lunes, 13 de noviembre de 2017

455. Hoy lunes, teatro

Conflictos

Los conflictos entre personajes están enmarcados, y condicionados, por una serie de variables que enriquecen los matices y los perfiles de dichos conflictos.
Aunque hemos mencionado anteriormente que la trama no es una imitación de la vida sino de la acción (crear una trama es, pues, introducir un orden determinado en el material que nos suministra nuestra imaginación a partir del principio aristotélico de que la trama es el alma del drama), no deja de tener como referencia principal los comportamientos humanos. 
De ellos toma los materiales que necesita para una más compleja elaboración de los personajes y sus relaciones. 
Estas variables que intervienen en los conflictos teatrales, modificándolos y enriqueciéndolos (de modo similar a como intervienen en los conflictos de la vida real), son:
-La situación (circunstancias dadas).
-Los estados de ánimo.
-Las relaciones emocionales.
-Las relaciones sociales
-El carácter de los personajes. 


“La escritura dramática”, José Luis Alonso de Santos

8 comentarios:

Maite Lorenzo dijo...

La vida... puro teatro.
O es el teatro la vida????
Besossssssss

Noite de luna dijo...



Lunes, martes, miércoles...

Yo me pierdo entre bambalinas, jaja.

* Durante un mes fui alumna suya y me encantó.

Besos

Isabel dijo...

Maite, de la vida lo tomamos todo; como se suele decir, la realidad supera a la ficción.
Abrazos.

Isabel dijo...

Claro Noite, yo que no llego a tu nivel, en el momento que empieza otro curso todo va enfocado al teatro, lecturas etc.
Lo conocí cuando vino a representar sus Cuadros de amor y humor...
Llevaba su libro gastado de presentarlo cada curso como propuesta de obras cortas y estuvo muy amable y cercano, me lo dedicó y lo guardo con mis libros dedicados.
La escritura dramática, otro que consulto.
Gran abrazo.

Noite de luna dijo...


Ni nivel ni nada de eso. El lo que íbamos a hacer estaba su hijo; vino, vio y se quedó un mes. Al principio no le gustó lo que hacíamos y nos dio su visión de los personajes y fue cuando nos dimos cuenta de lo mal que estaban enfocados los personajes.

Sí, recuerdo ese libro, totalmente gastado de tanto uso.

Un beso

Isabel Barceló Chico dijo...

Interesantísimo, Isabel. Lo que vale para el drama teatral vale también para las novelas y para cualquier trabajo literario creativo. Besazos, querida amiga.

Isabel dijo...

Noite, profe, claro que hay niveles, en teatro no te llego ni a la suela de los zapatos.
Otra cosa es que, como somos inquietas, partiendo de lo que sepamos siempre está el no dejar de aprender.
Abrazos.

Isabel dijo...

Isabel, tocaya, qué gusto verte por aquí. Es verdad lo que dices, yo utilizo este libro también para novelar.
Un fuerte abrazo.