viernes, 4 de enero de 2008

12. Afilar el hacha antes de cortar el árbol


Eso decía una de mis escritoras preferidas C. Martín Gaite, como también: “Lo importante es querer decir algo y querer decirlo bien, para un buen narrador el acento está puesto en esta cuestión, y atendiendo a ella es cuando hace lo que debe.

En literatura lo que está bien contado es lo que vale, lo que es verdad. Las palabras que saben crear ese campo mágico de relación, entretejerse con propiedad, crean el amor mismo.

La narración es una exigencia. Si no cuentas las cosas, forman montoneras. Es como entrar en un cuarto donde todo está patas arriba y empezar a doblar historias, y meterlas en sus estantes correspondientes, luego ya se puede respirar y el ocio de tomar el sol en una butaca es armonioso”.

Estos días son días de trabajo doméstico, de celebraciones, de encuentros, pero también de lecturas y relecturas. Es de ellas de donde extraemos la esencia, donde nos identificamos, donde alimentamos el pensamiento para escribir, porque escribir es haber memorizado con los ojos la vida y la vida también está en los buenos libros.

6 comentarios:

Pixelwoman dijo...

¿Es este un extracto de sus "cuadernos de todo"? Siempre quise comprármelo y todos los años se me olvida pedirlo a los reyes... :-P

Por cierto, me encantó "La carretera" es muy original; y oscuro...

besos y ¡feliz 2008!
Diana P.

kasi_siempre dijo...

Eso es precisamente lo complicado, transmitir y hacerlo bien, con los elementos justos. Es cierto que escribir es haber memorizado con los ojos. Pero escribir también es más cosas: es descubrirte a ti mismo expresando emociones que posiblemente no expresarías de otra manera, aunque sea a través de la ficción y recurriendo a la socorrida metáfora. En ese caso es posible -y hasta probable- que no estés plasmando tu memoria sobre el papel o el teclado, simplemente porque lo que estás transmitiendo es algo nuevo y desconocido para ti. Creo que escribir es otra forma de autoexplorarse. Ahora bien, que traducir esas emociones en palabras, que éstas sean las precisas, las correctas, perfectamente alineadas una detrás de otra y, gramaticalmente hablando, ortodoxas, medidas y perfectas... huyyy... eso ya es hacer encaje de bolillos. Supongo que cuando se está en esa fase,ya puede decirse de uno que es escritor.
Felices y mágicos Reyes, Isabel, que te aporten ni más ni menos que lo que necesitas. Un besito.

Isabel dijo...

Sí pixelwoman, son opiniones de Carmen en sus "Cuadernos de todo", estas navidades también la he recordado porque me han regalado agendas y moleskines y me estoy viendo escribiendo más a mano que en ordenador. Este libro de Carmen podría ser perfectamente un blog hoy día.
Besos y espero vernos pronto para el comentario.

Kasi tienes mucha razón y explicas muy bien ese descubrirse a una misma; me gusta tu definición "escribir es otra forma de autoexplorarse". Yo en esto de la escritura me siento dando los primeros pasos, por eso admiro tanto incluso a quien define tan bien el oficio y a quien, como tú, es capaz de dominar el lenguaje con la fluidez que lo haces. Besos y más escritura.

Colombe dijo...

a proposito de expresar bien un pensamiento una reflexion hay una escritora francesa que me encanta : es Marguerite DURAS, porque va a lo esencial, es muy "escrito",mucho trabajo detras de una frase que parece sencilla . la pintura es igual, cuanto mas sencilla como un dibujo de picasso por ejemplo mas trabajo hay detras y eso es el talento para mi : una economia de palabras pero poesia, ambiente, en fin que bien seria de escribir mejor el castellano para mi
te deseo mucha felicidad este ano 2008 y buenas lecturas tu amiga

emege-e dijo...

Mi opinión es que, escribir está al alcance de cualquier persona que quiera transmitir todo aquello que alberga dentro de sí. Son momentos de "explosión" emocional, y como la lava fluyen los sentimientos y la sensibilidad individual. Inconscientemente escribimos todo aquello que, quizá, verbalmente no somos capaces de expresar. A veces, tampoco pensamos que después será leído por alguien; precisamente por eso lo hacemos en silencio para comunicarnos mejor. Pienso que escribir es como desnudarse poco a poco, cada prenda que te quitas aún siguen conservando el calor de tus sentimientos y emociones para abrigar un poco ese espacio llamado ¿timidez?

Isabel dijo...

No sé si es timidez pero si cierto pudor sobre todo al principio que es cuando hay más inseguridad.
Poco a poco se va perdiendo afectación y quizás la frescura de esos primeros escritos y se va depurando. Yo admiro mucho a esta escritora que cito como a Marguerite Duras por como utiliza al narrador-camara. Su libro El amante es un buen ejemplo y llegar a esa economía de palabras como dice Colombe es lo más dificil. Ya lo hablamos Elisa, lo que cuesta escribir sencillo, primero hay que transitar y trillar otros caminos. Besitos.