viernes, 11 de abril de 2008

23. ¿Quieres hacer el favor de dejar de quejarte, por favor?

Hablar de enfermedades es lo más reaccionario que hay. Es en lo único que ciertas personas se sienten protagonistas y heroinas” Carmen Martín Gaite

Parafrasear a Raymond Carver con la frase del título, es lo que pienso cuando oigo a mujeres quejarse sin motivo aparente. Parece que la cultura de la queja no desaparece.

Hay algunas personas que llevan los titulares de la tristeza incrustrados en los surcos de arrugas de su frente. Son las que terminan acogiendo el victimismo como modo de comunicarse con las demás.
No quiero ofender a nadie. Si ampliamos la queja a circunstancias especiales como violencia, marginación…, hay motivos sobrados para quejarse como para poner de una vez remedio.

Esta claro que nacemos sin poder elegir por nosotras mismas cómo nos gustaría ser. Venimos en primer lugar con los genes puestos y adaptarnos al medio es una tarea larga que a veces no se consigue o no se quiere conseguir ¿por qué no?.
Sin embargo, esto último ya implica un elección y una determinación. Y de eso se trata, de que sepamos elegir qué queremos y cómo conseguirlo.

Ese tirar para delante con las dificultades tratando de solucionarlas lo hemos visto en muchas mujeres antes y ahora. Son las que no pierden tiempo y energía en la queja y en esperar que lo deseado les venga de… no sé donde.

Hay que aprender a vivir con el cambio permanente porque la realidad es cambiante. Cualquier crisis es una buena oportunidad para atreverse a cambiar.

Nuestro cerebro es enormemente creativo, sólo aflora cuando nos liberamos de ciertos prejuicios y condicionamientos y entramos en contacto con nuestra realidad más esencial.

Este es sobre todo un aprendizaje individual, pero no está de más buscar en algunos momentos referentes que nos sirvan de ejemplo. Cuando mi ánimo decae pienso en mi madre y en la madre de mi madre, dos mujeres que me enseñaron a vivir con alegría.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Leo, reflexiono y veo tu escrito como un buén consejo...a título personal. Así que voy a poner de mi parte, sin más teorizar, y me aplico eso de...la realidad es cambiante... Cambiemos pues. Gracias. Voy a agarrarme a este trabajito tuyo.

Isabel dijo...

No hay de qué y gracias por pasarte.

emege-e dijo...

Como bien me conoces, tu post me ha encantado. Has dado con el dedo en la llaga. Cuantas personas gastan sus energias haciendo victimismo de sus enfermedades, y las que no lo son; quejándose de todos y de todo cuanto le rodea. Si supieran que hay que aferrarse a la vida, aunque sea de un clavo ardiendo, mirando la vida en positivo, ni siquiera sentirían que se queman la mano. En la vida hay que practicar la renovación constante, avanzar y no estacionarse en el tiempo, por el bien de uno mismo y por el de los demás. Sobre todo ser positivo, la vida no sólo se ve desde un ángulo, hay muchas otras perspectivas, demósle una vuelta a la tuerca. Disfruta de la vida, que sólo la vives una vez, y es demasiado bella y hermosa para desperdiciarla con "quejíos". y sobre todo reir, reir y reir.

Colombe dijo...

gracias amiga mia por tus escritos, es verdad quejarse siempre es muy negativo
tambien mi abuela nacida en 1900 no se quejaba nunca y me aprendio a ser feliz
la sabiduria de los ancianos...
como dice emege reir y disfrutar
intentare leerte una vez a la semano lo que has escrito asi me vendra en seguida la sonrisa

Marissa Tamayo dijo...

Yo creo que es bueno quejarse, en algunas ocasiones. Callárselo todo y guardarlo dentro tampoco es muy sano. Creo en la queja positiva, apuntar y decir en voz alta lo que pensamos y sentimos, para lograr un cierto efecto o cambiar una situación.

Yo hablo de enfermedades en mi blog, y muchas veces cuento lo que a mí me sucede, pero no en son de queja, sino para enseñar, para sacar alguna lección, de manera positiva.

Si sienten curiosidad, pásense por mi blog para comprobarlo.
saludos,
Marissa

Máster en Nubes dijo...

Isabel: ¡estoy tan de acuerdo con esto! Me está encantando tu blog, déjame un poquito más seguir trasteando...;-)

Aurora