domingo, 15 de noviembre de 2015

390. Más cine

No lo puedo remediar, pero mi vena de actriz (qué más quisiera yo), me empuja a escoger entre tanto cine las películas que van de eso “de cine o de teatro”. Y menos mal, porque son las únicas con las que he acertado en el festival de cine de mi ciudad.
Hay tanta oferta sugerente, que suelo dejar las que se presentan con más trayectoria porque luego las pasan a salas y hay otra oportunidad de verlas. Pero esta vez no pude resistir ver “El tiempo de los monstruos”. A Feliz Sabroso lo conocí en TV, en el programa Versión española. En él habló del trabajo que estaba haciendo con Dunia Ayaso, su mujer, antes de fallecer.

Y ha sido estreno mundial aquí en Sevilla. Nos gustó mucho, desde el cartel de la película que es un loops que se va repitiendo. Y la peli, bueno, hasta han dicho que no tiene género. Su director, al presentarla junto con los principales protagonistas, aseguró que se entendía. Y se entiende, claro, incluso el tema remite a otras pelis. O como leí que dijo Carmen Machi: “cine en estado puro”. En palabras de Sabroso: “Una especie de comedia-legado de nuestra visión de la vida, muy coral y en clave muy irónica, con un toque de humor surrealista con un grupo de personajes que se reúnen para rodar una pretendida película y acaban elucubrando sobre lo humano y lo cinematográfico”.
Y para terminar las pelis de actores, “Olmo&The seagull” (Olmo y la gaviota) Aquí es el documental (aunque éste no es muy explícito, se intuye cuando la narradora interrumpe en la escena), dentro del teatro. No me gusta contar nada, pero como el festival terminó, voy a sugerirla. El teatro es es la vida de la pareja, ensayan “La gaviota” de Chéjov y ella se da cuenta que está embarazada de un hijo esperado.
Tiene que hacer reposo renunciando así a su vida: el teatro. A través de primeros planos nos vamos introduciendo en el mundo interior y el entorno de una mujer, de sus emociones, del asombro, expectativas, miedos, de sus renuncias, de la incomprensión que existe ante ese periodo de la mujer tan complicado. Hay una escena que me gusta. Su pareja se queja de que está cansado después de un día de ensayo, ella protesta porque no tiene tiempo para ella, y él pregunta: y tú, ¿qué has hecho hoy? Pues yo he terminado unas orejas, intentado las pestañas, y el hígado.


Interrumpí este post ayer al enterarme de los horribles atentados de París, y, al escuchar que había un periodista herido, me vino a la cabeza la escena de otra película que vi hace un tiempo “Mil veces buenas noches”. Juliete Binoche es una fotoperiodista en zonas de conflicto. Como mujer tiene acceso para grabar cómo se prepara a una joven para inmolarse. El director Erik Poppe que con su cámara recorrió los conflictos más salvajes del mundo cuenta en el film gran parte de su experiencia: el número de personas muertas en estos lugares o las fotografías que, a pesar del riesgo que corren, muchos medios no les dejan publicar. La película abarca también otros temas muy interesantes, os la recomiendo.

Contemplar el horror, que también nos tocó, da miedo.

8 comentarios:

Indigo Horizonte dijo...

Ay, Isabel... yo estoy que no puedo con mi alma. Mis amigos franceses. El padre de mis niños, francés. Mi hija, que nació en Francia. Algunos viven allí aún. Otros ya no estamos allí pero París es mi casa, ha sido mi casa tanto tiempo... pero no me enredo con mis cosas. Es sobre todo esta humanidad tan inhumana lo que me duele pero aún hay razones para seguir porque hay humanos que aún conservamos nuestra parte animal, esa parte buena, que algunos olvidan, esa parte que no... En fin, no sigo. Quizá desvarío. Miraré esa peli de la que hablas: hacer los ojos, las orejas, la historia de la renuncia, la historia de la mujer, tantas cosas que conozco y sé porque soy mujer y madre y muchas más cosas. Y porque aquí sigo, a pesar de todo. Un abrazo enorme, Isabel. Y gracias.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Tomo nota de las pelis, tocaya. Se nota que sabes de lo que hablas y, por lo que has dicho, me interesan.
Un abrazo grandote y, como tú, ando consternada con los atentados terroristas de París.

Teresa dijo...

Besitos Isabel.

Isabel dijo...

Indigo, siento tu dolor, deseo que todos esten bien y espero te repongas, porque no hay más remedio que seguir confiando que todo se resuelva del modo más pacífico posible. Ya está bien de que mueran tantos inocentes.
Gran abrazo.

Isabel dijo...

Isabel, tocaya, gracias, y un fuerte abrazo.

Isabel dijo...

Teresa, muchos besos, pasaré en cuanto pueda.

Sue dijo...

Interesante, me lo apunto todo, que es todo bueno y te recomiendo TRUMAN, si no la has visto ya. Preciosa :)

Un beso.

Isabel dijo...

Sue, Truman la de Javier Cámara y Ricardo Darín la tengo pendiente. Gracias y besos.