martes, 11 de agosto de 2009

89. ¿Cómo te gusta leer?



A mí tendida en el sofá, con los pies en alto y apoyados en el respaldo.

Este verano llevo las uñas de color rojo ciruela, regalo de una amiga.

Así, cuando leo una frase que me gusta, levanto la vista del libro y mientras mastico la frase, admiro su color y saboreo su acidez o su dulzor.

15 comentarios:

Zeberio Zato dijo...

Yo leo en todas las posturas. La peor es en el baño, cuando se te duermen las piernas...

Nunca se me habría ocurrido numerar los comentarios. Veré qué nos preparas para el 100!!!!!

emege-e dijo...

Yo prefiero recostada en el sofá, y por supuesto los pies apoyados en un cogín.Cuando estoy preparando un viaje y leo ensismismada un libro para obtener información de los lugares a visitar,entonces, suelo mirar mis pies,diagnosticados como un "caso-clínico-traumatológico",y pienso: ¡qué feítos sois, pero cuántos miles de kilómetros habéis andado y... los que aún os quedan por recorrer! Toco madera.

TortugaBoba dijo...

Adoro el color ciruela del pintauñas que llevas. Es más, tengo uno parecido y me gusta también ese color como pintalabios, lo sepas.
En cuanto a leer, me gusta la noche, por la quietud, el silencio. No puedo leer con ruido o música de fondo por ejemplo, tampoco si estoy al sol o en plena calle. La lectura para mí es un momento de recogimiento. Me gusta tumbarme o sentada con una buena lámpara alumbrando el libro.
Besitoo

Isabel dijo...

¡Humm, qué reto Zeberio!Ni me lo había planteado.
Bienvenido.

Pues eso: el sofá, un excelente invento, je, je.
Este fin de semana lo he intentado en la playa y es horrible, mucho mejor mirar las olas. Beso, Eli.

¡Qué bien, tortuga! Algo en común, lo sé.
A mí me pasa que, menos con arena, ya leo en todos sitios, incluso con partido de futbol de fondo. Con una lectura interesante no me cuesta concentrarme. Besitos.

Freia dijo...

A mí me encanta leer oyendo las olas pequeñitas rompiendo en la orilla. Pero, a falta de ello, tumbada en la cama, boca arriba, con una rodilla sobre la otra y con música de fondo.
Muchas gracias por tus palabras en mi blog. Trataré de contestaros esta tarde. El día es mucho mejor hoy gracias a vosotros.
Un beso

NáN dijo...

En sillón, en silencio. Y mejor si hay otros leyendo y rompemos el silencio para comentar los párrafos de subrayar.

(Mirarme los pies también me gusta).

Isabel dijo...

Freia, me alegro mucho de tu estado de ánimo, ya te imaginaba leyendo con música de fondo, je, je, je.

Besos

NáN, leer acompañado y comentar lo subrayado, qué bien.

Todo lo que se pueda compartir es estupendo.

Besos

Maricarmen dijo...

Yo prefiero leer frente al mar, en una tumbona, a la sombra y de música de fondo.. el sonido de las olas. Esto es lo que prefiero pero en su defecto, sentada con los pies estirado. Me gustan las uñas color ciruela y me gusta que te acuerdes de "mua".

Barbi dijo...

para mí,ahora que estoy de vacaciones, una hora mágica para leer es por la mañana bien temprano, con las ventanas abiertas respirando el aire fresco que entra por ellas.Y por supuesto comodamente sentada apoyada en mis cojines.
besos. Bárbara

Isabel dijo...

¡Qué sorpresa más linda!
Os quiero Maricarmen y Bárbara.

Anónimo dijo...

yo leo tumbado, caminando, en el wc, en el metro, en el bus...
y tb leo con música de fondo, con el viento en la cara, bajo la fresca sombra, junto al oleaje...
y leo mucho imaginando cada cosa
mansur

Gemma dijo...

Por lo general, tumbada en la cama. Si leo sentada o frente al ordenador, eso significa que son lecturas de trabajo (no siempre trabajosas, que conste).

Un beso, y gracias por tus palabras en la Nave

Isabel dijo...

Encantada de recibirte Gemma y de saber cómo lees, je,je.

Un beso fuerte.

Lola dijo...

Pues hija, yo en la primera página, ya me quedo frita...y vuelta a empezar de nuevo!... y como me cuesta concentrarme, procuro que esté todo en silencio y una postura que no sea muy cómoda, si no, otra vez frita.... ¡un desastre! (aunque le pongo mucha voluntad)
Tú sabes que lo mío es el "callejeo"...
Un super beso.

Isabel dijo...

Je, je, ya lo sé Lola, es de familia, hija.

Yo también te quiero. Besazo