martes, 8 de agosto de 2017

445. El monte

Este podía ser muy bien un cuento de fantasmas.  

Si en vez de tomar las fotos por la mañana hubiera preferido las últimas horas del día.

Pero no lo es, ya me gustaría dejar volar la imaginación. Sin embargo esta realidad es tan abrumadora que no deja paso a la fantasía. 
En un principio fue un pinar precioso con vistas al río y su afluente. 
Y recién construido uno de los mejores camping que he visto. 
Ahora es la metáfora de esta España del derroche y abandono.  

9 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Las imágenes son bellas
la nostalgia viene cuando las miro
gracias por compartir tus palabras
y las fotos del olvido

Indigo Horizonte dijo...

Como decía la canción: mi querida España, esta España mía, esta España nuestra...

Myriam dijo...

¡Qué tristeza, Isabel!
Lo siento mucho.

Besos y enormes gracias de corazón
por tus cariñosos comentarios en casa
y felicitaciones por mi hija.

Voz en off dijo...

Tiene algo de belleza el abandono!

Teresa dijo...

Es una pena. Un beso.

giovanni dijo...

Qué lástima, qué triste.
Un beso

Isabel dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Hoy llena de tristeza por los atentados. Disculpad.
Besos.

Anónimo dijo...

Es bonito el lugar. Me encantan los pinares¡¡

Isabel dijo...

Uva, si los hubieras vistos antes de las entresacas, fliparías. Y ¿todo para qué? Bueno sí, muchos se han llenado los bolsillos o han escalado puestos.