuerte.

Musaraña, yo creo que esa inocencia que perdemos y que adoramos.
Gracias y besos.

Es verdad, Reyes. Otro beso para ti.

Vero me gustó y lo busqué y sí, es de "Silva criolla".
Agradezco mucho vuestros comentarios y siempre aprendo.
Y ya ves, no sólo a mí han gustado las palabras de tu paisano.
Muchos besos y gracias.

giovani ha sido un placer leer en tu blog: Tutto è possibile, lo que cuentas sobre Berger y me alegro mucho de que estos hilos invisibles unan tus palabras y las mías.
Besos

Cierto, iris, muy cierto.
Un beso

Jeje, Miguel, a veces es más sabio.

Rayuela, tengo muchas bobinas, vuelve cuando quieras y bienvenida. A mí también me gustó tu casa y tu nombre.
Besos

NáN, me gusta esa inocente complicidad que evoca identidades.

Ana, si no habilitas tu perfil no sé como conocerte. Gracias por tus deseos.

De acuerdo contigo, Freia. Otro beso enorme.

Juan Antonio Millón dijo...

Ignorar o saber. La sabia ignornacia o el ignorar que sabe. Mejor: límites en los que vivimos y luchamos, buscando siempre algo de la felicidad.
Oigamos al maestro Juan Ramón Jiménez en un fragmento de su Espacio:
"Lucha entre este saber y este ignorar
es mi vida, su vida, y es la vida. Pasan vientos
como pájaros, pájaros igual que flores,
flores soles y lunas, lunas soles
como yo, como almas, como cuerpos,
cuerpos como la muerte y la resurrección,
como dioses..."
Un abrazo, Isabel. Es siempre un gozo y una aventura merodear en tu bitácora.

Isabel dijo...

¡Qué cierto lo que dices sobre los límites!
Gracias, Juan Antonio, por tu sabia opinión y por haber añadido otro bello poema.

Saludos