domingo, 9 de abril de 2017

437. Bajo el parral del patio


Me gustaría
que me oyeras la voz y yo pudiera
oír la tuya.
Sí, sí, hablo contigo
mirada silenciosa
que recorre estas líneas.
Y repruebas, tal vez, este imposible
deseo de salirse del papel y la tinta.
¿Qué nos diríamos?
No sé, pero siempre mejor
que el conversar a solas
dando vuelta a las frases, a sonidos,
(el poner y el sacar paréntesis y al rato
colocarlos de nuevo).
Si tu voz irrumpiera
y quebrara esta misma
línea... ¡Adelante!
Ya te esperaba. Pasa.
Vamos al fondo. Hay algunos frutales.
Ya verás. Entra.

Circe Maia
(“Invitación”, Breve sol, 2001)



poema tomado de: http://www.aplu.org.uy/wp-content/uploads/2010/04/Sic-9-Agosto-20141.pdf

16 comentarios:

Indigo Horizonte dijo...

La voz de la primavera es infinita. Hoy te dejo mi voz, tejiéndose con la suya. Besos, Isabel: https://indigohorizonte.blogspot.com.es/2017/04/la-infinita-voz-fotografias-y-edicion.html

Loam dijo...

¡Sí, sí, sí...!

Isabel Martínez Barquero dijo...

Es impresionante cómo este poema consigue la complicidad inmediata con el lector.
¡Me gusta!
Un beso muy grande, tocaya.

Elvira dijo...

Muy bueno! Un beso, Isabel

Isabel dijo...

Por fin he podido desde otro ordenador subir las fotos que tomé para este poema.
Siento la tardanza.

Isabel dijo...

Indigo qué bueno tejer voces. Me encanta.
Acabo de poner imágenes para acompañarlas.
Abrazos.

Isabel dijo...

Loam, me gusta ese trío de afirmaciones porque supone que te gusta el poema de Circe Maia.
Gracias.

Isabel dijo...

Tocaya, a mí también. Estaba buscando un poema de ella, tarea difícil porque todos por una u otra cosa te impactan. Encontré la revista (del enlace que pongo abajo de la última foto), y allí venía en el artículo de María del Carmen González a quien agradezco desde aquí este disfrute.

Más besos de vuelta para ti.

Isabel dijo...

Elvira, sí que lo es. Me alegra te guste.
Abrazos

Loam dijo...

Supones bien, amiga. Me ha gustado mucho.

Myriam dijo...

Entro, Isabel y te prometo que cuando vaya a Andalucía, arreglaremos una cita bajo esos parrales.

Un abrazo muy grande y Felices Pascuas y o descanso pascual.

Teresa dijo...

¡ Y que bien se esta debajo del parral ! Un beso.

virgi dijo...

Poético y real.
Estaría bien que esa invitación se realizara contigo, en una tarde florida y primaveral.
Besitos, besitos.

Isabel dijo...

Gracias y besos a tod@s.

Anónimo dijo...

Amiga Isabel, tenía atraso.
Qué bonito el poema de Circe Maia. ¿A quién no conoces?
Tenemos que juntarnos bajo la parra. Aunque esté deshojada. ya agradeceremos ése sol del que hoy renegamos. Besos.

Isabel dijo...

Cuando tú gustes, Uva. No importa que esté deshojada y achicharrada con el fuego del sol cayendo de plano. Pronto llegará el otoño, nunca lo había deseado tanto.
Besos