sábado, 17 de noviembre de 2012

275. ...como gotas en la lluvia.

Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil

usted preguntará por qué cantamos

cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota

cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.

http://amediavoz.com/benedetti.htm

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Sentida pérdida de esta joven escritora, después de tanto padecimiento.El crucigrama de su vida lo ha dejado incompleto. Descanse en paz.
Un fuerte abrazo. Ave eregrina.

Índigo dijo...

Benedetti era sabio. Un abrazo enorme, Isabel.

Elvira dijo...

Bellísimo poema. Un beso

Anónimo dijo...

Después de haber leído la noticia en el anterior post, he querido suponer que este poema se lo dedicas a Isabel.Es precioso. Lo demás, en estos momentos no es tan importante. Besito. Ave Peregrina.

Josep Vilaplana dijo...

Hasta la lluvia de ahora mismo recita despacio y bien este poema.

Un beso.

Maria Dolors dijo...

Maravilloso poema. Un abrazo Isabel.

Isabel dijo...

Sí, me acababa de enterar de su muerte y busqué las palabras que sentía y no me salían.

Gracias por compartirlo.

Besos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

También yo estoy conmovida con la muerte de Isabel. Seguro que con el poema de Benedetti sonríe desde algún lugar: es muy hermoso.
Un abrazo.

Elena Casero dijo...

Una hermosura, de verdad.
Lamento mucho la muerte de Isabel.

Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

Maravilloso poema que toca una fibra muy sensible del corazón. Vivimos tantas derrotas que nos consuela el sabernos luchadores y dignos. Un abrazo.

Marta dijo...

Hermosa imagen para un bello poema...
Un beso

virgi dijo...

El sabio Benedetti a quien recurrimos cuando la pena nos llama.
Un fuerte abrazo

Isabel dijo...

En su blog Isabel Nuñez puso un día una frase de Dalai Lama que me gustó:

"Hay que estar alegre cueste lo que cueste y pase lo que pase porque cada día es un don".

Muchas gracias por haber compartido este poema.

Abrazos.

Aquí me quedaré... dijo...

Nos iba avisando que la cosa no iba bien. Una pena.
Si algo pudiera decir ahora, seguro que diría: Acabé mi "CRUCIGRAMA" y me mudo a otro lugar.
En fin, la desaparición es algo que trato de digerir con normalidad. Es tan difícil a veces...

Un abrazo

Anónimo dijo...

un hermoso poema que relata la simpleza y la inmensidad de la lluvia, saludos