domingo, 18 de septiembre de 2016

417. Impresiones

La palabra “viajar” le despejaba la nariz y los oídos, la cabeza, como un baho de eucaliptus.
Álvaro Pombo, El cielo raso.


Por el cielo cruzo los Alpes como un pájaro, a través de un tiempo distinto por reducido, que me lleva a otro lugar sólo contemplado en los cuentos. Y pensé “mi abuela no se lo creería”, ella que sólo viajó de un pueblo a otro.
Mi mirada se extraña de que el paisaje de abajo sea real. Como en un sueño de niña, ya en tierra firme, recorro los valles, un funicular me sube a las montañas, blancas en su cúspide por la piedra caliza, alguna con nieve aún en sus cumbres. Y abajo el agua del deshielo, el verde, las casas, las flores. Todo perfecto.


Luego vendrían los castillos, los palacios, esa cara y cruz religiosa e imperial de espalda al pueblo. Carrozas cargadas de dorados, una pequeña muestra de lo que guardan, que en los cuadros contrastan con los jarambeles de los pobres que miran embelesados.
Hablo de Austria, pocos mendigos en sus calles, sólo vi uno en Viena, y esas colas de inmigrantes a las puertas. Sólo flores y más flores, lagos, cascadas, castillos, palacios, pero faltos de abrazos.


Ai Weiwei translocación - transformación "Todo es arte. Todo es política", dice Ai Weiwei (nacido en 1957), uno de los artistas contemporáneos más famosos del mundo. Un millar de chalecos salvavidas de refugiados sirios, que forman 201 flores de loto, flotan en el estanque del Palacio Belvedere de Viena. Aquí, como en otros lugares, intenta remover las conciencias con esta instalación artística. 
Al fondo la calle de las Embajadas.

8 comentarios:

Indigo Horizonte dijo...

Viajar tiene magia. El viaje nos lleva hacia afuera para luego mirarnos dentro. El viaje es magia. Abrazo enorme, Isabel.

Teresa dijo...

Muy lindo. Saludos.

Myriam dijo...

Hola Isabel,
¡qué hermoso viaje has hecho!
Nunca he estado en Austria,
y como no tengo a ningún ser querido allí,
que son prioridad a la hora de elegir mis destinos, dudo
que llegue en esta vida.

¿Un sólo mendigo? Dónde los esconderán
o tendrán mejores planes sociales que en Suecia, Noruega o Finlandia?

A Ai WeiWei lo conozco más por su activismo que por
sus propuestas artísticas, muchas como en este caso, relacionadas con lo anterior.
Enmendaré esta carencia, no bien disponga de tiempo.

Besos

María Rosa dijo...

Hola, Isabel!! precioso viaje, si señor. Me alegro mucho. Feliz otoño, cielo. Besitos.

Isabel dijo...

Indigo, tú de viajar sí que sabes, se nota.
Otro gran abrazo.

Isabel dijo...

Gracias, Teresa, y besos.

Isabel dijo...

Myriam, la verdad es que no me esperaba encontrar todo lo que he visto con su parte buena y menos buena, pero organizados y defendiendo lo suyo como pocos, por ejemplo sus productos.
¡Hay tantos sitios que ver!
Comprendo que tu prioridad sea la que dices. Nosotros sólo tenemos una parte en Londres a la que espero volver.

Gran abrazo.

Isabel dijo...

María Rosa, muchas gracias y más besos.