jueves, 14 de noviembre de 2013

321. Sobre el acatamiento

Lo que hace que el individuo sienta que la vida vale la pena de vivirse es, más que ninguna otra cosa, la apercepción creadora. 
Frente a esto existe una relación con la realidad exterior que es la relación de acatamiento; se reconoce el mundo y sus detalles pero solo como algo en que es preciso encajar o que exige adaptación. 

El acatamiento implica un sentimiento de inutilidad en el individuo, y se vincula con la idea de que nada importa y que la vida no es digna de ser vivida

En forma atormentadora, muchos individuos han experimentado una proporción suficiente de vida creadora como para reconocer que la mayor parte del tiempo viven de manera no creadora, como atrapados en la creatividad de algún otro, o de una máquina.    "Realidad y juego". D.W. Winnicott

12 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Esta claro que no existe mejor estado que el de estar creando (escribiendo, pintando, esculpiendo...). Cualquier actividad que nos haga sentir plenos, con olvido del entorno y del mundo, nos acerca a los dioses y nos vivifica.
Pero, ay, también somos humanos y hemos de dedicar parte de nuestro bien más valioso, el tiempo, a nuestra propia subsistencia y a las actividades mecánicas que implican.
Un beso bien grandote, tocaya.

Elvira dijo...

Toda la porción de vida que podamos vivir de forma creativa nos hace sentir exultantes. El acatamiento en grandes dosis es letal.

Besos

giovanni dijo...

Da para pensar más sobre el asunto o, simplemente, continuar el razonamiento/pensamiento, la reflexión... Será una reflexión creativa? Y se puede continuar la reflexión de tal manera que estimule a la persona que lo lee... Creo que sí, y no sólo depende del contenido sino también de la forma en que uno se expresa. Creo que "el arte" amplia el espacio en que uno se ve, eso por lo menos es mi experiencia cuando veo bella arquitectura (como p.e. en la Alhambra o la Mesquita), un bel cuadro, o cuando escucho bella música, o cuando leo un bel relato. Entonces, con nuestra creatividad podemos hacer sentir a una persona que no se sienta atrapado en la creatividad de algún otro.
Eso de la máquina es otra cosa.
Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Las personas más creativas que conozco son las que sacan adelante a sus familias con pocos recursos. Millones en España ahora mismito y acatan por obligación los que otros creadores les quitan. Sus derechos.
Todo lo demás son cuentos o eso creo

Besos y feliz fin de semana.


virgi dijo...

Una reflexión muy interesante, sí, pero antes de darnos cuenta de esa posibilidad creadora tiene que haber unos estímulos, porque si no, es difícil añorar algo que no se conoce.
Lo que es indudable es que las personas que aplican la creatividad a su día a día, aún en las labores más cotidianas, se sienten mucho mejor ( no digamos los que se realizan plenamente, como escritores, músicos, pintores).
Un abrazo, querida Isa, me voy pensando, gracias por esta dosis :)

Darío dijo...

Como creer que somos ya destinados y que ninguna voluntad tuerce nada... Un abrazo.

Aquí me quedaré... dijo...

Vaya. Falta parte del comentario que me debí comer.



Todo lo demás son cuentos o eso creo. Creativos se nace y luego se aplican técnicas para desarrollar esa creatividad innata que no todos tenemos.
Me encantaría ver que dibujaba Gaudí de pequeño, por ejemplo. Creatividad, imaginación y medios unidos, dan los resultados conocidos.
He visto en suburbios niñas, niños, mujeres y hombres de lo más creativo. También los he visto en mis pocos viajes a África.
Estoy de acuerdo en lo del acatamiento por narices. La gran puerta de la depresión y del suicidio. Son muchos más de los que salen en prensa en los tiempos que vivimos.

¡Salud!

NáN dijo...

El acatamiento se da siempre hacia el Poder, en sus múltiples formas.
Por tanto...

Myriam dijo...

Desde luego, querida Isabel, estoy completamente de acuerdo con Winnicott, cuya obra conozco muy bien, y en particular, con los pasajes que citas.

Besos

Marta dijo...

Sino pudiésemos crear nuestro alma estaría vacía y seríamos tan insensibles que la vida no merecería la pena.

Besos

Isabel dijo...

Me vais a permitir que os de las gracias por vuestras opiniones en un solo comentario. Me sirven para ampliar conceptos y visiones de los temas que me inquietan, aparte de que me encanta veros por aquí.
Últimamente no tengo mucho tiempo de publicar y para no posponerlo más os doy un abrazo agradecido y me voy a escribir el próximo post.

LA ZARZAMORA dijo...

La creación siempre ha liberado al individuo del acatamiento.
Creemos y creamos en ello...
Bss, Isabel.