martes, 11 de diciembre de 2007

10. Una película de miedo

Después de un viaje intensivo, vuelvo con un catarro también intensivo y busco distraerlo con algo de cine. No es mi género favorito, aunque me gustó "El resplandor" de S. Kubrick, la que más miedo me ha dado. Después me encogí en la butaca con los "Aliens", mezcla de terror y ciencia-ficción.

El bosque es una fábula sobre el poder que puede tener el miedo para una sociedad. De entrada se muestra una atmósfera apacible mecida en una banda sonora atrayente que, poco a poco, se va transformando y aflorando todo ese temor, ese miedo a lo desconocido y al progreso. Pero su joven director: M. Night. Shyamalan nos muestra también la valentía de la mano de una chica...

No obstante, es para preguntarse ¿qué hay en este género para que busquemos pasar un mal rato?, ¿el miedo?

Busco y leo sobre el tema:
“el miedo nos hace sentir vivos, la adrenalina que genera tensa nuestros músculos, agita la respiración y acelera el corazón. Estos estímulos nos permiten vivir la intensidad de la sensación sin necesidad de salir corriendo ni hacer frente a un peligro y tener que luchar contra él”.

Es el miedo sin esfuerzo, ese miedo fácil, controlado, ese miedo no real que hace que salgamos de la oscuridad de la sala de proyección y podamos instalarnos de nuevo en la comodidad de nuestro sofá mientras otros miedos se van instaurando en nuestra vida cotidiana.

Como por ejemplo el miedo a volar y no hablo del miedo de ir en avión, sino el que se genera en los aeropuertos.
Vistos desde arriba parecemos verdaderos zombis, atravesando despacito las hileras laberínticas de los controles.

Cuando ya sólo te queda por enseñar las tripas, te vistes deprisa y vas hacia la puerta con alegría, deseosa de ver por fin... Londres y dedicarte al turismo. Pero es justo allí, en la puerta, donde te topas con un joven humano de grandes músculos rodeado en sus pectorales de correas y cargado con su metralleta, le miras, muestra un rostro tenso y piensas: ¿podrá poner cara de ternura cuando mire a su hijo?

3 comentarios:

Pixelwoman dijo...

A mí, de Shyamalan la que me dio más miedo fue "Señales" 8esas escenas en mitad del campo de trigo, uf). Pero coincido que "El bosque" es mejor película.

De miedo-miedo las peores son las japonesas: "The ring", "Dark water"... Hicieron versiones americanas, pero las japonesas son mucho más espeluznantes. Es curioso, como dices, que busquemos tener esa sensación...

emege-e dijo...

Ya sabes que desde hace años no voy al cine, sólo veo las que me interesa en la tele o de alquiler. Recuerdo algunas, que las que pasé un poco encogidita en el asiento, como Psicosis, El resplandor y Aliens. También he de confesar, como pixelwoman, que en el fondo me gusta sentir esa sensación de "miedo", seré algo de ¿masoquista o me gustará el morbo? Prefiero quedarme en suspense.

Pablo Ibáñez dijo...

Sin duda: el miedo, miedo, lo sufrí con "Terror en Amytiville"