domingo, 9 de marzo de 2014

334. Avanzar

Creemos que avanzamos,
mentalmente corremos.

Creemos que avanzamos, 
pero no.

Si nos paramos
encontramos,
de nuevo, 
un precipicio.












13 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Y así, es...
Y pese a saber y aprender de lo andado.
Aún caemos...
Será que todavía nos quede aún un tantito o tanto por aprender hasta tirar la toalla??
Creo que sí..
Y por eso hay que permanecer al pie del cañón.

;-)

Besos, Isabel.

Elvira dijo...

Y al comprender que nos asustamos menos frente al precipicio, vemos que sí hemos avanzado. ;)

Besos optimistas

Isabel dijo...

Después de leer y leer sobre el día de la mujer me dije y mañana todo se habrá olvidado. Porque lo que es avanzar, comparado con lo que se avanza en otros terrenos, ¿qué hemos avanzado?

Eva, al pie del cañón como tú bien dices y no dejar de repetirlo. Y de tirar la toalla, nada de nada. Abrazos.


Elvira, el optimismo es difícil pero necesario, si no cómo avanzar construyendo.
Besos.

Reyes dijo...

Que sí,que sí se avanza.Mira en la edad media había peste bubónica y ahora no.
...
Ejem.
Besos.

NáN dijo...

¿Será casualidad que solo encontremos abismo cuando nos paramos?

Isabel dijo...

Ja, ja, ja, Reyes, si te pones así. Tú lo sabes mejor que nadie porque analizas estupendamente. Abrazos.

NáN, ¡la vida y los acontecimientos van tan deprisa y hay tantas gritas que rellenar!
Lo que más me preocupa, son las paradas mentales, las más, de gente que no tiene motivos para quedarse tan atrás y sin embargo...
Qué fácil resulta dejarse embaucar por comodidad, ¿verdad?

Abrazos

virgi dijo...

Los precipicios están más cerca de lo que creemos, sólo la ingenuidad nos hace olvidarlos.
Besitos, querida Isabel

Isabel dijo...

Toda la razón, querida virgi.
Más besos para ti.

retriever dijo...

lovely, greeting from Belgium

Anónimo dijo...

Paseo por tu blog tarde pero siempre, siempre, paladeando. Disfruto, ¡ya te digo¡
LA UVA.

Isabel dijo...

Gracias retriever, igualmente y bienvenida.

Uva, me encanta que precisamente en estos días que invitan a la salida te estés paseando por aquí.
Gracias y un abrazo.

Indigo Horizonte dijo...

Nos caemos muchas veces. Vemos muchos precipicios. Los vivimos. Los bebemos pero, si seguimos viviendo, seguimos sobreponiéndonos y superándolos aunque a ratos creamos que no podemos.

Isabel dijo...

Yo creo, Indigo, que la vida nos empuja, si no ¿por qué, en circunstancias normales, nadie por mucha vejez que soporte, quiere irse y no despertar?
El desespero, al menos para mí, es por lo corta de la vida que no nos permite ver los cambios.
Un fuerte abrazo.