lunes, 11 de enero de 2010

116. Paco Cuadrado

Encontrar al pintor en su exposición en un día distinto a la inauguración, cuando se dispone a explicar la trayectoria de sus cincuenta años de pintura a un grupo de personas, es algo que no ocurre a menudo. Lo que veo en primer lugar es a un hombre ilusionado con su trabajo.

Unida al grupo, mientras busco en mi bolso algo para anotar sus opiniones, atenta a su palabra le escucho decir: “Intento bucear hacía el interior de las cosas que tienen alma para encontrar dentro un todo que va desde un vacío hasta un baile”. Y pienso que es una frase redonda, no por estudiada, sino por sincera.

Desde un vacío hasta un baile”. ¿Se podría definir así de escuetamente su trayectoria? Hay palabras que encierran historias como la palabra “vacío” y en sus primeros cuadros se ven claramente. Son historias de vida, de una vida dura, de platos vacíos.

Una búsqueda constante y difícil por la época en que se desenvuelve: injusta, dura y austera. Y, ante ella, su protesta vestida con el marcado trazo de su pincel. Un vacío que en esa etapa es también vacío de color, “el color sobraba en la sequedad de la vida”.

Aprendió pronto el uso de los pinceles y a pintar en el lavadero de su abuela, que desde el cuadro, en la pared de la exposición, lo mira fijamente. Se podría decir que vigila a ese nieto que tenía 16 años cuando la pintó. A ese joven que desde su lavadero con una multicopista imprimía la palabra: “libertad”.

Y mientras el nieto, que conserva la esencia de ese niño que fue, habla al grupo de esa infancia, de sus influencias artísticas, yo veo a un pintor en diálogo permanente con su obra. Un hombre que 50 años después no se siente protagonista, sino como él mismo dice: “un observador, sintiendo la emoción del espectador que le da la objetividad de la distancia”, en el reencuentro con su obra que ya no es suya, con “esa materia viva de su pasado”. Y al contemplarla ahora, dice desde su humanismo que sólo quería en esa etapa “dar cuenta de esa ausencia, de esa falta de proyectos, de ganas de vivir” que era el día a día de entonces.

Esta percepción cambia cuando conoce a la que será su compañera, Mª Paz, y luego con sus hijos. Y se puede apreciar ese cambio en la figuración, en el color de los paisajes, en los temas reflejados en sus nuevos lienzos.

Aprendiendo y avanzando” como dice con humildad; no le da importancia a lo que hace, sólo pretende “vaciar de contenido la mirada y quedarse con el esqueleto, con las tripas”.

No puedo expresar 50 años de pintura en tan pocas palabras y, mucho menos, una vida unida al compromiso social. Los entendidos han dado y darán cuenta. Yo sólo pretendo contar cómo fue mi visita a una exposición que me emocionó.

A Paco y Mª Paz, con cariño y admiración.


Pueden visitar esta retrospectiva hasta el 17 de Enero en la Casa de la Provincia, Plaza del Triunfo 1 SEVILLA, o contemplar algunos de sus cuadros en su blog:

12 comentarios:

Freia dijo...

Querida Isabel. No conocía a Paco Cuadrado, pero me ha encantado no ya sólo poder disfrutar de su obra, sino conocerlo un poco por la imagen que de él has descrito. Hecha desde el afecto, imagino, pero también desde la sinceridad y la espontaneidad, como sus propias palabras.
Mañana volveré a deleitarme con su blog.
Un abrazo muy fuerte y gracias por descubrírmelo.

COLOMBE dijo...

Querida, gracias por compartir tu experiencia en esta exposicion.
Este pintor me parece muy interesante, las obras que he visto en el blog tienen mucha fuerza y al mismo tiempo una sensibilidad : los colores . Me da la impresion de ir a lo esencial... sus retratos tienen un "caracter", que pena que no puedo ver esas pinturas de verdad.
Tus comentarios tambien me hacen imaginar un hombre sencillo, a la escucha de la naturaleza y de la gente, su vision es humilde(calidad por un verdadero artista)y a la vez muy "personal"
Besos de tu amiga Colombe

Miguel Baquero dijo...

Me han parecido palabras de un verdadero artista

Malena dijo...

"Intento bucear hacía el interior de las cosas que tienen alma para encontrar dentro un todo que va desde un vacío hasta un baile"

¡UNA FRASE PARA ENMARCAR y APLICAR
A TODOS LOS CÁNONES DE LA VIDA!!

BELLO POST, ISABEL!

BESOS! (¡HAPPY NEW YEAR!, CON CORTÁZAR y ¡PERDÓN POR EL RETRASO!)

