jueves, 12 de julio de 2012

259. Minas


La desazón que sintió le trajo imágenes y sonidos lejanos: los ojos de los mineros al salir de aquella boca de lobo, el carbón que se acumulaba en la raíz de sus pestañas, y continuaba por sus rostros y ropas. "A veces, cuando salíamos de la escuela, la sirena anunciaba que una explosión de grisú había tenido lugar en algún pozo y todo cambiaba de color. Al negro del carbón y de los trabajadores se unía el negro del luto de las viudas y el llanto de alguna amiga o amigo huérfano. Y ese olor que lo impregnaba todo, el mismo que si ahora cierro los ojos, vuelve".

             Fragmento del cuento "Piedras" que escribí hace años y que está publicado en el libro del taller.

Lo escrito es cierto, quien haya nacido en un pueblo minero como yo lo sabe. Dentro de la cabria de hierro que aparece en la foto está la jaula. Tuve la oportunidad de bajar en ella y no lo dudé, quería saber a lo que se enfrentaban diariamente los ojos de los mineros.
Porque conozco el lugar, es ahí donde encerraría a todos los que con su ambición desmedida y su mal hacer han provocado y siguen provocando todo lo que estamos viviendo.

32 comentarios:

Josep Vilaplana dijo...

Hazme un favor, el día que decidas convocar a los innumerables y codiciosos buitres que nos sobre vuelan para invitarlos a dar un paseo en la jaula, llámame. El transporte corre de mi cuenta y sin cargo alguno.

Un beso a la espera.

Josep Vilaplana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Dolors dijo...

Da tristeza, rabia e empotencia cuando estos dias ves en los telediarios,la indefensión, la injusticia, el cansancio
de los pobres mineros,y trabajadores
defendiendo sus derechos, y
los que estan en el poder con
su orgullo, su insensibilidad,
imponiendo y recortando a troche y moche...es increible.

Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ese fragmento lo dice todo, Isabel, lo mismo que el párrafo explicatorio posterior.
Mientras pisan tanto, siguen ellos robando y dando alas a los corruptos. No estaría nada mal bajarlos en la jaula, nada de mal, qué caray.
Un beso.

Cabopá dijo...

Lo que estamos viviendo es increíble, se creen que con lo que hacen vamos a salir y yo creo que nos están metiendo en el más oscuro pozo que hemos vivido en los últimos años, años de retroceso, todos estamos ya casi en la bocamina...

Te dejo este enlace de mi aportación al Negro Carbón un blog que surgió en apoyo a los mineros y su lucha...
http://aymaricarmen.blogspot.com.es/2012/07/cante.html
por si lo quieres leer.

Besicos salados, amiga.

Sue dijo...

Cierto día vi un reportaje sobre unas minas en lo más profundo del Perú. Eran unas minas "ilegales", abandonadas y usadas por los pobres que vivían en los al rededores para sacar algo que vender en el mercado. No recuerdo si era carbón. Horrible.

Esta mañana, en el cadalso, unos "compañeros" (les queda grande esa palabra) hablaban de que debían bajarle las pensiones a los mineros, que se jubilaban con demasiada pensión. Muy triste lo que tiene una que escuchar de buena mañana. Muy triste.

Estoy con la lucha de los mineros, ahora en Madrid y mañana donde se tercie. Pero necesitamos a mucha más gente en la calle.

Un beso.

Anónimo dijo...

Un hurra para esos mineros que nos han demostrado siempre su valentia.Cada día que pasa son numerosos los pasos que retrocedemos en el tiempo a la vez que perdemos los derechos adquiridos, nos dirigen hacia un "cortijo" al que no queremos volver. ¿Encontraremos un cruce en el camino para no llegar? Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

El Ave Peregrina contempla desde las alturas. Besitos

Anónimo dijo...

Y cuando mi empresa desapareció y yo me quedé sin empleo por qué no me apoyastéis y salistéis a la calle por mí y por todos mis compañeros?

Son malos tiempos para todos no para unos pocos, con todo el respeto

Patricia Nasello dijo...

Toda ocupación exige disciplina y esfuerzo, pero disciplina y esfuerzo es poco decir cuando de los mineros se trata. Horror de trabajo que mengua la salud y acorta la vida.
Mi provincia, Córdoba, Argentina, no es minera, de modo que nunca conviví con este riesgo. Sin embargo, sería necesario ser extraterrestre para no comprender la lucha de vuestros pueblos.

Un fuerte abrazo solidario

Freia dijo...

Me apunto al encierro y, robándole la idea a Josep Vilaplana, yo pongo el resto de la infraestructura.

Me gusta mucho la fuerza del texto que escribiste y todavía más la explicación posterior.

Y, con tu permiso, quisiera decirle a quién perdió su trabajo por el cierre de su empresa, en primer lugar, que lo siento. Por él y porque cualquier puesto de trabajo que se pierde nos afecta a todos. Pero me gustaría decirle también que somos muchos los que llevamos saliendo desde hace muchísimos años a la calle (antes incluso de que las manifestaciones fueran legales) para exigir y denunciar y protestar y para indignarnos (mucho antes del movimiento 15M).

Lo que ocurre es que la fuerza no depende solo de nosotros y quien están enfrente tienen el poder. Nosotros, solo la palabra y nuestra unión.

Freia dijo...

Quienes, no quien.

bixen dijo...

Lo que pasa es que el Gobierno es poco inteligente. La otra opción es comprar carbón más barato en Polonia, pero no tienen en cuenta que es una fuga de divisas: Pan para hoy, Hambre para mañana.
Desde un punto de vista macroeconómico, y no sentimental, deberíamos hacer como así hacen las grandes potencias con innumerables materias primas que ahora no tengo espacio de enumerar.

