domingo, 29 de noviembre de 2015

391. Y, sin embargo...


la alegría,
esa
que
no debemos
abandonar.
Para que
no ganen,
no dominen,
no engañen,
no destruyan.
Y todo eso
que
tanto
esfuerzo
cuesta
conseguir,
perdure.

13 comentarios:

Indigo Horizonte dijo...

Por todo eso y para todo eso, sigamos, pese a ellos y pese a todos los pesares.

Un abrazo bien grande, Isabel.

tecla dijo...

La alegría es una conquista que se tiene que practicar con vehemencia si no queremos caer en el desaliento. No se regala ni nos viene, puesto que el mundo se compone de bienes y maldades.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Por encima de todo, la alegría un arma poderosa frente a todo y frente a todos. Ella nos protege y nos da confianza en el futuro. Aunque…, bueno, como decía Antonio Gramsci: frente al pesimismo de la inteligencia, el optimismo de la voluntad.
Un beso, tocaya.

giovanni dijo...

cada día de nuevo
cada nuevo día
cada nuevo momento
perdure
(con o sin esfuerzo)

un beso

Noite de luna dijo...

A pesar de los pesares, la vida sigue, afortunadamente

Besos

Elvira dijo...

Eso, la alegría, la vida.

Un beso

Myriam dijo...

Amén.

Que nunca falte la alegría
y que se multiplique y refracte.

Gracias Isabel por tus cariñosas palabras.
Ya estoy de regreso en casa, después de mi largo viaje.
Y es lindo estar en casa.

Un beso

Teresa dijo...

Un beso Isabel.

Sue dijo...

Yeah!!!

Isabel dijo...

Ja,ja,ja, pues eso, con el ¡YEAH! de Sue os digo que va por vosotrxs mi alegría de hoy por como estuvo anoche Pablo, y mi satisfacción de veros aquí.

Agradecida os abrazo y beso: MUAKAAA

Anónimo dijo...

Y después de leer este bonito poema sólo puedo decir: Que así sea por siempre. Besos Peregrina

Ernesto. dijo...

No sabíamos entonces, no con tanta claridad, que ya los zorros, con buzo de trabajadores, trasteaban por el gallinero...

Una mañana de sábado entretenida.

Un abrazo, Isabel.

Isabel dijo...

Saber es importante, Ernesto, aunque a veces se intuye también.
Me alegra tu paseo por este cajón de sastre.
Bienvenido.