Malena

Juan Antonio Millón dijo...

Isabel, aunque he constado tu comentario en mi blog, he pensado traerlo aquí también, al tuyo. Un saludo:
Gracias, Isabel, por tus palabras. Me alegra saber que coicidimos en esa estela musical de la compositora griega. La película de su marido, Angelopoulos -no sé si la hbrás visto- es magnífica.
Me he pasado un momento por tu costurero, y entre los hilos, madejas, alfileres, dedales, botones... y enredado en ellos, una escritura y una sensibilidad bellas. Si me lo permites, me gustaría colocar tu bitácora en la lista de los que sigo.

emege-e dijo...

Leí tu post, y antes de comentar sobre la obra y su creador,ayer decidí visitar la exposición. Sólo tu descripción sobre la vida de este pintor fue más que suficiente para interesarme y conocer "in situ" sus cuadros. Me ha gustado su estilo y la evolución que ha tenído a lo largo de su trayectoria artística, sobre todo los sentimientos que reflejan los rostros de los personajes, los sugerentes paisajes y los detalles que ha sabido transmitir con sus pinceles. Denoto la exquisita sensibilidad que debe tener esta persona que, tú bien conoces, además de ser merecedor de los premios y galardones que así lo atestiguan. Sí, he descubierto al exquisito pintor y a una buena persona. Un abrazo.

emege-e dijo...

Quisiera añadir algo más a mi anterior comentario. De las muchas exposiciones a las que he asistido en diversos lugares de nuestra Patria y de más allá de nuestras fronteras, por primera vez he asistido a una exposición en la que el mismo autor, Paco Cuadrado, ha sido el guía de la visita, comentando su vida, sus inicios en la pintura, y de su evolución artística tras 50 años dedicado a este díficil arte. Persona amable, amena en sus comentarios y su sencillez y humildad al mostrar sus obras. Me ratifico: es un magnífico pintor y mejor persona. Unas horas que serán inolvidables y que quedaron patentes en un pequeño repostaje fotográfico que le hice y le haré llegar. Gracias a tu post. Besitos.

Paco Cuadrado dijo...

Mª Isabel, ha sido un comentario bellisimo el tuyo,como me ha conmovido tus palabras, que significa que te ha llegado hondo mi exposición sin que yo mismo sea conciente del alcalce de mis lectura en el recorrido de la visita en la que vosotros participasteis. Se nota también, como no, que eres una muy buena amiga de lo cual estamos muy orgullosos y que tienes una gran sensibilidad por el arte.

Isabel dijo...

Freia, gracias a ti. Me alegro haya sido de tu agrado.
Muchos besos.

Colombe, tu apreciación es importante porque sé que entiendes de arte, así que te agradezco hayas sabido apreciar el suyo.
Muchas gracias por intervenir.
Un fuerte abrazo.

Gracias, Miguel, lo es.

Malena, me alegro de haberte transmitido la sensación que experimenté.
Besos también para ti.

Juan Antonio, gracias por tus palabras y bienvenido.

Emege-e, tus opiniones me alegran porque corroboran lo que he querido expresar. Seguro que tus fotos serán un buen testimonio y recuerdo de tu visita. Espero verlas pronto.
Gracias una vez más y besos.

Paco, me alegra mucho verte por aquí, como me alegró escucharte y anotar tus palabras. Ya ves, el mérito es todo tuyo. Yo sólo he sido el mensajero y, una vez más, una admiradora de tu trabajo y el buen hacer de Mª Paz.

Muchos besos a los dos.

Anónimo dijo...

Me encanta cómo sabes hacerte eco -y transmitirlo- del arte, sea cine, música, o en este caso pintura.
¡¡Es genial leer aquí también una nota del propio pintor!! Lástima abrir tan tarde este correo, me he perdido la exposición.
Tengo el gusto de conocer algo de la obra de Paco. Su hermano Manolo y su mujer MªLuisa con personas queridas por mí.Besos.Uva.

Anónimo dijo...

Lástima habérmela perdido.
Es estupendo cómo te hacer eco del arte, sea cine, música, o en este caso pintura.
Conozco algo de la obra de Paco, aunque lamento no conocerlo a él. Sí me une afecto a su hermano Manolo y su mujer, Maria Luisa.
Felicidades. Uva

Isabel dijo...

Vaya, Uva, eres una caja de sorpresas. ¿A quién no conoces tú?

Cuando exponga de nuevo te avisaré con tiempo.

Gracias por opinar doblemente.

Muchos besos.