domingo, 8 de julio de 2012

258. Momentos dulces

pez de caramelo
risas en el agua
flor abierta al cielo
ermitaño que aguarda
y yo lo veo todo sin hacer nada, nada, nada...

20 comentarios:

Isota dijo...

Precioso Isabel, es súper original, las fotos están muy guapas y nos transmites felices sentires. Un abrazo, feliz domingo ;)

Marta dijo...

Y to te mando un abrazote invisible! Y te confieso que aunque vea las mismas cosas que tú tampoco hago nada, nada, nada...
"pa" matarnos.


Un beso

Eastriver dijo...

Hombre, uno no necesita reconciliarse con el verano, porque ya lo está... Pero te aseguro que si lo necesitara nada mejor que estas fotos que son como momentos efectivamente muy dulces.

(* dijo...

Cuánta falta nos hacen, y qué bien tú los cosas para ti y para nosotros, todos tus momentos dulces.
Un abrazo.

Cabopá dijo...

Bellas miradas, única e irrepetibles cuando lo cotidiano nos fija sentimientos con solo un clic y lo convierte en momentos dulces.
Besicos

Araceli Esteves dijo...

Esa es lo más árduo, la casi imposible tarea de no hacer nada.

Gemma dijo...

Secuencia de pura felicidad.
Ay, esa flor abierta al cielo...

Maria Dolors dijo...

Preciosa sucesión de momentos dulces,
es fantástico observar y no hacer
nada, nada...durante unos días.

Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Esa última fotografía, con la luminosidad de ese árbol que culmina en el cielo, es un instante plácido, una delicatessen...

Disfruta de ese far niente.

Besos, Isabel.

Josep Vilaplana dijo...

Cuando el momento viene hermoso, lo más prudente es ni siquiera parpadear (el más mínimo movimiento y zas...alguien enciende un televisor).

Besos quietos, Isabel.

Susana Camps dijo...

Yo creo que haces mucho: sabes mirar, y sabes compartir tu mirada.ç
Gracias

Homero Nicaragua dijo...

Buenas imágenes captadas desde tu lente sensible de artista. Te felicito. Un abrazo desde Nicaragua. H.

Anónimo dijo...

Preciosas fotos que transmiten la paz y la tranquilidad que tanto necesitamos en este verano de "crisis para todos". Una hermosa reflexión del día a día. Un fuerte abrazo. Ave peregrina.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Disfruta sin hacer nada, Isabel, que el verano nos pide un poco de sosiego o, más bien, es el cuerpo el que se llena de una dulce pereza.
Preciosas fotos.
Un abrazo grandote.

Freia dijo...

Pequeños tesoros como regalos...
Y el verano dándoles unidad y forma.

Precioso, costurera. Un abrazo

Patricia Nasello dijo...

Recién llego por tu casa, Isabel. Me encanta (tómese en el sentido de "me hechiza") lo que encuentro.

Un abrazo

giovanni dijo...

Sobre todo ese hacer nada, nada, nada ne fascina. Sabes, es bastante difícil no hacer nada.

Un beso

Isabel dijo...

Ya sabemos que la felicidad está hecha de momentos, últimamente yo diría que de minutos, o de secuencias porque, como también se dice aquí, si alguien pone la tele la jodimos.

Difícil no hacer nada, sobre todo no pensar, no cabrearnos.

Por eso quise hacer un paréntesis, en este enfado permanente que nos ocupa.

Gracias por vuestra complicidad en este dejar a la imaginación volar y detenerse en cosas agradables.

Abrazos y bienvenidas a quien pasáis por vez primera y más gracias por acompañarme en este cuarto de costura.

virgi dijo...

¡Qué lindura, qué paz, qué momentos serenos y sutiles nos regalas!
Un beso enorme

Manuel dijo...

Todo pasa por nosotros cuando no hacemos nada, nada, nada...