viernes, 9 de febrero de 2018

463. Ya que estamos…


Con nieve, poemas y leyendo a Emily...


El agua se aprende por la sed;
la tierra, por los océanos atravesados;
el éxtasis, por la agonía.
La paz se revela por las batallas;
el amor, por el recuerdo de los que se fueron;
los pájaros, por la nieve.

Emily Dickinson, “El viento comenzó a mecer la hierba” en Nórdica Libros, con unas bellísimas ilustraciones.

12 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

¡Qué magnífica lectura para estos días invernales!
Abrígate y sigue disfrutando de esta magnífica poeta.
Un abrazo.

Isabel dijo...

Muchas gracias, tocaya, igualmente, ¡qué buenos son estos días para difrutar leyendo! Ayer terminé El cuento de la criada y me sorprendió cómo, a pesar de estar escrito el libro en los ochenta, se adelanta a algunos acontecimientos, y espero no siga haciéndolo porque es desasosegante. Me gustó, la verdad.
Gran abrazo.

Teresa dijo...

Buen día para leer. Besitos.

Maite Lorenzo dijo...

Qué buena lectura...
Frío, sillón, café, té o chocolate y un libro de poemas.
No se puede pedir más.
Qué disfrutes mucho, Isabel.
Besos

NáN dijo...

Una lectura maravillosa.

Isabel dijo...

Sí Teresa, con el frío la lectura en la camilla es estupenda. Besos.

Isabel dijo...

Maite, me apunto al chocolate, jajaja...
Abrazos.

Isabel dijo...

NáN, voy alternando temas, pero cada vez disfruto más de la poesía.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Disfruta de la lectura, Isabel, en estos dias de invierno. Yo estoy atrasada en las mías, cómo sabes, tuve aami familia del exterior de visita :-)

Besotes

Isabel dijo...

Gracias, Myriam, y por entrar en el post anterior. Estar con los que amas es otro de los disfrutes.
Un fuerte abrazo

Rayén dijo...

La lectura parece ser más entretenida en invierno.
Lindo blog, me quedarè por aquì leyendo más.

Mis saludos.

Isabel dijo...

Rayén, bienvenida, quedate cuanto quieras y gracias por pasar.
Un beso.