domingo, 2 de junio de 2013

304. Al viento


El destino es de aire.

17 comentarios:

Josep Vilaplana dijo...

"El destino es de aire", lo cual nos deja hermosos, innecesarios, leves, serenos....

Qué bien me sientan tus palabras...

Besos.

Loam dijo...

Fíjate tú... ¡como las burbujas!

Índigo dijo...

Ligera pero intensa como el aire.

virgi dijo...

Es que somos poco más, querida, sabia, dulce Isabel.
Un beso te va con la brisa.

LA ZARZAMORA dijo...

Y de arena...
a veces, se escurre por entre los dedos, sin darnos cuenta.

Besos, Isabel.

enric batiste dijo...

El aire levantado por el peso,
el sosiego que a veces se desliza...


Y un abrazo a la chispa que tu enciendes

Darío dijo...

El destino es todo aquello que no queda, solo pasa...

Maria Dolors dijo...

Aire: nada, casi nada,
o con un ser muy secreto,
o sin materia tal vez.
Nada, casi nada: cielo.
J, Guillén
Un abrazo.

Ladelmedio dijo...

Ahhhh... fantástico.

Freia dijo...

Hermoso y cierto, costurera.

Elvira dijo...

Me has recordado a Bob Dylan. :-)

Besos

இலை Bohemia இலை dijo...

Muy chulo!!!

Isabel dijo...

Josep, pues anda que a mí las tuyas...
Besos de vuelta.

Loam, etéreas.
¿Has quitado comentarios?

Indigo, a veces hay que dejar volar lo que sea nuestro. Besos.

virgi, por eso, imaginar que volamos dándonos cuenta es reparador. Más besos.



Isabel dijo...

Zarzamora, qué bien verte por aquí.
Me encanta la arena de la playa. Un abrazo.

enric, qué bien lo dices. Abrazo.

Dario, y lo desconocido, por eso nos atrae.

Maria Dolors, muchas gracias por esas bellas palabras.
Besos







Isabel dijo...

Ladelmedio, la veleta es fantástica e hipnótica cuando el aire la mueve.
Besos

Freia, no sabía que además eres una gran artista, otra cualidad sumada a las que posees.
Besos.

Elvira, qué bien recordarte belleza. Besos

Bohemia, me alegra que te guste.
Besos





Patricia Nasello dijo...

De aire, sí, felizmente. Así está en nuestras manos, material leve, material de luz, esperando nuestra impronta.

Siempre es un placer visitarte, Isabel

Isabel dijo...

Patricia, y para mí, leerte.

Un fuerte abrazo.