domingo, 14 de febrero de 2010

123. Un “sanvalentíndecine”


El sueño de una noche de invierno


Ele se despertó en un lugar que no conocía, pero no le preocupó. A tientas encontró el cuarto de baño. Se sentó en el váter. La voz del hombre invisible le susurraba aún al oído:

“Solos tú y yo, antes del atardecer, no te olvides”.

En su sueño el amor duro hasta casi antes del amanecer. Ahora ya tenía algo para recordar. Ele volvió a la cama y se enroscó a Jota que todavía estaba allí, aguardándola.

7 comentarios:

Ardilla Roja dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ardilla Roja dijo...

Y tan de cine! Has hecho un bonito trabajo con las películas, Isabel.

Ya que soñaban, también podrían haber dado "Un paseo por las nubes"

Si no la has visto, te la recomiendo.

Un abrazo.

VERONICA LEONETTI dijo...

...Y al día siguiente cruzaron los Puentes de Madison.

Reyes Uve dijo...

Feliz amor , Isabel, a todas las cosas bellas que nos rodean .
Y a la poesía.

Un beso.

Isabel dijo...

Bueno, la verdad, Ardilla, es que escribí este micro como otros que luego se quedan ahí durmiendo en la carpeta, pero, cuando lo leí, fueron las palabras las que me recordaron estas pelis romanticonas.
Tomo nota de tu recomendación y te agradezco tus palabras con otro abrazo.

Esa sí la he visto, Verónica,
¡Qué bueno, lo pronto que habéis completado el post!

Querida Reyes, no es por nada, pero lo del santo y el amor conmigo no va mucho. Creo que cualquier día que nos sentimos bien, hay que aprovechar para celebrar todo lo que con acierto enumeras.
Lo que pasa es que tenía el micro, y anoche era la gala de los goyas. Este año estaba ilusionada por ver al hijo de unos amigos, Rafael Cobos, nominado al mejor guión original por After, cruzando la alfombra (fíjate lo puesta que estaré que era verde en vez de roja), y era para celebrar verlo allí.

Gracias por tus deseos y muchos besos.

Musaraña dijo...

Oh...si hubieras puesto la frase de Drácula: "he atravesado océnos de tiempo para encontrarte" ya me habrias rematado.

:P

Isabel dijo...

Hubiera parecido mi micro aún más pobre, Musaraña, porque esa frase es genial.
Además no quiero rematarte, jejeje...