viernes, 1 de abril de 2011

190. Agua


¿Naufragamos?



Qué será el agua, ¿un reflejo en continuo movimiento?

Qué soy yo, ¿una nada en continuo pensamiento?

26 comentarios:

giovanni dijo...

Será que pensamos demasiado?

Un beso

Isabel dijo...

giovanni, yo creo que no hay que dejar dormir a las neuronas.
Otro beso.

Elvira dijo...

¡Venga, sí, naufraguemos!

Besos

cabopá dijo...

Ante esa pregunta y el agua, creo que eres una gota enorme,dulce, fresca, blanda,cantarina...AGUA.

¿Sabes el poema-canción de F.García Lorca,llamado la canción tonta?
Besicos.

UVA dijo...

¿Qué eres, qué eres? Pues, desde luego no un torrente, no una cascada estruendosa y tan alta que mete miedo, no. Ni un río venga fluir, venga fluir, no, no. Ni un pantano, artificial y que no se sabe qué hay por el fondo.¿Un arroyito, plateadito, poético?. Que no, que no.
Yo te veo como una fuente natural cuyas aguas se remansan alrededor. Y que han servido para que florezca y de fruto el entorno.Así, así te veo. La Uva.

Musaraña dijo...

Vida en distintas formas al fin y al cabo. Fluir es el único movimiento, ese seguir adelante pensando o sin pensar.

Un beso, buen fin de semana!

carmen dijo...

Quizás haya mucho que limpiar, por eso naufragamos

El ser se piensa, la nada es vacío. Somos mucho más de lo que pensamos...

carmen dijo...

Quizás haya mucho que limpiar, por eso naufragamos

El ser se piensa, la nada es vacío. Somos mucho más de lo que pensamos...

carmen dijo...

Quizás haya mucho que limpiar, por eso naufragamos

El ser se piensa, la nada es vacío. Somos mucho más de lo que pensamos...

carmen dijo...

Pues debe haber mucho porque se me ha publicado TRES VECES!
Un abrazo, Isabel

carmen dijo...

Pues debe haber mucho porque se me ha publicado TRES VECES!
Un abrazo, Isabel

La Zarzamora dijo...

Sí. Eso eres, eso somos. Y a veces nos cae un maremoto existencial en el cual el agua es ese eterno retorno... desde el líquido amniótico hasta esas revoltosas olas que se enroscan en nuestros tobillos desde que tenemos uso de razón y nos ahogan en el presente.
Besos, Isabel.

Lucía dijo...

Ciertas cosas se escapan a mi entendimiento, y he de conformarme con que funcionen, que el mundo siga girando.

Besos

Reyes dijo...

Me apunto al naufragio.
Total , uno más...

besitos.

Miguel Baquero dijo...

Lo único clao, a lo mejor, es esa continuidad de las cosas...

Sue dijo...

Me gusta el agua, sobre todo cuando se une al cielo. El horizonte es mágico.

Bonitas fotos.

Un saludo.

virgi dijo...

Naufragamos, sí. Pero como somos supervivientes por naturaleza, saldremos a flote.
Besitos

Isabel Romana dijo...

¡Lo segundo, seguro que sí! No es posible imaginarnos sin un pensamiento colgado de las meninges... Un abrazo.

Aquí me quedaré... dijo...

El agua es la fuente de la vida y mientras haya vida, debemos naufragar.
Vivir en línea recta y siempre con la cabeza afuera es aburrido, creo.

Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Quizá a veces naufraguemos, porque no podemos evitar vivir al arrullo continuo de los pensamientos, que, en ocasiones, se nos vuelven nocivos como flechas envenenadas. A ese tipo de pensamiento hay que declararles la guerra.
Un abrazo, tocaya.

Montserrat Sala dijo...

Hola, me ha lamado la atención tu blog, porque visitando la globosfera, me ha llamado la atención del enunciado. "El costurero"
Te dire porque. Yo escribi en una revista comarcal una página que se llama"el meu paneret de cosir" que es lo mismo pero en catalán.
¡que conincidencia! me ha gustado tu blog.

Isabel dijo...

Elvira, te agradezco el ánimo que inspiras.
Más besos.

cabopá, la sé porque mis hijos la recitaban en su época de colegio, y gracias a ti he recordado esta "canción tonta" que pongo aquí:
Mamá.
Yo quiero ser de plata.
Hijo,
tendrás mucho frío.
Mamá.
Yo quiero ser de agua.
Hijo,
tendrás mucho frío.
Mamá.
Bórdame en tu almohada.
¡Eso sí!
¡Ahora mismo!

Gracias y besos.

Uva, qué decir, que me quieres y yo a ti también, mucho.
Un fuerte abrazo.

Musaraña, vida sí, vivimos pero, a veces, sin darnos cuenta de que no nos faltan cosas elementales como el agua. Esos pensamientos me rondaban contemplándo el mar.
Buen próximo finde para ti y un beso.

carmen, no creo seamos tanto, si miras al firmamento, ¿no te ves tan pequeña como nada? Yo sí.
Otro abrazo para ti.

Zarzamora, tienes razón, pero no se lo digas a nadie, ni a las neuronas, que se fastidien. Mas besos para ti.

Lucia, y a mí también, cada vez entiendo menos. Besos.

Reyes, venga, a ver si llegamos a buen puerto.
Besos.

Isabel dijo...

Miguel, si no fuera por esa continuidad de la vida que empuja...

sue, este mundo maravilloso que habitamos, agua y cielo, tendríamos que cuidarlo más, ¿no crees?

virgi, nadar siempre, necesario. Besos.

Isabel, a veces he pensado que sería bueno tener un chip instalado en el cerebro, sobre todo por las noches. Y como un USB pasarlo al ordenador por las mañanas. No creo falte mucho para eso. Otro abrazo.

Aquí, nos perderíamos el fondo con la riqueza que tiene ¿verdad?
Más abrazos.

Isabel Martínez, declarada está, hay que sentirse bien. Otro abrazo.

Montserrat, creo que en todas las casas ha habido uno que era muchas cosas, además de costurero, de ahí tantas alusiones a la cajita.
Bienvenida y gracias.

Gemma dijo...

Vaya, cómo has desmontado de un plumazo al pobre Descartes. :-)
Una nada que piensa en todo tiene que ser alguien a la fuerza!!!
Besos

VERONICA LEONETTI dijo...

Nos la pasamos naufragando... y también soñando, con el agua.

Isabel dijo...

Gemma, perdona la tardanza en contestarte, últimamente voy despistadilla.
Todo lo que venga de ti, yo me lo creo, porque admiro tu sapiencia.
Lo mío es ignorancia, aunque leyera a Descartes, y es que hay etapas de la vida que te dejas llevar por los sentimentos, y como las gaseosas las burbujitas de éstos suben. Y eso es.
Gracias y un fuerte abrazo.

Vero, aunque tarde contesto, es un placer.
Y contemplándola, yo me puedo llevar horas, no sé si será porque de pequeña tuve ictericia y el médico del pueblo, según me contó mi madre, me mando irme al río a mirarlo.
Risas y besos.