viernes, 3 de diciembre de 2010

173. Ni se os ocurra marcar las horas


No pienso darle cuerda a ninguno, además, ni siquiera son míos.

30 comentarios:

Musaraña dijo...

¿para que darles cuerda? Si dicen que el tiempo es eterno......Un abismo acompasado en tu pared.

Besos

Miguel Baquero dijo...

Debe de ser una sensación angustiosa cuando todos esos relojes de péndulo se pongan a andar y se oigan sus latidos

NáN dijo...

Un amigo de mi hijo, que trabajaba y vivía en África, se cabreó una vez con uno que llegó a la cita con 2 días de retraso. Sin dejar de sonreír, el africano le dijo: "vosotros tenéis relojes, nosotros tenemos tiempo".

Veo que tomas la senda africana de la sabiduría. ¡Perfecto!

mar dijo...

Y no irán al mismo ritmo, tic, tac, tic, tic, tac, tac,

Eastriver dijo...

jeje, sorprendente foto... con lo cómodos que son los relojes actuales, que uno no tiene que andar todo el tiempo con la cuerda a cuestas...

La Zarzamora dijo...

Sí, que giren y giren sin sentido alguno.
Besos

J. G. dijo...

menudo planteamiento, no son ellos los que andan

Gemma dijo...

Qué barbaridad. Cuántos relojes, Isabel... Como para olvidarse del tiempo...
Besos

Mar dijo...

Pues sí, mejor no darles cuerda... ¡qué foto! Nome lo imagino!!!!
Buen fin de semana
Abrazo

Elvira dijo...

Es que si se les ocurre, te vuelven loca, loca!!! Besos, Isabel

Lucía dijo...

Si con sólo dejar de dar cuerda se parara el tiempo... Lo que perderían las empresas de cremitas...Jeje.

Besos

VERONICA LEONETTI dijo...

Y Cortázar dice:
"...cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire..."

enric batiste dijo...

El tiempo que se escapa de las manos
de fracciones minúsculas fugaces
de tiempo que se vive a duras penas
nos dé algún tiempo mínimo por fin
en que encontremos tiempo para ver
qué tal se vivirá a tiempo a tiempo...

Y un beso de deshoras de las horas

Reyes dijo...

Lo mejor será verlos parados, rebelándose contra el tiempo.
Uy , eso me ha recordado a los controladores.
Lo siento .
Besos

virgi dijo...

...¿y qué es el tiempo? una invención

besos

Lola dijo...

Ya podía pararse el tiempo por un tiempo y ¡virgencita, que me quede como estoy!, para poder disfrutar de la salud y de tantas cosas que ahora tenemos, que, quien sabe lo que nos deparará el destino. Vivimos a contra-reloj, y ¿para qué correr tanto? si al final, el dia y la hora ya está escrito. Así que nos dejen tranquilos y tarden en acordarse de nosotros.
Un super beso.

marce dijo...

Nos hemos colgado el tiempo sobre nosotros y ahora somos esclavos de él.

Lara dijo...

un beso tan grande sin reloj!

Anónimo dijo...

Y abundando en lo que dice Verónica, que dice Cortázar...
"...y si te lo regalan, eres tu la regalada al reloj".
Oich qué esclavitud, qué fatiguita.
Y qué relativo el tiempo que marca un reloj. Lo sé mucho mejor siempre que vengo de vivir en la Alpujarra. Nada que ver. Besos de Uva.

Ofelia dijo...

Que agobio, pordios¡!¡ En mi casa hay dos relojes, el de la cocina y el móvil.
Besos intemporales***

José Luis Ríos dijo...

He visto que todos funcionan, así que creo que lo agobiante será el sonido, no tenemos párpados en los oídos (vaya tópico...)

Saludos, Isabel

Isabel dijo...

Musaraña, eterno no para nosotros a menos que nos lo tomemos con calma.

Miguel, yo solo he escuchado en las madrugás el de mi abuela cuando era chica y todavía me acuerdo.

NáN, estupéndisima frase, deberíamos grabárnosla.

Mar, no lo sé, pero si es así no me gustaría estar cerca, me pondría nerviosa.

Eastriver, es mérito de Manolo, como siempre, intenta captar lo inesperado y la pared era sorprendente.

Zarzamora, sin sentido y sin meternos prisas.

Besos a todos.

Isabel dijo...

J.G. me alegro te sorprenda si es así, pero creo que nos obligan con su tic tac.

Gemma, precisamente es lo que quería en este puente, por eso les mandé no marcar las horas.
Besos.

Mar, ya lo decía la canción ¿no?
Ha sido muy bueno y he conseguido olvidarme del tiempo.
Gracias y otro abrazo para ti.

Elvira y que lo digas. Más besos.

Lucía, toda la razón. Besos

Vero, adorado Cortazar, ¡qué hermoso! Gracias por traerlo,y un abrazo.

enric, me encanta deshorar las horas. Otro beso.

Reyes, no lo sientas, a ver si pierden el control como algunos relojes y estoy siendo buena porque por tablas no me quedé en tierra, pero ya está bien de privilegios. Más besos.

virgi, puede, a mí me gustaría saber quien lo inventó.
Bienvenida y gracias.
Besos.

Lola, eso, como estamos. Otro superbeso tranquilo.

Isabel dijo...

marce, eso es, por eso hay que parar y disfrutar un poco.

Lara, y sin prisas, para escuchar bien todos los sonidos de fuera y de dentro. Algunos son maravillosos.
Abrazos.

Uva, menos mal que te escapas allí para parar, es otra historia, seguro.
Abracitos

Ofelia, y a veces seguro que te sobran, jeje...
Besos

José Luis, ¡lo que tú no veas...!
Sí, el oído es el más desprotegido de nuestros sentidos.
Saluditos

carmen dijo...

El tiempo no existe según los filósofos. Somos nosotrsos los que somos seres "temporales" Y fíjate, recuerdo que lo que el tiempo mide es el movimiento. Y el movimiento es el paso de la potencia al acto!

¿¿has visto qué clase??

Pues me ha salido así, sin repensarlo. Y me encanta haberlo recordado. Tiene más miga de lo que parece...
Un abrazo!

Humberto Dib dijo...

Hola, llegué a tu blog por un contacto, me pareció muy bueno. Voy a seguirte.
Aprovecho la oportunidad para invitarte al mío.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Isabel dijo...

carmen, me has dejado asombrada, cómo dominas.
Besos

Humberto, me alegro de tu visita, puedes pasar siempre que gustes, yo también lo haré.

Francesc Cornadó dijo...

El tiempo es cruel, lo engulle todo, ya lo demostró Cronos, se zampó a sus hijos.
Demos o no demos cuerda, los equinoccios se suceden y cuando nos llega el otoño, aparecen manchas pardas en la piel que simulan los mapas del alma.

Salud

Francesc Cornadó

Isabel dijo...

Francesc, ante esa cruel realidad quise pararlo, o al menos detenerlo, me iba el puente a Barcelona y quería disfrutar de la ciudad con mis amigos.

Y me cundió bastante (risas)

Ana Laura dijo...

¡Qué barullo tanto reloj! Mejor que no les den cuerda y paren solos...