Elvira dijo...

Pues se lo merecen, desde luego. A ver si se les bajan los humos y la codicia.

Muy bien escrito, Isabel.

Un beso

José Luis Ríos Gabás dijo...

Tengo conocidos en las minas de Teruel, sobre todo. No creo que sea más rentable, teniendo en cuenta todos los aspectos, cerrar las minas que mantenerlas abiertas.

Un abrazo

PD. Leí que Pony Bravo actuaba en Benisasin, si no recuerdo mal. Me alegro mucho.

Myriam dijo...

Tienes mucha razón. Ellos deberían ser encerrados y castigados.

No es justo, pero por lo visto, los políticos, La Iglesia y los Banqueros siguen a sus anchas sin ningún tipo de recorte.

NO sabes como me duele...

Besos
Pd Gracias por tus lindas palabras en la entrada sobre mi hija y nietas.

Myriam dijo...

Tienes mucha razón. Ellos deberían ser encerrados y castigados.

No es justo, pero por lo visto, los políticos, La Iglesia y los Banqueros siguen a sus anchas sin ningún tipo de recorte.

NO sabes como me duele...

Besos
Pd Gracias por tus lindas palabras en la entrada sobre mi hija y nietas.

Myriam dijo...

aclaro: sin nigún tipo de RECORTE NI SANCIÖN.

Juglar dijo...

Políticos, la banca, el clero, la familia real...Todos a sus anchas. Mientras, los mineros atravesando el país defendiendo el pan de sus hijos.
Es imposible que este país de pandereta no salte por los aires y arrastre toda esta manada de corruptos y sinvergüenzas que nos han llevado a este caos.
Magnífico texto, Isabel.
Un abrazo grande.

Lucas Fulgi dijo...

Qué fuerte ese fragmento.

iliamehoy dijo...

Negro sobre negro, como la torva mirada de los innombrables.
Hoy sin sonrisa.

Arte Pun dijo...

Cerrar los ojos y volver a sentir ese olor. Debe ser muy fuerte, muy bien arraigado.
Lamentablemente no podrás encerrarlos ahí como quieres. Surgiría un movimiento por los derechos de los presos-recortados, les tendrías que poner televisión, ordenadores, gimnasio, ventanas con vistas, salas de juegos, universidad, y... darles otra paga.
Hace poco escribí un relato sumándome al impulso para que no se cerrasen las minas de carbón del norte, no quisiera que fuese algo tan negativo como una condena en vida.
De todas formas es buena tu intención.

Abrazos

anuar bolaños dijo...

Hay muchas maneras de vivir en el infierno

NáN dijo...

En cuanto leí el principio estupendo del relato me dije que conocías los pueblos mineros. El padre de mi compañera lo fue (el pobrecín empezó a trabajar con 12 años... luego nos vienen con lo de "para qué lucháis, si no sirve para nada".., en los años 20 entraban en la mina con 12 añitos). Y el abuelo murió en una explosión de grisú cuando ella tenía 7 años.

Pero lo que más recuerda es cuando al salir se lavaban bien y se quitaban todo el carbón, menos el de las pestañas, que era como si llevaran kool: hermosos ojazos.

Las minas tendrán que cerrar, pero se había firmado un contrato hasta el 2018. Y el contrato incluía el cierre gradual y muchísimo dinero para crear infraestructuras que posibilitaran la vida. Dinero que los políticos megalomaníacos se han gastado en tonterías o, simplemente, se han embolsado mediante contratos gurtelianos.

Que les recorten a ellos lo que me sé y no digo.

menteinvisible dijo...

las palabras ya no sirven.
atacar,atacar,atacar
el poder es nuestro
utilicemosle.

COLOMBE dijo...

comparto tu rabia, enjaular a los sin verguenzas ! aqui en Francia tenemos los mismos ... besote

Marta dijo...

Vivimos tiempos de incertidumbre...
No sé dónde va el país a parar...

Isabel dijo...

Gracias por compartir mi viaje, (Josep seguro te aviso), y mi tristeza, deseos, palabras, la lucha, los hurras, el dolor, la solidaridad, la complicidad-unión-ayuda, las posibles soluciones, el aliento, las opiniones y el recordatorio (gracias José Luis), la injusticia, la indignación, la fuerza, el desánimo, la intención, las maneras, el espíritu crítico tan necesario, el ataque, la rabia y la incertidumbre.
GRACIAS A TOD@S Y BESOS.

giovanni dijo...

Una opción es encerrarles, otra opción es hacerles trabajar en una mina u obligarles a hacer un trabajo semejante. En general, la gente que toma las decisiones sobre la política económica y social a seguir no conoce y no es cercana a la vida del trabajador. Les falta mucho para aprender y para enterarse mejor y entender mejor la realidad económica y social de la mayoría de la gente, tanto en su propio país como en otros países. Su mundo es demasiado chico, aunque creen que es grande.

Besos

Isabel dijo...

Sí, giovanni, también pensé en esa otra opción, pero las minas de las que habló se cerraron en 1973, ahora el nivel freático las tiene inundadas.

No tienen, como bien dices, ni pueñetera idea, por eso cuando hablan suena tan falso, tienen que recurrir a la mentira y lo penoso es que hay gente que los cree.

Gracias por compartir este sentimiento y besos.

NáN dijo...

Son tan "sensibles" que cuando Rajoy dijo en el Congreso que el paupérrimo Paro se reduciría a la mitad a los 6 meses, Andrea Fabra gritó: "¡que se jodan!".

Isabel dijo...

Sí, NáN, y a mí se me borró sin querer tu publicación de la imagen, luego pude recuperar otra.
Perlas de estas la hay para dar y vender.