martes, 22 de abril de 2008

24. Las olas


Al acercarse a la orilla, cada línea se elevaba, crecía, rompía y barría la arena con un leve velo de agua blanca.

La ola hacía una pausa, y volvía de nuevo, bostezando a la manera del que duerme cuyo aliento va y viene de forma inconsciente.

"Las olas" Virginia Woolf

1 comentario:

Colombe dijo...

me encanta este texto hace mucho tiempo que lo he leido
me parece que el idioma espanol le sienta de maravilla, suena muy poetico
me acuerdo de hace treinta y tres anos atras tu me hablaba de un poema llamado las golondrinas... y justamenta estabamos cerca de las olas !!!!!!!
volvere a leer virginia esta vez compatiendo contigo este placer inmenso que nos procura la lectura y sobre todo para mi poesia
tu amiga de Cullera !