jueves, 20 de septiembre de 2007

2. Contra el bloqueo

Ya me lo habían advertido: -te bloquearás. Y ahora que lo pienso, es lo que me está pasando. –Tengo el escritorio lleno de notitas y en las notitas principios de temas a distribuir; este para la revista, este para mi blog, aquel otro para el de literatura, -me digo.
Ideas, todo son esbozos de ideas, pero no soy capaz de plasmarlas. Tengo que dejar de visitar mi propio blog buscando la opinión de los que me quieren y de los que no conozco, pero que les agradezco igualmente sus visitas. ¡Dichoso ego!

Y recurro a otra advertencia: contra el bloqueo escribir automáticamente y rápido, sin pensar, sólo escribir, que tu mano te lleve donde quiera ir, en total libertad, sin puntos ni comas ni cualquier otro signo que interrumpa el fluir de lo que sea. Y me lanzo...

“No sé por qué te cuento si no tenía alma de escritora en mi larga vida sin embargo aquí estoy disfrutando sobremanera de la palabra zurciendo hilvanando recogiendo zarandeando letras sílabas exclamaciones sonidos fotos recuerdos presentes y el deseo futuro de seguir así en mis ratos llenando cuartillas cuadernos notas agendas orillas de periódicos escribiendo al derecho al revés torcido y siempre en viaje con las palabras para qué para quién qué sé yo ni creo que me importe qué más da si me buscan me tiran me encuentran me visitan a ratos y quizás en un momento o en algún lugar una palabra caída barrida llevada en el aire se posa en la mano el plato las gafas de alguien y surge una idea un nombre un recuerdo una visión una lágrima y te da alas para tú también hacer lo mismo porque de eso se trata que nadie o casi nadie ha inventado nada aunque hubo un principio pero yo estoy aquí y ahora y lo mío es reciclar cortar pegar unir reconvertir trozos colores atrapar instantes en un universo y bajarlos al cuaderno me gusta escribir a mano copiar a veces textos de otros seguir el sendero de otros volver sobre lo pensaron idearon plasmaron seguir su trazo te lleva a imaginar su mente y visualizar lo que cuentan esa imagen virtual no comparable a nada porque es tu historia la historia que surge de tu mente de una lectura que te hace vibrar palpitar con la misma o parecida sensación te imaginas que la de su autor en su momento de soltar lo que llevaba dentro...”

5 comentarios:

ecijana dijo...

Sí, claro que sí. Igual que los pigmeos plasmaron sus rituales de caza e pequeñas cuevas sin saber que estaban creando arte; un arte que admirarían millones de ojos mucho tiempo después. Así imagino tu blog y así imagino que pasarás a las posteridad: como una artista de gran magnitud que no conocía muy bien la grandeza de su creación. Eres original, amiga; y ,hoy por hoy, eso es mucho decir.

emege-e dijo...

Sí, sí me ha gustado tu idea de dar a conocer a otras personas la mejor forma de desahogarse por medio de la "terapia-literata", tanto emocionalmente dejando que fluyan los escondidos sentimientos, como "vomitar" un empacho producido por las letras, palabras y frases que a veces invanden la mente, hasta producir ese bloqueo que dices.Ya sabemos que la mente es muy poderosa.
Por unos momentos te he imaginado como te transformabas en las hermosas Cataratas del Niágara,como fluía, desde tu interior, esa fuerza de corrientes de letras que se convertían en su caída en palabras, una detrás de otra. En su veloz caída en el vacío chocaban en la hoja en blanco que tenías delante y se fueron trocando en ese "trabamente" tan ingenioso como hermoso que has creado inconscientemente.
Vuelvo a reiterarte mi enhorabuena. Besitos y... adelante ¡fénomena

kasi_siempre dijo...

Pero que bien escribeees... Y tú eras la que decías "¡vaya un nivel, Maribel!" Pues claro que hay nivel... nos vas a poner las pilas a todos, ja, ja, ja...
Un placer visitarte.
Un besito

vir dijo...

Qué bién lo has dicho, del tirón, sin una coma. Me he sentido a tu lado, diciendo lo mismo, sintiendo lo mismo pero con tus palabras. Estupendo. A seguir disfrutando y haciéndonos disfrutar.

Pixelwoman dijo...

qué buen ritmo llevas, qué envidia. A mí también me pasa que me bloqueo, y lo mismo: que si esto para yomujer, lo otro para librodearena, lo otro para mi blog (¡por fin he empezado a ponerlo al día!) y ahora Literatúrate...

Qué estrés de escritura... menos mal que me encanta :-)

Diana P.