miércoles, 7 de septiembre de 2011

213. Asombro


¡ufff...! Por fin, se han ido y estoy casi solo.

29 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Uffff, más bichejos, jajaja.
Mira que me gustan poco, pero he de reconocer que tus fotos son fantásticas.
Un abrazo, tocaya.

ethan dijo...

Domingueros, mariscadores improvisados, sin licencia, veraneantes pesados,... hombres en general! Te comprendo, cangrejo.

La Zarzamora dijo...

Bendito reencuentro con uno mismo tras la euforia estival...

Besos, Isabel.

Susana Camps dijo...

Se me ocurren multiples contextos para la frase, jajaja...
Abrazos finiestivales.

Araceli Esteves dijo...

Ja ja ja. Ese "casi" me ha impresionado.

Elvira dijo...

¡Buenísimo, Isabel! Entiendo al cangrejo perfectamente, jaja!

Un beso

Jirafa dijo...

Hola!
Llevo poco tiempo por aquí y hace unos días me enredé a un hilo de este costurero para seguirte.
La frase da para distintas perspectivas de reflexión, pero me quedaré con el "casi" porque nunca se sabe quién puede estar al acecho.
Saludos de una jirafa

Lucía dijo...

No pensamos en que ocupamos el hábitat de otros, jeje. Se está tan a gustito en la playa...jajaja.

Besos

Marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta dijo...

Juas juas juas y que razón tiene, pobrecillo.
Soy de la misma opinión que el cangrejo!!!

Un beso

http://vivoenunmongui.blogspot.com/

Francesc Cornadó dijo...

Feliz por el reencuentro en tu blog.

Salud

Francesc Cornadó

(* dijo...

Una vez alguien me dijo que los cangrejos no iban hacia atrás, que en su retroceder, ellos avanzaban. Eso también fue el asombro.
Por fin las playas empiezan a serles devueltas.
Un beso.

Musaraña dijo...

No se quien es más bicho, si él o nosotros....

Un saludo

Miguel Baquero dijo...

Arrrggggh! Menos mal que como dicen en los comentarios es un cangrejo,yo según lo he visto creía que era una araña y ya estaba echando a correr por las escaleras abajo

emege-e dijo...

Hasta los animalitos necesitan tener su tiempo y espacio. Quizá por eso, agradecí la frase que alguién me dijo hace poco: "eres un bicho raro".Sí, según el momento y circunstancias.Besitos.

Freia dijo...

¡Jajaja! Eso es que el pobre todavía no se ha topado con la condesa armada de gafas y aletas. Más le vale esconderse.

Un abrazo fuerte, soleado y con sabor a iodo, costurera.

Anna Jorba Ricart dijo...

y ahora descansarás y podrás disfrutar de tu territorio libre.
y eso me lo digo yo tambien en otro aspecto.
Me ha gustado.

virgi dijo...

Toda la arena para ellos. Y los charcos y los riscos y los pequeños escondrijos de las orillas.
Me gustó, Isabel.
Besos

Ladelmedio dijo...

Pues así es como se debería estar siempre cerca del mar: casi solo.
Un beso

marce dijo...

Supongo que estos crustaceos y moluscos tuvieron que cambiar poco a poco sus costumbres y como consecuencia hasta un poco su morfología, no hay nada de balde en este mundo y, si de sobrevivir se trata, no les queda otra que intentar usar su epigenética para dicho trance.

bon día.

NáN dijo...

Le deseo que carezca de memoria, que el recuerdo del verano no llene sus sueños de pesadillas, que no puede prever que el próximo verano volveremos.

Gemma dijo...

Y mira que me dan grima estos bichos. Para mí los crustáceos son talmente arañas con coraza...
Un beso!

Isabel dijo...

Tengo que deciros en honor a la verdad que este cangrejo me da una envidia tremenda porque yo este año no puesto mis pies sobre la arena, de ahí la foto, para recordarla.

¿Me disculpais si no contesto personalmente?

Ando atareada y se me ha pasado el cumple de este blog, es una casi tonteria pero ya que empecé...

Mil gracias por vuestras opiniones, este blog no sería nada sin ellas.

Os quiero.

TriniReina dijo...

A veces, cuesta hasta creerse esa soledad repentina. Tan asombrosa parece.

Saludos

Isabel dijo...

TriniReina, es verdad, si se tiene en cuenta que con el calor que está haciendo las playas vuelven a estar llenas.
Gracias por tu visita.

Un abrazo

marce dijo...

Saludos Isa. Vengo a pedirte ayuda, me se caen los botones de la camisa, los intento poner y ( como tú coses tan bien), me pincho los dedos, el último lo dejé de poner. Coser tiene su arte, aunque sea un botón, el primero que puse, quedó tan rígido que luego no era capaz de abotonar.
Si uso el dedal, se me va del dedo,no me queda en él , sera cosa de tallas como las camisas y zapatos.. bla, bla, bla,

que tengas un buen día. . .

Isabel dijo...

Ja,ja, marce, es que coser un botón no es nada fácil.

Y esta claro que, incluso el oficio más sencillo, cuesta hasta que se le coje el tranquillo.

Buen fin de semana.

Anónimo dijo...

¿Pena del cangrejo, pena del cangrejo???...Oichchch, ya no tengo caridad. Yo me lo comía cocidito¡¡ UVA.

R. Mira dijo...

Muy bueno.