miércoles, 21 de noviembre de 2007

9. ¿Por qué no hablas?


Cuando se acaba la algarabía de una noticia quedan las frases que la han hecho famosa.
Esta debería ser la frase de ésta semana para intentar comprender a la mujer que no pide ayuda estando amenazada de muerte.

-¿Por qué no hablas? Di algo mujer. Algo parecido le preguntaba la locutora de TV de uno de los programas de “entretenimiento”. La chica, a quien increpaba para aumentar la expectación, ante el hecho de un chico declarándosele de rodillas. Ella callaba, ante la insistente declaración de... ¿amor?.

La chica miraba a la locutora y levemente giraba la cabeza en un movimiento negativo casi imperceptible, entre sorprendida e impotente.

Si lo que pretendía el programa en cuestión era representar la escena clásica de D. Juan en versión moderna, le salió el tiro por la culata.

Este D. Juan de pacotilla al más puro estilo, con sus ricitos peinados al agua y queriendo mostrarse impecable; ante la negativa, controló su machismo y lo volcó más tarde matando su “deseo” para que su “ego” quedara intacto.

Esta chica rusa, quizá debería haber leído cómo se educaba a la mujer española no hace tanto, para que, a su vez, transmitiera esos valores a su prole.

Para muestra un botón de los que están circulando por internet.

“La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular –o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse. La dependencia voluntaria, la ofrenda de todos los minutos, de todos los deseos y las ilusiones, es el estado más hermoso, porque es la absorción de todos los malos gérmenes –vanidad, egoísmo, frivolidades- por el amor”.
Medina, revista de la Sección Femenina, 13 de Agosto de 1944.

O esta otra perla:

“Las mujeres nunca descubren nada; les falta, desde luego, el talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles”.
56 “Discurso de la Delegada Nacional de la Sección femenina en el Primer Consejo Nacional del SEM”, en Consigna, nº 26, 3-1943, p. 23.

3 comentarios:

kasi_siempre dijo...

Con esos mimbres tan bien arraigados que citas, ¿qué cestos vamos a hacer?
No vamos a caer en el tópico de decir que todo buen machista acaba con su pareja por peteneras, ni que la religión tiene la culpa de todo, ni que ciertos programas de la tele ponen sobre el tapete lo "mejor" de la sociedad en que vivimos. Sería injusto y una boutade. Pero si juntamos una bestia parda, con el derecho que se arroga a si mismo de ser el dueño y señor de la mujer -como la propia religión se ha encargado in illo tempore de fomentar, diciendo que la esposa debía de mostrar sumisión y respeto al marido...-, y le llevamos a un programa donde, por mucho que me digan a mi, el ochenta por ciento de la gente que aparece en él -como en el Gran Hermano y demás...- es pintoresca a más no poder, por decirlo de un modo suave, tenemos como desgraciado balance, que no será la primera ni la última vez que uno de esos protagonistas se meta tan de lleno en el papel, que el asunto termine como el rosario de la aurora.
Como siempre, haces una estupenda reflexión sobre un tema que, en el caso de hoy, hace que se ponga una un poco brava, jajaja.
Besitos, Isabel.

Pedro dijo...

Como siempre, se habla mucho y se hace poco. Yo no tengo respuestas, pero sí muchas preguntas.
¿Por qué no castigan de algún modo programas como estos que sacan a la luz pública lo más bajo de la sociedad, en vez de darles tanta publicidad con la que ganan más audiencia? quizás si lo hicieran servíría de ejemplo para otros que se andarían con más cuidado.
¿Por qué todos seguimos riéndoles las gracias al típico machito ibérico cuando hace gala de su arrogante brutalidad y de su patética ignorancia?
¿Por qué seguimos permitiendo que nuestros hijos pasen horas y horas delante de una televisión que lo único que pretende es manupularlos para convertirlos en futuros consumidores prolíficos?
...
Se me ocurren muchas más, pero no quiero aburrirte con algo que ya conoces.
Me alegro de haber dado con tu blog, es muy bueno. Lo visitaré más a menudo.
Un saludo.

Isabel dijo...

Pedro siento no haberte dado antes las gracias por tu comentario y sí este tema no se acaba.