domingo, 5 de julio de 2015

380. Celebración


Ocurrió en un día especial: la boda de su única hija. Una vez más contempló la invitación que ella había le había mandado. Amaba la ópera, Verdi era su ídolo, incluso, con menos pelo se parecía a él. Detrás, su pequeña vestida de ángel de la guarda.
"Es asombroso cómo los vástagos se parecen a sus progenitores", pensó. Ahora ella ocupaba un cargo importante en la política. Le había prometido en una de tantas charlas constructivas que los iba a poner a raya a todos y a todas.


Y ese recuerdo le llevo a escoger su corbata para la ocasión, pero no tuvo tiempo tiempo de hacerse el nudo.


Otra mujer, la definitiva llegó a tiempo y lo hizo en su lugar. Vino con todo el glamour posible. Lentamente se quitó el lazo y lo tiró al suelo de moqueta negra. Apretó los dientes. Y después de un nudo magistral, tiró con fuerza de su corbata a rayas. Mientras lo ahogaba, le prometió su última gran juerga: mucho mejor -le susurró al oído- que todas las que te has corrido a costa del dinero público robado.  

12 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Menudo final para el padrino, jajaja. Sin duda, una celebración muy especial para ambos políticos: el padre y la hija.
Un abrazo, tocaya.

Obat Kanker Payudara Tanpa Operasi dijo...

La vida no es fácil, pero no hay dificultades que no tienen una salida. Centrémonos en la difícil, pero en el que tenemos que hacerlo mejor, y pronto.

Indigo Horizonte dijo...

Lo leí ayer... hoy vuelvo... y ¿qué decir? Algunos se lo ganan a pulso ;-)

Abrazo. Grande.

Darío dijo...

Ella, la única que de vez en cuando hace un poco de justicia... Un abrazo.

Mar dijo...

Uffff, qué duro!

NáN dijo...

Espectacular y divertido. ¡Sí señorA!

Myriam dijo...

jajajaja es que no hay que dejarse
hacer los nudos de las corbatas por cualquier mujer.
Y menos, si hace promesas "politicas"

Besos, Isabel y muy buen verano.
Felices vacaciones y/o descanso.

Reyes dijo...

Esa mujer nos visitará a todos...pero a algunos no nos llevará de juerga.
Besos

Isabel dijo...

Como hasta el ordenador da calor en este verano cruel que sufrimos, os doy las gracias por deteneros aquí y comprender la rabia que me inunda a veces. La alimento otras matando moscas que en los pueblos son pesadas y molestan.

Gracias y besos ligeros que hace mucha calor.

Anónimo dijo...

Un comienzo feliz con un aterrador final. No hay que fiarse de las apariencias, rondan muchos lobos con piel de cordero y los pastores ya empiezan a alarmarse. Buena fábula para estos tiempos. Besos. Eli

Anónimo dijo...

Tiene arte el trato del tema. Besos amiga. UVA.

Isabel dijo...

Amigas, ¡qué alegría veros aquí! Y pensar que en estas fechas que comentáis ya no estaba Rosa. ¡Cómo nos vamos a acostumbrar a estar sin ella! ¡Cuánto dolor!

Besos, Eli, Vir... La mesa cojea, tendremos que calzarla lo mejor que podamos o sepamos, a ella seguro le gustaría.