martes, 15 de enero de 2019

493. Escribir da frío

Las manos heladas. No me acostumbro a teclear con los guantes aunque tengan los dedos descubiertos. Me acuerdo de esta foto, en la sierra de Huelva abrigan a los árboles. Me levanto y dejo el escrito. Voy a comprar al supermercado. Después de días de sol hoy se oculta, corre un vientecillo frío como de nieve, aunque aquí no cuaja nunca.
Una señora mayor encorvada y envuelta en un abrigo de pieles que le llega casi a los tobillos, cruza el semáforo lentamente. No es un abrigo cualquiera, algo que no cuadra con las temperaturas del sur, y, parece pesarle como si llevara encima todo el peso de su privilegiada clase. Pienso que igual va sola porque se sacrifica ella misma por no admitir a ninguna persona de otro país que la cuide. Quizás tema que, con algún desplante suyo por no llamar desprecio, pueda perder su precioso abrigo.

¿Podremos confiar en que algún día se enderece todo?

16 comentarios:

Indigo Horizonte dijo...

Lo que da frío es escribir la vida que ahora vivimos. Tiempos decadentes... da frío. Mucho. Quizá lleguen otros que lo sean menos.

Abrazo...

Tracy dijo...

No había visto nunca a los árboles así vestidos, ¡qué chulos!, como también es difícil ver esos abrigos de pieles, la gente se va concienciando, aunque si la buena señora lo tiene que se lo ponga y lo disfrute, ya el daño está hecho.

Isabel dijo...

Eso es precisamente, Indigo, no indica nada bueno que las historias se repitan.
Besos.

Isabel dijo...

Pues creo fue en Fuenteherido, Tracy, y había más modelos con rosetas de croché. Era colorista la idea.
En cuando a la buena señora, la respeto,es su cuerpo y su armario; pero no así que se eche, o no dejen entrar, a las personas que buscan una vida mejor fuera de su tierra, como pretenden algunos políticos.

Teresa dijo...

Por aquí se ven bastantes árboles así. Besitos.

Maite Lorenzo dijo...

Da frío, sí, Isabel... y mucho
Besos

ethan dijo...

Tengo fotos justo en ese mismo sitio, junto al árbol abrigado como un caniche. Lo que pasa es que no las encuentro. Antes teníamos álbumes con el año escrito en el lomo y era más fácil encontrar una foto; ahora es casi imposible en la galería del móvil, o en el ordenador, o en un disco duro externo, o en la nube, ¿dónde estará?
Abrazos.

NáN dijo...

Nunca había visto árboles abrigados. Es hermoso.

Isabel dijo...

Debe hacer frío donde vives, Teresa.
Abrazos.

Isabel dijo...

Maite, por varias cuestiones, no solo físicas, ¿verdad?
Muchos besos.

Isabel dijo...

ethan, nosotros fuimos en un enero como el de ahora y lo que daba más frío eran los numerosos chorros de la fuente. Recuerdo que donde teníamos el coche aparcado había un muro de piedra por el que se había abierto paso la plantita que puse en este post:
https://elcosturerodeisabel.blogspot.com/2018/01/460-tirar-del-hilo.html
El problema de la técnica, que nos viene tan bien para algunas cosas, es la diversificación. no nos ahorran mucho tiempo que digamos.
Abrazos.

Isabel dijo...

Sí, NáN, y vistoso. ¡Lo que han dado de sí las abuelas y las madres que hacían punto y ganchillo! Te paso esta dirección de una galería de arte contemporáneo donde expuso esta artista que, en otra ocasión, vistió la estatua de el Cid: http://www.delimbo.com/art/olek/
Abrazos.

NáN dijo...

¡Gracias, gracias! Espectacular lo de esta artista.

Isabel dijo...

Me alegra que te guste, NáN.

Anacanta dijo...

Mas frío da el silencio.

emege-e dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.