sábado, 15 de mayo de 2021

563. No te puedes aislar

Cuando ibas a la ciudad de pequeña te quedabas embobada ante el movimiento de coches y personas; era como un carrusel de feria, colores y olores al pasar por la puerta de algún restaurante o puesto callejero de chucherías. Estabas aprendiendo a leer y leías todos los letreros en voz alta y, mientras, te agarrabas fuerte de mi mano para no tropezar y caerte. ¡Y qué decir del tren! Lo que disfrutabas en el trayecto.

Ahora vives en la ciudad y apenas sales. Aunque ha pasado lo peor, no te puedes aislar.

Como no te vayas a una cabaña al campo... Y, aun así, tampoco. ¿Quién te dice que no pasará un pastor con su rebaño de ovejas? Deseoso de conversación te provocará y tú, que tampoco estás acostumbrada a estar callada porque no lo has sido nunca, claudicarás.

Te lo repetía durante el primer confinamiento y más severo; aquel en que cada vez que tenías que llenar la nevera te dabas una vuelta por la ciudad primero, y te quedabas anonadada. Las ciudades no se han hecho para estar vacías en sus calles y plazas, decías enfadada. Es peor que la guerra física esta sensación de soledad, te quejabas. Porque el silencio era tan grande que parecía que todos estuvieran muertos dentro de la propia vivienda, como si hubiera sucedido una catástrofe nuclear. 

¡Ni que tú hubieras pasado ninguna!, te contestaba riéndome para relajarte

Y buscaba ventajaslos pájaros vuelan libremente y cantan felices, el aire es más limpio...

Pronto todo esto pasará, te decías tu misma. Y es verdad.

16 comentarios:

Tracy dijo...

Es verdad tal como lo has descrito, y pasará, claro que pasará, pero con tantos costes....

Ana Manotas Cascos dijo...

Mis padres se trasladaron a Madrid hace muchos años, y has descrito muy bien lo que sentir al ver una ciudad tan grande. Un saludo.

ÍndigoHorizonte dijo...

Todo llega a quien sabe esperar. Aislarse... es tan necesario tantas veces y tan saludable. No solo ahora, siempre. Compartir, sí pero disfrutar de la soledad, también. La soledad elegida, esa.

Abrazo y a cuidarse.

Teresa dijo...

Esperemos que pase pronto. Besos.

Reyes dijo...

Pues quizá el silencio sea mejor y creí que aprenderíamos de esto, pero no.
Abrazos Isabel

Pilar Vidal Clavería dijo...

Inspirada en la novela de Milena Busquets "También esto pasará", escribí en el cristal de mi ventana, en marzo del 2020 con rotulador permanente, "Això també passarà", todavía no lo he borrado, ni de momento tengo intención de hacerlo.
Un abrazo grande Isabel

ethan dijo...

Esto pasará, pero ¿volverá todo a ser igual que antes? Esa es la pregunta.
Abrazos.

emege-e dijo...

Creo que lo peor que se puede hacer es aislarse, sobre todo aislarse en sí misma es el síntoma de que no te encuentras bien. A pesar de todo lo que llevamos sufrido, lo mejor es pasar página y mirar al presente porque planificar para el futuro, aunque sea cercano, es aún más incierto, sobre todo para las personas que tenemos una cierta edad. Hay que sobre ponerse y valorar cada instante, vivirlo, disfrutar con intensidad,no perder el contacto, la comunicación con los demás. En resumen
intentar llevar una rutina diaria que debemos replantear con lo aprendido.
Besos. Ave Peregrina.

Isabel dijo...

Tracy, crucemos los dedos para que sean los menos posibles. Gran abrazo.

Isabel dijo...

Ana, me alegra que se entienda. Gracias y besos.

Isabel dijo...

Índigo, esa paciencia del observador y ese saber aislarse cuando conviene, perlas de sabiduría que dominas, siempre aprendo contigo.
Gran abrazo agradecido.

Isabel dijo...

Teresa, pasará y aunque tarde yo confío que hemos aprendido, no solo a resistir, sino también a reinventarnos.
Muchos besos.

Isabel dijo...

Reyes, me alegra mucho encontrarte aquí, echo de menos tu blog.
Pienso que hemos de darnos tiempo para que todo se digiera y aprenderemos, eso sí, quien quiera como en todo.
Gran abrazo.

Isabel dijo...

Pilar, me acuerdo cuando hablaste de este libro en tu blog. Creo que fijar las cosas es importante, pero a ti qué te voy a decir si eres maestra..., que me encantaría estar más cerca de ti.
Muchos besos.

Isabel dijo...

ethan, ahí estamos, si no cambiara nada sería muy sospechoso, una vez más se pondría de manifiesto la estupidez humana porque aquí estamos de paso a la nada. Yo creo que como en un espejo hemos visto de cerca todo de lo que no hablamos, de la muerte por ejemplo.
Abrazo.

Isabel dijo...

emege, amiga, lo que tú no sepas, sabes que admiro tu valentía en todo y aprendo de ti.
Ya tengo ganas de que nos veamos tranquilas.
Gran abrazo.