miércoles, 9 de febrero de 2011

182. "Word" no tiene sexo

¿Y qué será escribir poesía? ¿Apagar el ruido de la muerte que entra al oído sin invitación? ¿Mezclar la propia voz con ese ruido para volverlo inútil, apaciguarlo al menos?

Esto se pregunta Juan Gelman en un artículo del que he extraído unos párrafos que me parecen imprescindibles:

El poeta no da respuestas. Hasta el fin de sus días interroga lo invisible de la realidad, que no le da respuestas.

El poema se forja en el combate contra lo que no va a decir y así construye rostros que duran la eternidad de un resplandor, o de un miedo, una miseria, alguna dicha, un recuerdo que despertó y no sabe si va a la muerte o a vivir.

La crisis de la modernidad es muy profunda y va mucho más allá de lo económico. Hace años ya que se nos quiere uniformar el alma para convertirla en tierra fértil de cualquier autoritarismo. Impera un darwinismo social brutal y prepotente. La llamada globalización impulsa un genocidio más lento que el de los hornos crematorios, pero no menos bárbaro: se llama hambre. La poesía se levanta contra el empobrecimiento espiritual que todo ello acarrea. La poesía es resistencia no más porque existe.

La poesía viaja del misterio de uno al misterio de todos y en ese encuentro gana su transparencia. Pasa sin nombre, sin número, ajena al cálculo y la sumisión, corrige la fealdad y el desamor, abriga en sus tiendas de fuego. Entra en el lenguaje como cuerpo, corazón que interroga y no puede dormir, come los libros de la noche.

15 comentarios:

Joseba M. dijo...

Tuve la suerte hace ya unos añitos, de escuchar a Juan Gelman en una hermosa entrevista en la 2 de Tve y, sobre todo, gocé el privilegio de escucharle recitar uno de sus poemas... Imprescindible, tú lo has dicho.
Te dejo uno suyo, brevísimo, que tengo entre mis favoritos...
«amarte es esto:
una palabra que está por decir/
un arbolito sin hojas
que da sombra/»


(¡Ah! No busques a E.L.Kasher, te está dando las gracias por tu visita... ;-)

Isabel dijo...

Claro, así no lo encontraba, Joseba.
Quedo mas maravillada aún.

Este poema es precioso.
Gracias a ti, siempre.

enric batiste dijo...

Poetas, poetisas nos asistan:

http://espaciosparaempezareldia.blogspot.com/2011/02/mujeres-creadoras-de-lenguajes.html

Y un beso en las palabras por decir

Ofelia dijo...

Poetas....nadadores incansables en el mar de la nada para poder seguir soñando.
Besos y words***

Reyes dijo...

Vaya , qué hermoso.
Corazón que nunca se conforma.
Besos.

virgi dijo...

¿Ves? Cosas así ennoblecen a la humanidad. Seres especiales que nos llenan de luz en un instante.
Buena iniciativa, muchos besos.

José Luis Ríos dijo...

¡Hay tanta gente interesante, Isabel!

Saludos

giovanni dijo...

La poesía es sana, igual que la música y cualquier otra forma de expresión humana que "viaja del misterio de uno al misterio de todos".

Un beso

iliamehoy dijo...

Tal vez esa sea la cuestión, seguir entre interrogantes sin esperar las respuestas, como una forma de perpetuar la curiosidad y la ilusión.
Una sonrisa

Isabel dijo...

enric, poeta, poetisa, da igual el caso es poder, o mejor saber como tú, decir tanto... Más besos.

Sí, Ofelia, ante tanto desbarajuste cuesta pero insistiremos. Besos.

Reyes, vivir siempre, o haber vivido como él, ¡tantas cosas!
Abrazos.

Virgi, cuando existen seres así que son capaces de decir las cosas tan bien y a tiempo me encanta aprender de ellos, por eso los traigo. Más besos para ti.

Totalmente de acuerdo, José Luis.
Saludos.

giovanni, qué gusto verte por aquí.
Buena frase para describir la poesía en ese misterio que nos atrapa. Besos de bienvenida.

iliame, una buena fórmula a tener en cuenta. Besos.

Elvira dijo...

Me he quedado con esta frase: "La poesía viaja del misterio de uno al misterio de todos.." Y luego veo que Giovanni también la cita. Hermoso.

Besos

Isabel dijo...

Elvira, también es mi preferida por genial.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho, la frase de ¨apagar el ruido de la muerte¨. Leeré a J. Gelman,para saborear si las palabras suavizan, amortiguan, te hacen más llevadera la existencia. !Qué fuerte me he puesto¡ Besos

Isabel Mercadé dijo...

Exacto y preciso! Tenías razón. Imprescindible este Juan Gelmán. Mil gracias, por esto, y por las consideraciones en el "mechón".
Un abrazo.

Isabel dijo...

Gracias a ti, Isabel, por las palabras regaladas.

Besos