sábado, 24 de marzo de 2012

242. Excesivos ladrones

Robaron el equipo de audio y los candelabros y la comida de la heladera y los ceniceros de cristal de Murano y el televisor y hasta los equipos de aire acondicionado y robaron también la heladera misma y la mesita del televisor y el resto de los mueble y los dólares guardados en la caja fuerte empotrada en la pared del dormitorio y después robaron la caja fuerte y también la pared del dormitorio y después robaron el resto de las paredes y los cimientos que las sostenían y el techo que en ellas se sustentaba y las cañerías de bronce que las atravesaban y después robaron los árboles y flores del jardín y después el jardín mismo y el terreno sobre el cual había estado construida la casa y robaron el basamento de granito y varias capas geológicas incluyendo una durísima, de basalto puro, y las napas de agua que en ellas había y siguieron robando y robando hasta provocar la irrupción de la lava en una explosión volcánica que ocultó por completo las pruebas de sus fechorías, los terrenos circundantes, el pueblo entero y buena parte del partido del conurbano en el que se produjera el hecho delictivo y varias zonas de los partidos aledaños y, merecidamente, a ellos mismos, por chapuceros, improvisados y sobre todo exageradísimos ladrones.

Shua, Ana María
Excesivos ladrones
En frasco chico
Editorial Colihue

http://www.cuentosymas.com.ar/cuento.php?idstory=72

Hoy es jornada de reflexión en Andalucía y encuentro muy oportuno este cuento de Ana Mª Shua.

Ya nos han robado bastante, mientras que los de a pie estirábamos primero la peseta y aún más el euro, derrocharon sin escrúpulos.

Sería bueno votar a quien no se ha estrenado aún en esos manejos. A ver si empezando de cero se consigue poner la honradez en práctica.

17 comentarios:

Eastriver dijo...

Suerte! Lo veo difícil pero esperemos que la marea se corte...

Elvira dijo...

Poner la honradez en práctica, eso es lo principal, desde luego.

Besos

Francesc Cornadó dijo...

El texto es buenísimo, me pregunto si también robaron la escritura de propiedad y la inscripción en el Registro, si robaron toda la burocracia que lleva consigo el inmueble, pregunto si continuaba pagando los impuestos de propiedad que sustentan estos gobiernos que elegimos de vez en cuando.
Salud

Francesc Cornadó dijo...

El texto es buenísimo, me pregunto si también robaron la escritura de propiedad y la inscripción en el Registro, si robaron toda la burocracia que lleva consigo el inmueble, pregunto si continuaba pagando los impuestos de propiedad que sustentan estos gobiernos que elegimos de vez en cuando.
Salud

LA ZARZAMORA dijo...

Empezar de cero, sí.
Con quién?

Besos, Isabel.

Miguel Baquero dijo...

El cuento es grandioso (no entro en politica). Es toda una lección de cómo va cogiendo ritmo, de cómo llega al climax con la irrupción del volcán y luego como se va extinguiendo poco a poco. Una maravilla de relato precisamente por esto, por su música interna

NáN dijo...

Yo sí entro en política: es una descripción no exagerada del neoliberalismo.

Y ahora, como Miguel, no entro en político: tiene un ritmo frenético que lo hace creíble.

Inma dijo...

Muy buen cuento, y muy oportuno también.
Un beso.

Myriam dijo...

¡Qué triste cuento y qué verídido! Aplicable, lamentablemente a Argentina, que fue en su mejor época, el granero del mundo...

¡¡Animo y a zapatear y a gritar!!

Besos, Isabel y que la Primavera se haga sentir.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Aplicable también a muchos sitios de España, todas esas cosas que ahora nos pueden parecer increíbles y hace muy poco tiempo eran normales.

Un saludo

Sue dijo...

Nos han robado hasta el voto, para limpiarse el culo con él.
Todos.

virgi dijo...

Dime donde anda el cero, pa' irlo a buscar y que nos ayude a empezar tal como dices.
Bss, genial el cuento.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Y es que estamos de ladrones hata la coronilla. Lo más tremendo es lo que han hecho últimamente: robarnos la alegría.
Abrazos para ti, Isabel, y mi pesimismo respecto a las elecciones (no sé porqué no se refleja en las urnas nuestra indignación y descontento, no lo sé, no me lo explico).

ethan dijo...

A toro pasado (de elecciones) todo sigue igual. Ahora a guardar lo que nos queda y tirar la llave antes de que nos lo roben.

Isabel dijo...

Eastriver, difífil pero no imposible, ¿no?

Elvira, eso sí que cuesta, pero ahora es más necesario, y quizás por necesidad...
Besos

Francesc, creo que es tan bueno porque va a lo concreto, quizás esa burocracia se escapa hacia lo abstracto.
Salud

Zarzamora, contando con los que el poder, al no haberlo alcanzado todavía, no los haya corrompido.
Parece una utopía, pero ya sabemos que la utopía es el futuro de la realidad.
Más besos para ti.

Miguel, una joya el relato. Respeto que no entres en política, a mí me cuesta mucho con la que está cayendo permanecer al margen.

Isabel dijo...

NáN, sin ponerle títulos, el relato me parece una imagen muy fiel de la realidad, igual que en el relato se nos ha venido encima en cascada.

Inma, eso me pareció, me alegro de que a ti también. Otro beso para ti.

Myriam, a eso voy para cambiar el tercio, a la primavera, ya la estoy sintiendo. Más besos.

José Luis, aplicable, muy cierto.
Saludos cordiales.

Isabel dijo...

Sue, el voto, aunque sin la reforma de la ley electoral, ha puesto un punto sobre los "YO y el patio de mi recreo"

virgi, el cero es esa mayoría silenciosa que hace bien su trabajo, sin gastar más de lo que puede, sin notarse en suma; que no se parece en nada a los sinverguenzas que hacen de las suyas, y que siente que todo el trabajo, el esfuerzo y la lucha por conseguir un mundo mejor se ha ido al garete...
Pero a ti qué te voy a contar, si tú lo sabes de sobras, seguro.
Besos

Isabel, eso sí que no, que sin alegría no avanzamos y yo estoy hoy muy contenta, así que, arriba con la alegría.

ethan, según espectativas, igual no estamos y de ilusiones se vive.