martes, 21 de enero de 2014

329. Sé todos los cuentos


Yo no sé muchas cosas, es verdad. 

Digo tan sólo lo que he visto. 
Y he visto: 
Que la cuna del hombre la mecen con cuentos, 
que los gritos de angustia del hombre los ahogan 
con cuentos, 
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos, 
que los huesos del hombre los entierran con cuentos, 
y que el miedo del hombre... 
ha inventado todos los cuentos. 
Yo no sé muchas cosas, es verdad, 
pero me han dormido con todos los cuentos... 
y sé todos los cuentos.


¿Qué queréis?... Decidme, ¿Qué queréis?

¿Qué cuento es vuestro cuento?...
León Felipe
Imagen de León Felipe tomada de Internet

18 comentarios:

Elvira dijo...

El mío de niña era La bella durmiente. De mediana edad, La doncella sin manos. Y ahora... ¿cuál es mi cuento ahora?

Gracias por este poema. Un beso

Mar dijo...

Desconocía este poema. ¡Qué bueno! ¿Mi cuento? "La sirenita", pero la de verdad, me impresionó. "El principe y la golondrina", me dejó tristísima. ¿Cómo podían acabar así dos seres tan bondadosos? "La cerillera", también la recuerdo bien. Y "El patito feo" ... bueno, a mí me llamaban "patito" y , claro, ese cuento me encanta!
Gracias por tan bello regalo. Un buen broche para mi día. Buenas noches.

Reyes dijo...

Sin cuentos la vida no vale ná.
Una sucesión de comer y defecar sin color ni ilusión;en los cuentos siempre se espera algo,se resuelve,se enamora alguien,se salva de algo chungo,trasciende la condición inicial ...no sé...cuéntame un cuento,como decían los Celtas,y verás que contento...me voy a la cama y tengo lindos sueños.
O malos sueños.
Pero soñaré.
..
Besitos.

Myriam dijo...

¡Quizás la vida misma sea un gran cuento!

En todo caso me gusta contarte que después de haber pasado las mil y una de más joven, ahora en la edad madura me la paso bomba y disfruto de todo lo bueno que que regala, porque soy plenamente consciente de que es un regalo y nada obvio.

Besos mi querida Isabel.
(La próxima vez que ande por Andalucía sé que la vida me regalará un encuentro contigo en mi querida y fascinante Sevilla)

giovanni dijo...

Vuestro cuento me ha convincido que no podemos vivit sin cuentos. Claro, hay cuentos cortos y cuentos largos, hay cuentos significativos e insig..., cuentos bellos y cuentos no bellos, cuentos aburridos y... Podríamos vivir sin cuentos? Habrá alguien en este mundo que vive así?

Cuéntame quien es?

Un beso

Indigo Horizonte dijo...

Mi cuento saldrá el viernes en el blog... mi cuento son tantos cuentos pero, sobre todo, contar, soñar, seguir jugando y creando aunque cada vez cueste más porque nos falta lo básico: el pan.

Isabel dijo...

Elvira, seguro lo has encontrado. Por suerte hay tantos y tan buenos que parece que nos definen y se acomodan a nuestras edades y etapas.
Gracias a ti porque me has hecho pensar en los distintos cuentos que nos han contado. Besos.

Mar, ¿no lo has oído a cantautores como Pablo Ibáñez y otros?
Te pongo la dirección de su página y otra que acabo de encontrar que resume muy bien a León Felipe. Me han gustado tus cuentos. Gracias y besos
http://www.aflordetiempo.com/obra-musical/antologia/poetas/leon-felipe
http://laplacenta.clandestinodeactores.es/leon-felipe-el-alma-silenciada-de-rocinante/#comments

Isabel dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Reyes, de hecho cada día nos vamos contando a nosotras mismas muchos para poder seguir hacia delante. Los que ya no escucho son los de aquellos que se quieren seguir aprovechándose y esprimiéndonos. ¡Anda y que se vayan con sus cuentos a otra parte que ya no nos engañan! Abrazos.

Myriam, sí, la pena que para muchos no tiene ni final, ni siquiera un principio feliz.
Si vienes y coincidimos será un placer conocerte.
Besos.

Isabel dijo...

Giovanni, vivir sin cuentos es como no utilizar la imaginación, ¿quién no ha contado cuentos a sus hijos?
A Mar le pongo dos direcciones que quizás te puedan interesar sobre el autor.
El poema en sí no lleva estos dos versos del final en forma de pregunta que yo he añadido porque corresponde a un fragmento de una obra de León Felipe (1884-1968) que vamos a ensayar este curso en el taller de tetaro: El juglarón.
Otro besoo de vuelta para ti.

Indigo, estaré atenta. Si me gusta, y mucho, este poema es por la carga de protesta que lleva. Estamos cansados de que nos engañen con tantos y tantos cuentos. Yo, como vosotros, prefiero aquellos que nos despiertan en vez de ningunearnos y enterrarnos.
Muchos besos.

Anónimo dijo...

¡Hola! Bueno me pasaba por aquí para comentarte que soy nueva en estos lares...acabo de dejarlo con el amor de mi vida, y me han recomendado que escriba...y eso es lo que estoy pretendiendo trasmitir...mi día a día para superarlo. Aquí me tienes http://diariodeunadesenamorada.blogspot.com.es/ ¡GRACIAS!!!!

Aquí me quedaré... dijo...

Lo clavó.
Parece que está escrito ayer.

Me gusta la representación.

Besos

virgi dijo...

Recuerdo bien este poema...época de recitales, música, grises, panfletos...
Un abrazo, querida Isabel.

NáN dijo...

Mi favorito es ese de que si la macroeconomía va bien, nos beneficiamos todos los individuos del país.

Todas las noches laborales me lo cuenta por teléfono uno de Juan de Mairena, y las noches de festivos uno de la FAES.

Anónimo dijo...

Hola. Ya sabes que te sigo con mucho gusto, algo tarde, y siempre siempre, sin cuentos. Yo, alrededor los dieciocho cantaba casi toooodos los poemas como el que citas. Y me creía que eran míos. Fíjate, ese era otro buen cuento. Cariños de la UVA.

Isabel dijo...

Anónimo, que te vaya bien.

virgi, como todo está volviendo no viene mal recordarlo. Abrazos.

Pues sí, Aquí. Me alegro te gustara.
Besos.

Isabel dijo...

NáN, los cuentos, depende de quien vengan, ya no nos lo creemos.
Yo prefiero quedarme, por reciente y con final feliz el de la sanidad de tu pueblo. Abrazo.


Uva, si te creías que eran tuyos es señal de que interiorizabas el mensaje. Abrazos cariñosos

LA ZARZAMORA dijo...

Este poema es uno de mis preferidos...
Mi cuento fetiche, el que me leía mi padre cada noche, y que luego, con los años, me ponía para dormirme con el radiocassette era, es y sigue siendo "El Principito".
Besos, Isabel.

Isabel dijo...

El mío también, Eva, Y mi cuento preferido para regalarlo.

ABRAZOS